La agencia Associated Press verificó noticias falsas que se compartieron esta semana en redes sociales, una de ellas señalaba que Hugo López-Gatell insistió en dejar de usar cubrebocas por órdenes del Presidente López Obrador.

Por Abril Mulato, Rafael Cabrera, Marcos Martínez Chacón y Beatrice Dupuy

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — The Associated Press elaboró un resumen de las historias e imágenes más populares, pero completamente falsas de la semana. Ninguna de éstas es legítima, a pesar de que se compartieron ampliamente en las redes sociales. La agencia las verificó. Aquí están los hechos:

EL FUERO PRESIDENCIAL NO DESAPARECIÓ EN MÉXICO

LA AFIRMACIÓN: El 26 de noviembre el Senado de México aprobó el retiro del fuero al Presidente.

LOS HECHOS: Expertos en derecho constitucional dijeron a The Associated Press que la reforma en materia de fuero constitucional únicamente consiste en ampliar los delitos por los que el Presidente puede ser juzgado.

El pasado 26 de noviembre el Senado mexicano aprobó una reforma de la constitución que permitirá juzgar a los presidentes mientras ocupan el cargo. La medida implica modificar la redacción de los artículos 108 y 111.

Según informó el Senado en un comunicado, en el primero se incorporará el concepto de que el Presidente podrá ser imputado o juzgado por traición a la patria, hechos de corrupción, delitos electorales y todos aquellos ilícitos por los que podría ser enjuiciada cualquier persona mientras ocupe su cargo. En el segundo se establecerá que cualquier acusación contra el Jefe del Ejecutivo deberá pasar por el Senado.

A raíz de esto, en las redes sociales se han compartido publicaciones que aseguran que el fuero presidencial en México desapareció.

Pero esta afirmación es imprecisa, pues aunque la reforma sí amplió los delitos por los que puede ser juzgado el Presidente de la república durante su mandato, mantiene el fuero y para retirarlo se tiene que seguir el mismo procedimiento, es decir, acudir al Congreso para que se analice si hay elementos para quitarle la inmunidad política y luego poder ser procesado.

Juan Carlos González Cancino, abogado constitucional y profesor en la Escuela Libre de Derecho en México, explicó a la AP en entrevista telefónica que el efecto de la reforma es únicamente ampliar el catálogo de delitos respecto de los cuales se puede condenar al presidente durante su mandato sin necesidad de esperar a que éste finalice.

Con 89 votos a favor y 23 en contra, el pleno del Senado aprobó la eliminación del fuero presidencial el 26 de noviembre, que permite juzgar al Presidente de la República. Foto: Graciela López, Cuartoscuro.

“Actualmente sólo se le puede acusar por traición a la patria y delitos graves del orden común durante su sexenio. El resto de los delitos que cometa se persiguen una vez finalizada su administración”, señaló González. “Con la reforma se adicionan delitos (hechos de corrupción y delitos susceptibles de ser cometidos por cualquier ciudadano), pero al igual que ahora, quien juzga al presidente por los delitos es la Cámara de Senadores, eso queda igual. Eso y nada es lo mismo”.

El abogado constitucional y político Sergio Salgado Román dijo a la AP que el privilegio del Presidente sigue vigente y aún con la reforma el mandatario continúa teniendo un procedimiento especial.

“Si a cualquiera de nosotros se nos acusa de corrupción o traición a la patria, la denuncia se hace en el Ministerio Público, éste inicia la investigación y se pone la carpeta a consideración de un un juez penal y se puede aplicar la prisión preventiva inmediata”, comentó Salgado. “En el caso del Presidente se mantiene el procedimiento especial de que sea la Fiscalía General de la República quien tenga la carpeta y quien solicite a la Cámara de Diputados que actúe como fiscal de imputación y a la Cámara de Senadores como jurado de sentencia. Es el único caso en el que el Senado actúa como jurado”.

Salgado agregó que la reforma no es clara en cuanto a lo que sucederá si el Senado llega a acreditarle una responsabilidad al Presidente y lo llega a condenar. “Todavía no queda claro si la condena la va a cumplir después de que termine el encargo presidencial o tiene que ser destituido. Eso no está contemplado en el proyecto”, señaló el abogado.

Elisa Vera Madrigal, académica de la Escuela Libre de Derecho y especialista en anticorrupción y género, dijo a la AP que la reforma es más un tema de discurso político. “Viene muy bien decir que se eliminó el fuero pero el proceso es el mismo. Algunos dirán que (la ampliación de delitos) nos da más certeza jurídica, pero desde mi punto de vista no incluye nada que antes no tuviéramos claro por lo menos como abogados”, aseguró Vera.

Para Salgado, aunque sí hubo un pequeño avance al agregar los nuevos delitos a la constitución, el Congreso perdió la oportunidad histórica de avanzar más en la quita de fueros a los servidores públicos.

“Simplemente se quedó parafraseando lo que ya estaba”, dijo el abogado. “Lo ideal hubiera sido hacer una reforma para tener un control más directo sobre el Presidente de la República. La discusión debió haber girado sobre cómo controlar al Presidente para que no sea realmente impune”.

González, por su parte, afirmó que es difícil saber si la reforma es un avance o no, pues el Senado no es perito en derecho y el derecho penal requiere de mucha precisión. “El hecho de que juzgue el Senado sugiere más el uso de criterios políticos que jurídicos para aplicar la ley penal. Si juzga un tribunal penal, se esperaría un mejor desempeño en su técnica jurídica y una decisión más ajustada a derecho que a una tribuna política. En mi opinión, si queremos justicia, que juzguen personas que saben de derecho”.

Desde su campaña en 2018, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, prometió acabar con el fuero presidencial para que cualquier mandatario pudiera ser juzgado como el resto de la población.

El dictamen fue presentado en primera instancia a la Cámara de Diputados, donde fue aprobado en octubre de 2019 y turnado a la Cámara de Senadores. Con 89 votos a favor y 23 en contra, el Senado aprobó el dictamen de reforma constitucional.

Ahora pasará a los congresos estatales para el proceso legislativo correspondiente.

FALSOS SOBRE EL USO DE CUBREBOCAS EN MÉXICO

LA AFIRMACIÓN: Una imagen compartida en las redes sociales muestra tres titulares de los medios mexicanos El Universal, Televisa y Reforma que tergiversan las declaraciones sobre el uso de cubrebocas que ha hecho Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud encargado de la atención de la pandemia de COVID-19.

LOS HECHOS: Ninguno de los tres titulares fue publicado por los tres medios mexicanos.

Una búsqueda en los archivos de los sitios de internet de El Universal, Televisa y Reforma, así como en sus cuentas de Twitter, arrojó que ninguno de los tres medios mexicanos usó los titulares atribuidos en la publicación.

Todos los días, a las 19:00 hora local, Hugo López-Gatell ofrece una conferencia que se transmite por las redes sociales del gobierno mexicano para informar sobre las cifras y acciones en torno a la pandemia de COVID-19.

Ante esto, la imagen difundida en las redes sociales comienza con una frase dicha por el subsecretario de Salud encargado de la atención a la pandemia de COVID-19: “Gatell en la conferencia: ’El cubrebocas sirve para no contagiar pero no da inmunidad al portador”.

Doctores ofrecen información del avance de la salud de pacientes con COVID-19 a familiares afuera de las instalaciones del Hospital General Tláhuac, en CdMx. Foto: Graciela López, Cuartoscuro.

En la segunda parte de la imagen, se lee un titular atribuido al diario El Universal sobre las declaraciones de López-Gatell: “El cubrebocas no da inmunidad”. Pero ese titular no aparece ni en el archivo ni en la cuenta de Twitter del periódico mexicano.

En tercer lugar, se muestra una falsa cabeza atribuida a Noticieros Televisa: “¡Increíble! Gatell dice que el cubrebocas no sirve para nada”. Como en el caso anterior, ninguna nota tiene ese encabezado.

Por último, el falso encabezado atribuido a Reforma dice: “Gatell dice que no hay que usar cubrebocas por órdenes de AMLO”. AMLO son las siglas de Andrés Manuel López Obrador, el Presidente mexicano.

Sin embargo, en una búsqueda en el archivo del portal de Reforma y en su cuenta de Twitter, no se encontró ninguna nota con ese encabezado.

Además, el estilo en que está escrito el titular falso no corresponde con el de Reforma, pues el Manual de Estilo del diario establece que todos sus encabezados deben empezar con verbo y no por el sujeto.

Desde marzo, en el inicio de la pandemia, López-Gatell ha insistido en que el uso de cubrebocas no sirve para proteger a la población del contagio de coronavirus u otras enfermedades infecciosas, aunque sí es útil para contener el virus en las personas que ya están enfermas. Pero en noviembre pidió a los medios difundir entre la población el uso de cubrebocas.

VACUNAS MARN CONTRA COVID-19 NO MODIFICARÁN ADN DE LAS PERSONAS

LA AFIRMACIÓN: Las vacunas que utilizan tecnología mARN desarrolladas contra el virus del COVID-19 alterarán el ADN de las personas.

LOS HECHOS: Expertos consultados por The Associated Press y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades estadounidense (CDC, por sus siglas en inglés) coincidieron en que las vacunas contra el nuevo coronavirus no modificarán el ADN de las personas.

LOS HECHOS: El 18 de noviembre Pfizer Inc. anunció que la vacuna que desarrolló en alianza con la empresa alemana BioNTech contra el COVID-19 tiene un 95% de efectividad, de acuerdo con los resultados de sus ensayos clínicos.

Previamente, el 16 de noviembre, la farmacéutica Moderna reportó que, de acuerdo con resultados preliminares de sus ensayos clínicos, la vacuna que desarrolla contra el nuevo coronavirus mostró una efectividad de 94,5%.

Ambas vacunas están hechas con tecnología totalmente nueva que utiliza un método conocido como ácido ribonucleico mensajero o mARN.

De acuerdo con los CDC las vacunas mARN entrenan a las células de un organismo a producir una proteína -o un trozo de una proteína- que ocasiona una respuesta inmune en las personas.

“Esta respuesta inmune, que produce anticuerpos, es lo que nos protege de infectarnos si el virus real entra a nuestros cuerpos”, dice el sitio oficial de CDC.

Pfizer Inc. y Moderna han solicitado al gobierno de Estados Unidos una autorización de emergencia a través de la cual se apruebe la producción masiva de las vacunas para su aplicación a la población, reportó la AP.

Las solicitudes están siendo evaluadas por la Administración de Medicamentos y Alimentos estadounidense (FDA, por sus siglas en inglés).

Una publicación en Twitter de la actriz mexicana de televisión Patricia Navidad sostiene falsamente que las vacunas mARN modificarán el ADN de las personas a través de “puntos cuánticos y la enzima de luciferasa”.

Pero Jason McLellan, profesor asociado del Departamento de Biociencias Moleculares de la Universidad de Texas dijo a la AP en un correo electrónico que las vacunas mARN no modifican el ADN de las personas ni utilizan “puntos cuánticos ni la enzima de luciferasa”.

La luciferasa, explicó McLellan, es utilizada en un método que se aplica para rastrear la efectividad de los antivirales en las células a través de un dispositivo especializado llamado “proyector de alto impacto”.

De acuerdo con McLellan, a través de este método, si un virus infecta las células de un organismo, la luciferasa emite un destello que es visible a través del dispositivo.

Esta información después permite a los científicos identificar posibles rutas para prevenir infecciones de un virus, dijo el experto en biología molecular.

Sin embargo, las vacunas mARN, declaró el experto, “definitivamente no utilizan luciferasa”.

Las investigaciones de McLellan y su equipo, en colaboración con los Institutos Nacionales de Salud en Estados Unidos, fueron utilizadas en el desarrollo de la vacuna mARN de Moderna, de acuerdo con un reporte publicado por la Universidad de Texas en Austin.

También en el sitio oficial de CDC se establece que las vacunas mARN no modifican el ADN de las personas.

Brent R. Stockwell, profesor de biología y química de la Universidad de Columbia, dijo a la AP en un correo electrónico que las vacunas mARN contra el COVID-19 tienen la capacidad de producir una proteína que se asemeja a una de las proteínas virales en la estructura del nuevo coronavirus, lo que ocasiona una respuesta del sistema inmunológico contra el virus.

Aunque existen ciertas preocupaciones sobre las vacunas que utilizan esta tecnología, como el grado de protección que proveen contra el virus, la duración de la respuesta inmune y posibles efectos secundarios, una alteración del ADN de las personas no se considera uno de sus posibles efectos.

De acuerdo con reportes de AP, funcionarios estadounidenses han declarado que después de que la FDA autorice la producción masiva de las vacunas, esperan contar con 20 millones de dosis de la de Moderna y otras 20 millones de dosis de la de Pfizer y BioNTech para fines de diciembre.