En noviembre y por primera vez en cinco meses el ICC descendió y sus cinco de los componentes contribuyeron a su retroceso mensual, con lo que quedó “por debajo de su nivel de noviembre 2019”.

Ciudad de México, 4 de diciembre (SinEmbargo).- La confianza de los consumidores mexicanos retrocedió 1 punto mensual durante noviembre, con lo que rompió la tendencia de cinco meses de recuperación y acumuló una caída anual de (-)6.7 unidades. El Indicador de Confianza del Consumidor (ICC) había avanzado lentamente después del desplome observado en los meses de abril y mayo, estimulada por la pandemia de la COVID-19.

El ICC, elaborado de manera conjunta por el Banco de México y el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi), se ubicó en las 36.7 unidades, aunque sigue en niveles similares a los de mediados de 2018.

“Con datos ajustados por estacionalidad, en el penúltimo mes de 2020 el componente correspondiente a la opinión sobre la situación económica de los integrantes del hogar en el momento actual frente a la que tenían hace doce meses reportó una caída mensual de (-)1.5 puntos. El rubro que evalúa la expectativa sobre la situación económica de los miembros del hogar dentro de doce meses respecto a la que registran en el momento actual se redujo (-)1.5 puntos con relación al nivel de octubre“, se lee en el comunicado del Inegi.

Julio Santaella, director del Inegi explicó que durante el mes de noviembre cinco de los componentes del ICC contribuyeron a su retroceso mensual, “después de cinco meses consecutivos de avances mensuales”, con lo que quedó “por debajo de su nivel de noviembre 2019”.

La percepción sobre la situación económica actual de los hogares fue 39.4 puntos. Sobre la percepción de la situación económica futura del hogar el ICC se ubicó en 52.1 puntos, con lo que empeoró la perspectiva futura de la economía.

La percepción sobre la situación económica actual del país anotó 29.8 puntos: prácticamente toda la población percibió que la situación es peor a la de hace un año. Sobre la situación económica futura del país se colocó en 44.7 puntos, con lo que la mayoría de población percibió que la situación será igual dentro de un año a la actual.

Sobre las posibilidades de compras de bienes duraderos o electrodomésticos fueron menores a hace un año, colocándose en 17.2 puntos, durante el mes de noviembre.

En términos desestacionalizados, en noviembre, el componente correspondiente a la opinión sobre la situación económica de los integrantes del hogar en el momento actual frente a la que tenían hace doce meses descendió (-)9.6 puntos en su comparación anual.

El rubro que evalúa la expectativa sobre la situación económica de los miembros del hogar dentro de doce meses respecto a la que registran en el momento actual disminuyó (-)2.9 puntos anuales.

En tanto, la variable que mide la percepción de los consumidores acerca de la situación económica del país hoy en día comparada con la que prevaleció hace doce meses se redujo (-)10.6 puntos anuales y mensual de (-)0.3 puntos.

El indicador que capta las expectativas sobre la condición económica del país esperada dentro de un año respecto a la situación actual retrocedió (-)3.5 puntos anuales y una caída de (-)0.3 puntos mensuales.

Finalmente, el componente relativo a la opinión sobre las posibilidades en el momento actual por parte de los integrantes del hogar, comparadas con las de hace un año, para efectuar compras de bienes durables, tales como muebles, televisor, lavadora y otros aparatos electrodomésticos mostró una caída mensual de (-)0.1 puntos y anual de (-)6.9 puntos.

Debido a la pandemia del COVID-19, y ante el acuerdo de la Secretaría de Salud (SSa) por el cual se reanudaron todos los censos y encuestas a realizarse en el territorio nacional, el Inegi retomó las entrevistas cara a cara para realizar el censo.

Con base en los resultados de la Encuesta Nacional sobre Confianza del Consumidor (ENCO) que recaban de manera conjunta el BM y el Inegi en 32 ciudades del país, las cuales comprenden a la totalidad de las entidades federativas, se calcula el Indicador de Confianza del Consumidor (ICC). Este indicador resulta de promediar cinco indicadores parciales que recogen las percepciones sobre la situación económica actual del hogar de los entrevistados respecto a la de hace un año; la situación económica esperada del hogar dentro de doce meses; la situación económica presente del país respecto a la de hace un año; la situación económica del país dentro de doce meses; y qué tan propicio es el momento actual para la adquisición de bienes de consumo duradero.