Avanza la posibilidad de que Eduardo Medina Mora sea ratificado como ministro de la Corte Foto: Cuartoscuro

Avanza la posibilidad de que Eduardo Medina Mora sea ratificado como ministro de la Corte Foto: Cuartoscuro

Ciudad de México, 5de marzo (SinEmbargo).–La Comisión de Justicia del Senador de la República aprobó el dictamen de la Comisión de Justicia que establece la “idoneidad” de los tres aspirantes a ocupar el cargo de Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en sustitución del fallecido ministro Sergio Valls Hernández.

Una mayoría de senadores de los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Acción Nacional (PAN) avalaron el dictamen, con lo que avanza la posibilidad de que Eduardo Medina Mora sea ratificado como Ministro de la Corte el próximo martes en sesión del Pleno del Senado.

Pero el PAN es el gran impulsor de Medina Mora, a quien organizaciones civiles lo recuerdan por su participación en casos como el de Atenco o la tragedia de obreros de Pasta de Conchos.

Las senadoras Dolores Padierna Luna y Angélica de la Peña Gómez votaron en contra del dictamen. Dijeron que por su desempeño profesional, no puede calificarse como “honorable, capaz ni probo” como lo exige el artículo 95 Constitucional.  “Se pone en duda que haya sido competente, está muy cuestionada su imparcialidad y su profesionalismo y, sobre todo, su compromiso irrestricto al respeto de los derechos humanos”.

El Senador panista Roberto Gil Zuarth, presidente de la Comisión de Justicia, afirmó que el aspirante Medina Mora es idóneo para ser votado por el Pleno del Senado, el próximo martes. Dijo que la crítica que se ha hecho a Medina Mora es, principalmente,  que no puede ser elegible porque no cumple el requisito de residencia en México, durante los dos años anteriores, por sus encargos como embajador de México, primero ante la Gran Bretaña y segundo ante Estados Unidos.

“El licenciado Medina Mora tiene vigente su derecho político a ejercer cualquier cargo en el servicio público y frente a cualquier interpretación de la Constitución debe siempre velarse con el máximo cumplimiento y la máxima expansión de ese derecho”, afirmó.

promo-medina

Durante el debate de esta tarde, las senadoras del Partido de la Revolución Democrática (PRD) Dolores Padierna y Angélica de la Peña presentaron su voto particular en contra de declarar a Medina Mora como “idóneo” para ocupar el cargo en la Corte.

“Medina Mora no cuenta con la capacidad técnica, imparcialidad y probidad para ser Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación”, sostuvo la Senadora Padierna.

La perredista alegó, de entrada, que es inconstitucional la candidatura del ex procurador general de la República (PGR), ex secretario de Seguridad Pública (SSP), ex director del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen).

Dijo que no se ajusta a lo señalado en el artículo 95 constitucional porque el ahora embajador de México ante Estados Unidos no cuenta con “buena reputación”, esto es que su labor como servidor público durante los últimos dos sexenios ha sido cuestionada por políticos, académicos y defensores de derechos humanos.

“Este historial de graves violaciones a derechos humanos ha provocado una duda razonable respecto a la idoneidad del candidato Medina Mora respecto a si cuenta o no con una buena reputación. Pronunciamientos públicos de diversas organizaciones dejan en claro que una persona que no respeta la dignidad humana y, por tanto abusa de los medios públicos a los que tiene acceso, no cuentan con el perfil idóneo para ser Ministro. Por tanto, no tiene una buena reputación y, así, no cumple el requisito constitucional”, afirmó la Senadora.

Las legisladoras criticaron que la Comisión de Justicia ignore la petición firmada por más de 20 mil ciudadanos que rechazaron la designación de Medina Mora por considerarlo no apto para ocupar un lugar en la Corte, tras reprobar su actuación en la defensa de derechos humanos y respeto al federalismo.

Asimismo, las organizaciones civiles reprobaron la labor de Medina Mora como procurador general de la República precisamente en los años en que se deterioró completamente el sistema de justicia y de seguridad en México.

“¿Se puede nombrar Ministro de la Corte a una persona cuya gestión está hoy siendo estudiada por un órgano internacional de derechos humanos? Eso es una pregunta que yo creo que tienen que responder los senadores a la hora de emitir su voto en torno a la terna que presentó el Presidente [Peña]”, dijo Jorge Javier Romero, investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

Durante el debate sobresalió la evaluación de la actuación de Eduardo Medina Mora en el manejo de los casos de San Salvador Atenco, en donde se dijo que el aspirante a ocupar el cargo de Ministro participó en una reunión de “preparación” del operativo y de la utilización de la fuerza pública en mismo día 3 de mayo por la noche, por lo que tuvo pleno conocimiento e incluso coordinó desde un día antes la operación de sus elementos policiales.

Las perredistas también criticaron la labor de Medina Mora como Procurador en el manejo del caso conocido como el “Michoacanazo”, el 26 de mayo de 2009, cuando fueron detenidos 38 funcionarios públicos estatales y municipales de Michoacán, por presuntos vínculos con el crimen organizado, mediante la figura del arraigo.

“El “Michoacanazo” es una muestra de la absoluta incompetencia de Medina Mora como abogado, pues abusando de las figuras del arraigo y de testigos protegidos, al judicializar el caso, no aportó pruebas que pudieran sostenerse jurídicamente. Es decir, no fue capaz actuar eficazmente como abogado de la nación”, afirmó la legisladora.

Durante la reunión de la Comisión de Justicia poco o nada se dijo de los otros dos aspirantes a Ministro de la Corte: Felipe Alfredo Fuentes Barrera y Horacio Armando Hernández Orozco.