De acuerdo con información de medios nacionales, Torres López fue detenido por elementos de la Fiscalía General de la República en Puerto Vallarta, Jalisco. El ex Gobernador estuvo al frente del Gobierno de Coahuila de enero a diciembre de 2011, tras la separación del cargo deHumberto Moreira.

Ciudad de México, 5 de febrero (SinEmbargo/EFE).- El ex Gobernador interino de Coahuila, el priista Jorge Juan Torres López, fue detenido esta tarde en Puerto Vallarta por elementos de la Fiscalía General de la República (FGR). El ex funcionario es buscado por la DEA por presunto lavado de dinero.

A través de un comunicado, la FGR informó que elementos de la Policía Federal Ministerial cumplimentaron una “orden de detención formal con fines de extradición internacional”.

El ex Gobernador es señalado por su probable participación en los delitos de “asociación delictuosa, operaciones con recursos de procedencia ilícita y fraude”, indica el documento.

Torres López cuenta con “una Notificación Roja, emitida por la sede central de INTERPOL, en Lyon, Francia, a petición de la Oficina Central Nacional de esa organización mundial en los Estados Unidos de América, por lo cual era buscado en 194 países”, informa la FGR.

El ex Gobernador es requerido por una Corte Federal en Texas, y se encuentra en la lista de personas más buscadas por la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés).

El detenido fue puesto a disposición de un juez en el Reclusorio Preventivo Sur, en la Ciudad de México, donde se dictaminará su situación jurídica.

Jorge Torres López, quien gobernó Coahuila de manera interina después de Humberto Moreira (2005-2011), está acusado en Estados Unidos de abrir y de utilizar cuentas bancarias en Texas a fin de transferir fondos a cuentas en las Bermudas.

Las acusaciones a Torres López alcanzaron además al ex Tesorero del estado, Héctor Villarreal, quien se entregó a las autoridades de Estados Unidos y se declaró culpable de dos cargos de conspiración de lavado de dinero y una de transporte de dinero robado.

El caso de Torres es el más reciente de una decena de ex gobernadores mexicanos acusados de diversos delitos y detenidos en los últimos años en México, por delitos que van desde robo al erario a lavado de dinero hasta de dar protección y cobertura a grupos del narcotráfico.

-Con información de EFE