Le tocaba a la política cumplir con su misión de hacer efectiva la administración de la vacuna y aquí necesariamente había que entrar en asuntos de economía. Obviamente adquieren cuerpo a partir de la fabricación por parte de una de las industrias más poderosas y más desreguladas del mundo: la industria farmacéutica.