El Gobernador de Chihuahua acusó que Medina Mora frenó en el sexenio pasado las investigaciones contra funcionarios federales y el ex Presidente Peña Nieto sobre los desvíos triangulados a través de empresas fantasma, lo que se conoció como Operación Safiro.

Ciudad de México, 4 de octubre (SinEmbargo).– Eduardo Medina Mora “quedó marcado como el Ministro de Enrique Peña Nieto” al obstaculizar las investigaciones sobre el desvió de recursos públicos para financiar campañas del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en 2016, dijo el Gobernador de Chihuahua, Javier Corral; además, aseguró que la renuncia del Ministro a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) “despeja el camino” para investigaciones de corrupción política.

“Desde su designación, Medina Mora quedó marcado como el Ministro de Enrique Peña Nieto, lo que se confirmó cuando el ex Presidente, antes del irse, presentó el amparo buscador disfrazado de controversia constitucional, resuelto por el ahora ex Ministro para otorgarle la protección de la justicia federal contra las investigaciones del estado de Chihuahua en el caso del desvío de 250 millones de pesos”, recordó el mandatario en un comunicado.

El Gobernador acusó que Medina Mora frenó en el sexenio pasado las investigaciones contra funcionarios federales y el Presidente Peña Nieto sobre los desvíos triangulados a través de empresas fantasma, lo que se conoció como Operación Safiro.

Corral recordó que autoridades de Chihuahua encontraron que el ex priista Alejandro Gutiérrez Gutiérrez era el operador principal del esquema de desviación, pero, antes de terminar su mandato, el Gobierno de Peña Nieto presentó un amparo que  Eduardo Medina Mora admitió aunque era “a todas luces improcedente”.

La aceptación del amparo ordenó suspender las investigaciones del caso a autoridades de Chihuahua, desde el Ejecutivo estatal, así como la Fiscalía General del Estado y del Poder Judicial del Estado.

Jorge Espinoza, Consejero Jurídico de Chihuahua recordó en entrevista con SinEmbargo cómo el ex Ministro mostró no ser imparcial. “Desde el Gobierno de Chihuahua se alertó que Medina Mora tenía metidas las manos en la Controversia Constitucional promovida por el ex Presidente Enrique Peña Nieto para blindarse de investigaciones penales en su contra por el caso ‘Operación Safiro’ en Chihuahua”, dijo

Desde su llegada al Gobierno de Chihuahua, el Gobernador Javier Corral Jurado emprendió una lucha en contra de la corrupción de su predecesor, el ex priista César Duarte Jáquez, hoy prófugo de la justicia.

Esa lucha derivó en la investigación “Operación Safiro”, que documentó que desde la Secretaría de Educación de Chihuahua se desvío 250 millones de pesos para campañas priistas.

Las indagatorias no sólo involucraban al Gobierno estatal, también se extendían a nivel federal (Enrique Peña Nieto y parte de su Gabinete), y a políticos priistas de renombre como Manlio Fabio Beltrones.

A finales de octubre de 2018, cuando Peña Nieto casi terminaba su sexenio, desde su cargo en la SCJN, Eduardo Medina Mora suspendió cualquier investigación o imputación penal de la Fiscalía de Chihuahua contra el entonces Presidente, una decisión que puso en alerta a la Consejería Jurídica del estado.

“Nosotros habíamos interpuesto una recusación de un impedimento contra el Ministro Medina porque consideramos que estaba protegiendo de alguna manera al ex Presidente y a todo su Gabinete con esta controversia constitucional y con la suspensión que en su momento decretó para suspender las investigaciones que se llevaban a cabo en el estado de Chihuahua”, mencionó Jorge Espinoza.

Para el Consejero Jurídico de Chihuahua la renuncia de Medina Mora “es algo histórico” y a su vez genera confianza en la SCJN actual “de que efectivamente se está combatiendo los tráficos de influencias o cualquier otra situación que protegía al anterior Gobierno, en este caso al Presidente Peña y a todo su Gabinete”.

“Nosotros siempre denunciamos que se le estaba concediendo un tipo amparo o una extension de fuero al ex Presidente y su Gabinete, y ahora con esta renuncia creemos que se podrá hacer justicia en el estado de Chihuahua”.

En ese sentido, el Gobernador Corral resaltó hoy que Medina Mora no era parcial “por su vínculo de amistad íntima y el reconocimiento público expreso que él hizo en más de una ocasión de su relación con Peña Nieto”.

Como ejemplo mencionó la publicación de fotos de la boda de la hija del abogado Juan Collado, promotor de la controversia constitucional de Peña Nieto, donde el ex Ministro se veía sentado a la misma mesa del ex Presidente.

La tarde de ayer, Eduardo Medina Mora presentó su renuncia, misma que fue aceptada más tarde por el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

El Presidente López Obrador dijo esta mañana que la renuncia de Eduardo Medina tiene que ver con que el Ministro “quiere atender las denuncias” presentadas ante la Fiscalía General de la República (FGR).

“Como es sabido, presentó su renuncia el Ministro Medina Mora y de acuerdo con la Constitución, esa renuncia que me envió la turnamos a través de la Secretaría de Gobernación al Senado que es la instancia que va a decidir sobre la aceptación de esta renuncia en definitiva. ¿Qué motivó esta renuncia? Yo considero que el Ministro quiere atender denuncias presentadas. No sé si una, dos o cuántas denuncias que se han interpuesto y que están en manos de la Fiscalía General de la República”, dijo en conferencia de prensa.

El Ministro Medina Mora, ex Procurador General de la República, ex titular del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) –la desaparecida agencia de espionaje mexicano– y ex Embajador, es señalado de enriquecimiento inexplicable.

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda presentó una denuncia por depósitos en el extranjero, de acuerdo con el Jefe de Estado, quien ayer aceptó la renuncia. Falta que el Senado la acepte. Luego vendrá una terna del Ejecutivo sobre la cual ese cuerpo legislativo decidirá quién entra en el relevo.

Desde Puebla, el mandatario precisó que se trata de investigaciones en su contra que continúan bajo el resguardo de la FGR, por lo que él se mostrara respetuoso del asunto y no se involucrará en los temas que competen a las instancias judiciales.

“Es un tema, es una denuncia, si existe, que tiene que atender al Fiscalía General de la República. No podemos nosotros culpar a nadie y mucho menos hacerlo por anticipado. Eso corresponde a las instancias judiciales”, señaló.