Los normalistas pertenecientes a la Rural Mactumactzá realizaron destrozos en al menos ocho unidades que se encontraban en mantenimiento dentro del taller antes mencionados. No obstante, choferes y personal que labora en el lugar, trataron de detener a los encapuchados sin éxito alguno, pues fueron agredidos con piedras y palos, por lo que algunos choferes resultaron lesionados.

Ciudad de México, 4 de noviembre (SinEmbargo).- Jóvenes estudiantes de la Escuela Normal Rural Mactumactzá ingresaron al taller de autobuses Omnibus Cristobal Colón (OCC) en Chiapas y secuestraron al menos cuatro autobuses; en tanto, normalistas pertenecientes a Tiripetio, Michoacán, mantienen retenidos a vehículos particulares y camiones a la altura del kilómetro 25 de la carretera Pátzcuaro-Michoacán.

Acorde a los primeros reportes, los normalistas pertenecientes a la Rural Mactumactzá realizaron destrozos en al menos ocho unidades que se encontraban en mantenimiento dentro del taller antes mencionados.

No obstante, choferes y personal que labora en el lugar, trataron de detener a los normalistas encapuchados sin éxito alguno, pues fueron agredidas con piedras y palos, por lo que algunos choferes resultaron lesionados.

Ante la situación, el personal de la terminal determinó que los autobuses fuesen tomados por los normalistas.

Los estudiantes de la Normal Rural de Mactumactzá anunciaron una movilización contra el Gobierno de Rutilio Escandón, pues argumentan que han sido agredidos por parte de la Policía durante los operativos desplegados para su desalojo.

Los inconformes exigen la reapertura de su internado, respeto a la infraestructura y a los espacios, asnillos como mesas de diálogo con el fin de resolver sus demandas.

En tanto a la situación reportada por los normalistas de Tiripetio, pasajeros de los autobuses denunciaron que fueron obligados por los inconformes a bajar del camión para que pudiera ser tomado junto a su chofer.

Por lo que choferes repartidores de distintas empresas de refrescos, botanas, pan y demás, han recibido órdenes de evitar la zona afectada por la presencia de los inconformes.

Hasta el momento, las autoridades no han intervenido al respecto.