De enero a noviembre, la venta total es de un millón 275 mil 495 vehículos ligeros, una caída del 6.7 por ciento con respecto al mismo periodo de 2017. El alza en las tasas de interés que el país ha experimentado podría estar detrás del descenso en la venta de autos, ya que el financiamiento de las unidades se basa en los parámetros dictaminados por Banco de México.

Ciudad de México, 4 de diciembre (SinEmbargo).– La venta de automóviles en noviembre descendió un 5.4 por ciento anual, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) y la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

En el onceavo mes del año se comerciaron 133 mil 791 unidades, por los 141 mil 434 que se vendieron en el mismo mes pero de 2017.

Comparado con octubre, la venta de automóviles aumentó en 16 mil 466, al pasar de 117 mil 325 a 133 mil 791 unidades.

De enero a noviembre, la venta total es de un millón 275 mil 495 vehículos ligeros, una caída del 6.7 por ciento con respecto al mismo periodo de 2017.

Por marca, la mayor venta se concentra en los automóviles Nissan, con 22.1 por ciento; seguido de General Motors con 16.2; Volkswagen con 14; Toyota, con 7.5; Kia, con 6.7; FCA con 6.3; Honda, con 5.9, y Ford con 4.9 por ciento.

El alza en las tasas de interés que el país ha experimentado podría estar detrás del descenso en la venta de autos, ya que el financiamiento de las unidades se basa en los parámetros dictaminados por el Banco de México (Banxico).

En su pasada Junta de Gobierno, Banxico decidió incrementar la tasa de referencia, lo que provocará un incremento en los costos de créditos hipotecarios, automotrices, y en los intereses que cobran en las tarjetas de crédito.

Banxico elevó 25 puntos base su tasa de interés para ubicarla en 8.0 por ciento, lo que representa su nivel más alto desde agosto de 2008.

El incremento de 0.25 puntos se debió, apuntaron los integrantes del Banxico, a la debilidad del peso frente al dólar y la marcada incertidumbre por la situación económica en México y el mundo.