Eduardo Medina Mora, quien inició su carrera política en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, renunció ayer como Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en medio de rumores sobre una investigación federal de sus cuentas bancarias. Fuentes de alto nivel de la Presidencia de la República aseguraron a SinEmbargo que el polémico ex funcionario podría ser indiciado por “actos masivos de corrupción”.

La renuncia de Medina Mora también deja libre el camino para que el ex Presidente Enrique Peña Nieto y su Gabinete puedan ser investigados por el presunto desvío 250 millones de pesos de recursos públicos del estado de Chihuahua, y destinados al financiamiento de campañas electorales del PRI, aseguró Jorge Espinoza, Consejero Jurídico de esa entidad.

–Con información de Guadalupe Fuentes

Ciudad de México, 4 de octubre (SinEmbargo).- Fue Secretario de Estado, Director del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), Procurador de Justicia, Embajador ante Reino Unido y luego en Estados Unidos, y finalmente ocuparía hasta 2030 el cargo de Ministro en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). Pero esto último no sucedió: Eduardo Tomás Medina Mora Icaza renunció ayer a su puesto.

Fuentes de alto nivel en Presidencia aseguraron a SinEmbargo que este funcionario, que inició carrera con Carlos Salinas de Gortari, podría ser indiciado por “actos masivos de corrupción”.

El 5 de junio pasado, el Senado de la República solicitó a la Unidad de Investigación Financiera (UIF), encabezada por Santiago Nieto Castillo, que analizara las transferencias bancarias del entonces Ministro Eduardo Medina Mora, luego de fuera señalado por supuestas transferencias millonarias en el extranjero

Además, la renuncia de Medina Mora a la SCJN abre las posibilidades para que el ex Presidente Enrique Peña Nieto y miembros de su entonces Gabinete puedan ser investigados por el presunto desvío 250 millones de pesos de recursos públicos del estado de Chihuahua al financiamiento de campañas electorales del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en 2016, una investigación que se enmarca en la llamada “Operación Safiro”.

“Desde el Gobierno de Chihuahua se alertó que Medina Mora tenía metidas las manos en la Controversia Constitucional promovida por el ex Presidente Enrique Peña Nieto para blindarse de investigaciones penales en su contra por el caso ‘Operación Safiro’ en Chihuahua”, dijo Jorge Espinoza, Consejero Jurídico de Chihuahua, en entrevista con este diario digital.

La renuncia de Medina Mora abre las posibilidades para que el ex Presidente Enrique Peña Nieto y su Gabinete puedan ser investigados. Foto: Cuartoscuro.

Desde su llegada al Gobierno de Chihuahua, el Gobernador Javier Corral Jurado emprendió una lucha en contra de la corrupción de su predecesor, el ex priista César Duarte Jáquez, hoy prófugo de la justicia.

Esa lucha derivó en la investigación “Operación Safiro”, que documentó que desde la Secretaría de Educación de Chihuahua se desvío 250 millones de pesos para campañas priistas.

Las indagatorias no sólo involucraban al Gobierno estatal, también se extendían a nivel federal (Enrique Peña Nieto y parte de su Gabinete), y a políticos priistas de renombre como Manlio Fabio Beltrones.

A finales de octubre de 2018, cuando Peña Nieto casi terminaba su sexenio, desde su cargo en la SCJN, Eduardo Medina Mora suspendió cualquier investigación o imputación penal de la Fiscalía de Chihuahua contra el entonces Presidente, una decisión que puso en alerta a la Consejería Jurídica del estado.

“Nosotros habíamos interpuesto una recusación de un impedimento contra el Ministro Medina porque consideramos que estaba protegiendo de alguna manera al ex Presidente y a todo su Gabinete con esta controversia constitucional y con la suspensión que en su momento decretó para suspender las investigaciones que se llevaban a cabo en el estado de Chihuahua”, mencionó Jorge Espinoza.

Para el Consejero Jurídico de Chihuahua la renuncia de Medina Mora “es algo histórico” y a su vez genera confianza en la SCJN actual “de que efectivamente se está combatiendo los tráficos de influencias o cualquier otra situación que protegía al anterior Gobierno, en este caso al Presidente Peña y a todo su Gabinete”.

“Nosotros siempre denunciamos que se le estaba concediendo un tipo amparo o una extension de fuero al ex Presidente y su Gabinete, y ahora con esta renuncia creemos que se podrá hacer justicia en el estado de Chihuahua”.

A finales de octubre de 2018, cuando Peña Nieto casi terminaba su sexenio, desde su cargo en la SCJN, Eduardo Medina Mora suspendió cualquier investigación o imputación penal de la Fiscalía de Chihuahua contra el entonces Presidente. Foto: Cuartoscuro.

UIF CONFIRMA INVESTIGACIÓN FEDERAL

El 5 de junio pasado, el Senado de la República solicitó a la Unidad de Investigación Financiera (UIF) que analizara las transferencias bancarias del Ministro Eduardo Medina Mora, luego de ser señalado sobre supuestas transferencias millonarias en el extranjero, y después de que las irregularidades fueran divulgadas en la columna de Salvador García Soto en el diario El Universal, titulada “Las transferencias millonarias del ministro Medina Mora”.

Así lo informó el titular de la UIF de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Santiago Nieto Castillo, a través de su cuenta de Twitter y sin mencionar a Medina Mora.

A su vez, en una investigación publicada en SinEmbargo y realizada por la periodista Linaloe R. Flores, se pudo constatar que esas negociaciones se hicieron a través de la empresa Compu Soluciones.

De acuerdo con esa investigación, entre 2006 y 2018, cuando gobernaron Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012) y Enrique Peña Nieto (2012-2018), Compusoluciones y Asociados SA de CV recibió 102 millones 107 mil 156 pesos a través de 26 contratos de millones y miles de pesos para suministrar licencias y capacitación en la operación de software como Oracle, o cursos sobre el uso de Excel o Power Point en las oficinas de Gobierno.

De estos, 25 contratos fueron conseguidos por adjudicación directa; es decir, sin que mediara concurso o competencia con otras compañías del ramos de la informática.

Lo anterior, según una revisión de la Unidad de Datos de SinEmbargo en el Portal de Obligaciones y Transparencia (POT) y los datos relevantes de los contratos en la plataforma Compranet. La misma búsqueda arrojó que la presente Administración, de Andrés Manuel López Obrador, no ha requerido de los servicios de Compusoluciones y Asociados SA de CV.

Medina Mora, nacido en 1957 en Ciudad de México, fue nombrado por el Senado como Ministro de la SCJN en marzo de 2015 a propuesta del entonces Presidente Enrique Peña Nieto. Foto: Cuartoscuro.

Se trata de la empresa de cuyos dividendos se habría beneficiado el Ministro Eduardo Medina Mora y cuya pertenencia accionaria habría sido omitida en sus declaraciones patrimoniales, según publicó Salvador García Soto en la columna antes citada.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador comentó el 6 de junio que el Gobierno de Estados Unidos compartió información con la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda sobre presuntas transferencias de dinero a cuentas del magistrado Eduardo Medina Mora, señaló este jueves el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Hay información del Gobierno de Estados Unidos, se la pasaron a la Unidad de Inteligencia Financiera, pero esto no significa que (Eduardo Medina Mora) sea culpable”, agregó el Jefe del Ejecutivo federal.

El 5 de junio pasado, el Senado de la República solicitó a la Unidad de Investigación Financiera (UIF) que analizara las transferencias bancarias del Ministro Eduardo Medina Mora, luego de ser señalado sobre supuestas transferencias millonarias en el extranjero, luego de que las irregularidades fueran divulgadas en la columna de Salvador García Soto en El Universal, titulada “Las transferencias millonarias del ministro Medina Mora”.

Así lo informó el titular de la UIF de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Santiago Nieto Castillo, a través de su cuenta de Twitter y sin mencionar a Medina Mora.

A su vez, en una investigación publicada en SinEmbargo realizada por la periodista Linaloe R. Flores, se pudo constatar que esas negociaciones se hicieron a través de la empresa Compu Soluciones. De acuerdo con ese texto, Entre 2006 y 2018, cuando gobernaron Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012) y Enrique Peña Nieto (2012-2018), Compusoluciones y Asociados SA de CV recibió 102 millones 107 mil 156 pesos a través de 26 contratos de millones y miles de pesos para suministrar licencias y capacitación en la operación de software como Oracle, o cursos sobre el uso de Excel o Power Point en las oficinas de Gobierno.

De estos, 25 contratos fueron conseguidos por adjudicación directa; es decir, sin que mediara concurso o competencia con otras compañías del ramos de la informática.

Lo anterior, según una revisión de la Unidad de Datos de SinEmbargo en el Portal de Obligaciones y Transparencia (POT) y los datos relevantes de los contratos en la plataforma Compranet. La misma búsqueda arrojó que la presente Administración, de Andrés Manuel López Obrador, no ha requerido de los servicios de Compusoluciones y Asociados SA de CV.

Se trata de la empresa de cuyos dividendos se habría beneficiado el Ministro Eduardo Medina Mora y cuya pertenencia accionaria habría sido omitida en sus declaraciones patrimoniales, según publicó Salvador García Soto en la columna antes citada.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador comentó el 6 de junio que el Gobierno de Estados Unidos compartió información con la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda sobre presuntas transferencias de dinero a cuentas del magistrado Eduardo Medina Mora, señaló este jueves el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Hay información del Gobierno de Estados Unidos, se la pasaron a la Unidad de Inteligencia Financiera, pero esto no significa que (Eduardo Medina Mora) sea culpable”, agregó el Jefe del Ejecutivo federal.

La información de Linaloe R. Flores, reveló que el negocio investigado rindió frutos bajo las administraciones de Vicente Fox, Felipe Calderón y Peña Nieto, pero fue en el Segundo mandato panista cuando más se le pagó por sus servicios, ya que obtuvo un total de 99 millones 847 mil 515 pesos.

Por ejemplo, a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) le brindó durante un mes, cinco cursos de capacitación de Oracle y cobró 446 mil 518 pesos. También, a la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) le vendió la licencia de un software de búsquedas especializadas por 328 mil 900 pesos, mientras que a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, les dio un curso de capacitación denominado “Oracle Database 11 G: SQL Tunning Workshop release 2.

Con Calderón, Compusoluciones y Asociados SA de CV también se encargó en capacitación “exprés” en Informática en la Comisión Federal de Electricidad. Por dos días, cobró 68 mil 250 pesos (de la época).

El 5 de junio pasado, el Senado de la República solicitó a la Unidad de Investigación Financiera (UIF) que analizara las transferencias bancarias del Ministro Eduardo Medina Mora. Foto: Cuartoscuro.

LA LARGA CARRERA DE MEDINA

Eduardo Medina Mora estudió la Licenciatura en Derecho en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en 1976. Su carrera profesional inició bajo la administración de Carlos Salinas de Gortari, cuando fue coordinador de Asesores del Subsecretario de Pesca. De ahí brincó en 1991, al Equipo Negociador del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), en las áreas de agricultura, normas, prácticas desleales de comercio, inversión y reglas de origen y Coordinador del Grupo Jurídico del sector privado en la tarea de asesoría a los negociadores gubernamentales.

Luego de eso, pasó al sector privado como Director adjunto de Grupo DESC SA de CV; tuvo ahí varios puestos que fueron desde Director Adjunto del Grupo hasta Subdirector Corporativo de Planeación Estratégica. Eso le permitió, en 1996 ser Consejero Nacional en el Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Felipe Calderón Hinojosa, entonces Presidente de México, y Medina Mora, titular de la PGR, en una reunión de ministros de seguridad. La imagen es del 7 de octubre de 2008. Foto: Sáshenka Gutiérrez, Cuartoscuro.

En el año 2000, con el triunfo de Vicente Fox, brinca al ámbito federal y se quedó ahí por nueve años y entró como Director General del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen). Tras su renuncia, Fox lo colocó al frente de la Secretaría de Seguridad Pública.

Cuando Felipe Calderón tomó el poder, Medina fue de 2006 a 2006, el Procurador General de la República (PGR) y luego decidió pasar a las tareas de embajador: fue ante Reino Unido del 12 de noviembre de 2009 a enero de 2013 y de inmediato fue designado Embajador Extraordinario de Estados Unidos, del 9 de enero de 2013 al 9 de marzo de 2015.

Ya en la era Peña Nieto, fue promovido por el priista como Ministro; fue designado por el Senado el 10 de marzo de 2015.

Otra investigación de Linaloe R. Flores reveló la opacidad en la que se manejó Medina Mora: de 2000 a 2015, completó 19 declaraciones patrimoniales ante la Secretaría de la Función Pública. En ninguna quiso hacer público su patrimonio o sus posibles conflictos de interés, elementos clave para la medición de la transparencia para la organización Transparencia Internacional.