El jurado seleccionó como finalista seis novelas de las 680 presentadas a la trigésima séptima edición del Premio Herralde de Novela, convocado por Editorial Anagrama y dotado con 18 mil euros.

Enríquez es periodista, profesora y subeditora del suplemento Radar del diario Página/12, y en su trayectoria ha escrito novelas, relatos de viajes, perfiles como La hermana menor, acerca de la escritora Silvina Ocampo.

Barcelona, España, 4 de noviembre (SinEmbargo).- La escritora argentina Mariana Enríquez, ganadora hoy del prestigioso Premio Herralde con su novela Nuestra parte de noche, ha consolidado una mirada propia con el género fantástico y el terror.

El jurado, compuesto por Lluís Morral (librería Laie, Barcelona), Gonzalo Pontón Gijón, Marta Sanz, Juan Pablo Villalobos y la editora Silvia Sesé, seleccionó las siguientes seis novelas de las 680 presentadas a la trigésima séptima convocatoria del Premio Herralde de Novela, convocado por Editorial Anagrama y dotado con 18 mil euros:

Aguaviva, de Norah B. (seudónimo), España

Sin paz, de Rafael Calzada (seudónimo), Argentina

Mi estrella oscura, de Paula Ledesma (seudónimo), Argentina

Blackouts, de Eva María Medina, España

El canon europeo, de Carl Joseph Trotta (seudónimo), España

Fuera de mí, de Nadia Visokolskis, Argentina

Resultó ganadora Nuestra parte de noche, de Mariana Enriquez (presentada bajo el seudónimo Paula Ledesma y el título Mi estrella oscura). El jurado opinó lo siguiente:

«Nuestra parte de noche desborda las convenciones del género al que se adscribe –cultivado de forma admirable, pletórica de imaginación– para elevarse a la categoría de novela total, abierta a grandes asuntos: la inmensidad de la relación entre un padre y un hijo, los lazos terribles del amor y de la amistad, la enfermedad como condición de vida, las máscaras del ritual, la verdad atroz de los dioses, la cara oculta de la historia y de la política. Un libro a la vez oscuro y deslumbrante» (Gonzalo Pontón Gijón).

«Esta novela es una saga y un paseo por esos paisajes interiores que, en algunas madrugadas afortunadas, recorremos en nuestras mejores pesadillas. Continuadora de una tradición que podríamos denominar como “La Gran Novela Latinoamericana”, pertenece a una estirpe de obras tan disímiles, pero igualmente ambiciosas y desmesuradas, como Rayuela, Paradiso, Cien años de soledad o 2666»(Juan Pablo Villalobos).

Enríquez (Buenos Aires, 1973) es periodista, profesora y subeditora del suplemento Radar del diario Página/12, y en su trayectoria ha escrito novelas, relatos de viajes, perfiles como La hermana menor, acerca de la escritora Silvina Ocampo.

Sus cuentos, que se enmarcan en el género del terror, han sido publicados en revistas internacionales como Granta, Electric Literature o The New Yorker.

Su debut literario se produjo cuando tenía 19 años con la novela Bajar es lo peor, en la que abordaba cuestiones de interés para la juventud como el alcohol, el rock y las drogas, un libro que por azar publicó Planeta y se convirtió en un superventas y con el tiempo en “libro de culto”.

Editó su segunda novela en 2004, Cómo desaparecer completamente, a la que siguió un año después su primer cuento, El aljibe, dentro de una antología, que posteriormente volvió a aparecer en un volumen de relatos de terror, Los peligros de fumar en la cama.

En los últimos años ha alternado la escritura de novelas como Este es el mar (2017) con cuentos como el volumen Las cosas que perdimos en el fuego (2016) o libros de no ficción como Alguien camina sobre tu tumba: Mis viajes a cementerios (2013).