Siete de los más grandes proveedores del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador son parte de los 10 contratistas gubernamentales más importantes (por número de contratos obtenidos) de los últimos cuatro sexenios, de acuerdo con cifras oficiales.

Entre 2002 y 2018, estas compañías amasaron 97 mil 852 contratos por más de 305 mil millones de pesos. Una suma equivalente al valor de construcción estimado de la Refinería de Dos Bocas en Tabasco.

Ciudad de México, 4 de noviembre (SinEmbargo).- La competencia de las empresas para obtener contratos gubernamentales es un certamen de músculo, en que al menos 10 proveedores se han impuesto durante los últimos 18 años. Estos 10 titanes corporativos han hecho negocios con los distintos niveles del Gobierno federal, independientemente del partido en turno y por encima de cualquier otro competidor. Su músculo las colocó entre los 20 principales proveedores gubernamentales de cada año, con una racha ganadora que duró –o que ha durado– entre nueve y 18 años.

Farmacéuticos Maypo y Grupo Fármacos Especializados (GFE) han sido unos de los principales proveedores gubernamentales desde el sexenio de Vicente Fox Quesada hasta la fecha. En esos 18 años figuraron entre las empresas con mayor número de contratos adquiridos. Entre enero de 2002 y octubre de 2019, ambas compañías registraron 20 mil 878 contratos con ingresos acumulados por 229 mil millones de pesos en conjunto, de acuerdo con cifras del portal CompraNet.

En la lista de las 10 empresas que más veces figuraron entre los 20 principales proveedores gubernamentales entre 2002 y 2019 también están los Laboratorios Pisa. Esta compañía de productos médicos se mantuvo por 11 años, entre 2002 y 2012, como una de las farmacéuticas con el mayor número de contratos adquiridos. En ese periodo y hasta la fecha, acumuló 6 mil 573 contratos que le supusieron ingresos superiores a 20 mil millones de pesos.

Además de las tres compañías señaladas, Alen Del Norte, Conservas La Costeña, Fábrica de Jabón La Corona, Marcas Nestlé, Procter & Gamble México, Selecciones Médicas (subsidiaria del GFE) y Summa Company se mantuvieron entre las principales proveedoras gubernamentales durante al menos nueve años, en los que acumularon un conjunto de 70 mil 401 contratos con ingresos por más de 56 mil millones de pesos.

EPN-NESTLE

A finales de 2016, Enrique Peña Nieto inauguró la fábrica de nutrición infantil “Nantli” de la empresa Nestlé, cuya inversión fue de 245 millones de dólares. Foto: Presidencia de la República vía Cuartoscuro.

Las cifras oficiales refieren que el 87.4 por ciento de los contratos gubernamentales de estas 10 empresas fueron aprobados por adjudicación directa. Esto es, sin un concurso público de por medio en la mayoría de los casos y a lo largo de cuatro sexenios. Lo anterior implica que el 46.4 por ciento de los ingresos (141.8 mil mdp) de las empresas fueron adjudicados.

Que dichas empresas se hayan mantenido en la cúspide por tanto tiempo, implica una de varias posibilidades, aunque no necesariamente corrupción y colusión, como el Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha venido acusando desde principios de su sexenio.

De acuerdo con algunas de estas empresas, su éxito y grado de adjudicaciones directas radica en el grado de especialización de los bienes y servicios que proveen.

Para la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) significa dos cosas: que hay un bajo nivel de competencia en algunos sectores económicos –como en el caso de los medicamentos– y/o que existe un posible abuso en el uso de adjudicaciones directas, lo que aumenta el riesgo de corrupción entre autoridades y empresas.

En cambio, según María de la Luz Mijangos Borja, hoy titular de la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción del Gobierno federal, además del posible abuso de una figura de contratación pública, existen casos justificados en que las adjudicaciones evitan perjudicar la fluidez del ejercicio público.

Ya sea por grado de especialización, falta de competencia económica, abuso de adjudicaciones directas, corrupción y/o necesidad, las adjudicaciones directas han cumplido un papel importante en el número de contratos gubernamentales que le fueron otorgados a esta decena de compañías.

La información del portal CompraNet indica que la productividad de los contratos de nueve de las 10 empresas mencionadas –salvo por el caso de Procter & Gamble de México– ha ido al alza en los últimos 18 años, entre una y 17 veces. Lo anterior significa que los ingresos proporcionales por número de contratos ha sido mayor con el transcurso de los años, aunque las variaciones anuales hayan sido a veces positivas y a veces negativas, como se observa en la siguiente tabla.

LOS NEGOCIOS DEL TOP 10

De acuerdo con las cifras del Gobierno federal, uno de cada 26 contratos aprobados entre enero de 2002 y octubre de 2019 terminó en las manos de alguna de las 10 empresas mencionadas. Asimismo, la información indica que uno de cada 91 pesos contratados en ese mismo periodo terminó en los bolsillos de la decena de proveedores.

Por número de contratos gubernamentales, Summa Company es el campeón indiscutible de los 10 pesos pesados. Entre enero de 2010 y octubre de 2019 registró 16 mil 160 contratos en el portal CompraNet.

Le siguieron Nestlé (11 mil 698 entre 2002 y 2019), Procter & Gamble (11 mil 287 entre 2002 y 2019), GFE (11 mil 221 entre 2002 y 2019), Fábrica de Jabón La Corona (10 mil 492 entre 2009 y 2019), Farmacéuticos Maypo (9 mil 657 entre 2002 y 2019), Alen del Norte (8 mil 677 entre 2011 y 2019), Conservas La Costeña (6 mil 979 entre 2010 y 2019), Laboratorios Pisa (6 mil 573 entre 2002 y 2019) y Selecciones Médicas (5 mil 108 entre 2002 y 2019).

medicinas

Las cifras de CompraNet indican que la mayor parte del dinero entregado (90 por ciento) a 10 empresas en lo que va de 2019, fue destinado a la compra de bienes médicos y de laboratorio. Foto: Moisés Pablo, Cuartoscuro.

Pero de entre las 10 empresas mencionadas, la que mayores ingresos registró fue GFE, con un aproximado de 160 mil millones de pesos en los últimos 18 años.

Por nivel de ingresos le siguieron Farmacéuticos Maypo (69.4 mil mdp), Selecciones Médicas (36.7 mil mdp), Laboratorios Pisa (20.1 mil mdp), Marcas Nestlé (13.2 mil mdp), Fábrica de Jabón La Corona (2 mil mdp), Conservas La Costeña (1.5 mil mdp), Summa Company (1.4 mil mdp), Procter & Gamble (806 mdp) y Alen del Norte (782 mdp).

Por grado de adjudicación directa, Fábrica de Jabón La Corona y Conservas La Costeña fueron las proveedoras más beneficiadas, ya que la totalidad de sus contratos no implicaron concurso público de por medio. Le siguieron Summa Company, Procter & Gamble de México, Marcas Nestlé y Alen del Norte con un promedio de 99% de adjudicación de contratos.

Las cuatro compañías restantes tuvieron entre 46 y 70 por ciento de adjudicaciones. La que menores niveles presentó fue Selecciones Médicas (46 por ciento), seguido de Laboratorios Pisa (55 por ciento), Farmacéuticos Mayo y GFE (con 70 puntos porcentuales cada una).

LOS TITANES CON AMLO

Las cifras de CompraNet refieren que siete de las 10 empresas que más veces figuraron entre los 20 principales proveedores gubernamentales entre 2002 y 2019 –salvo Conservas La Costeña, Laboratorios Pisa y Selecciones Médicas– estuvieron entre los principales proveedores del Gobierno de AMLO en lo que va de este año.

Pese a que la presente administración ha reiterado que “cuidará mucho lo de las entregas de contratos” por adjudicación directa para evitar pérdida de recursos y corrupción, el 95 por ciento de los contratos otorgados a sus 10 principales proveedoras (en lo que va de 2019) fueron por adjudicación directa.

Summa Company fue la proveedora con más contratos registrados ante CompraNet, entre enero y octubre de 2019. En total obtuvo 2 mil 198 contratos, todos por adjudicación directa, que le supusieron ingresos por casi 206.9 millones de pesos.

De acuerdo con el sitio oficial de la compañía, se trata de una empresa especializada en la comercialización directa de productos industriales que “ha desarrollado una estructura organizacional especializada a servir los canales institucionales del gobierno”. Entre los productos que distribuye están perecederos y artículos de uso corriente y de cuidado personal de marcas como Encendedores Gil, Leche Liconsa, Salsas del Primo, Gel Xtreme, San Marcos y otras.

Entre las empresas con más contratos gubernamentales también estuvieron GFE (1 mil 036), Farmacéuticos Maypo (992), Fábrica de Jabón La Corona (928), Alen del Norte (829), Marcas Nestlé (807) y Procter & Gamble México (769).

De entre los 10 máximos proveedores del Gobierno federal en 2019, GFE fue la que registró mayores ingresos. En ocho meses de administración de López Obrador, el Gobierno federal le autorizó más de 10 mil millones de pesos en compras de medicamentos.

En segundo lugar estuvieron los Farmacéuticos Maypo (4.5 mil mdp), seguido de la Fábrica de Jabón La Corona (231.3 mdp), Summa Company (206.9 mdp), Marcas Nestlé (178.2 mdp), Alen del Norte (113.9 mdp) y Procter & Gamble México (60.3 mdp).

La información de CompraNet indica que además de Summa Company, Alen del Norte, Fábrica de Jabón La Corona y Procter & Gamble México obtuvieron la totalidad de sus contratos por adjudicación directa. Las tres empresas restantes, aunque obtuvieron contratos por licitación pública e invitación a cuando menos tres personas, en su mayoría obtuvieron contratos sin concursar.

Marcas Nestlé obtuvo el 97.4 por ciento de sus contratos sin concurso alguno. Le siguieron Farmacéuticos Maypo y GFE con 87.7 y 85.9 por ciento de contratos adjudicados de manera directa, respectivamente.