ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS

Tras una espectacular lucha, Wanda derrota con sus propias armas -las rumas que la propia Agatha le enseñó- a Harkness y decide deshacer el Hechizo para liberar a los habitantes de Westview de la tortura a la que su control mental les ha sometido durante días.

MADRID, 5 de marzo (Europa Press).– Tras nueve capítulos a veces desconcertantes, muchas veces enigmáticos, otras tantas sorprendentes y, casi siempre, brillantes, WandaVision ha llegado a su fin. Lo ha hecho con una entrega lanzada bajo el descriptivo título de “El final de la serie” que ha resuelto muchas de las incógnitas que había encima de la mesa… pero que también ha tendido atractivos puentes con los futuros títulos de Marvel Studios tanto en la gran como en la pequeña pantalla.

Además de confirmar que el falso Pietro era un vecino más de Westview y de ofrecer el esperado enfrentamiento entre las dos versiones de Visión, y a falta de esos cameos soñados que nunca llegaron, el último capítulo de WandaVision se centró en el esperado cara a cara de las dos brujas: Agatha Harkness y Wanda Maximoff.

Tras una espectacular lucha, Wanda derrota con sus propias armas -las rumas que la propia Agatha le enseñó- a Harkness y decide deshacer el Hechizo para liberar a los habitantes de Westview de la tortura a la que su control mental les ha sometido durante días.

Una dolorosa decisión ya que con ello la ahora ya Bruja Escarlata, que ha desatado todo su poder -nuevo atuendo incluido- renuncia a una vida junto a Visión y sus mellizos, Tommy y Billy, cuya existencia está vinculada a la nueva realidad creada dentro del Hex.

Así, después de “condenar” a la derrotada Agatha Harkness a vivir toda su vida como el personaje que ella misma eligió, Agnes, la vecina más cotilla de todo el pueblo, Wanda regresa a casa con su familia para decir adiós a su hogar, a sus hijos… y a Visión.

“He sido una voz sin cuerpo, un cuerpo pero no humano y ahora un recuerdo hecho realidad… quien sabe qué seré después”, reflexiona el personaje de Bettany en sus momentos finales en los que abre la puerta a un futuro nuevo encuentro de la pareja: “Ya nos hemos dicho adiós antes, así que es lógico pensar…”. “Que volveremos a vernos”, completa Wanda que ve entonces como su amado se desvanece ante sus ojos no sin antes dedicarle un emotivo: “Adiós amor mío”.

Sola, en el solar en el que había planeado envejecer junto a Visión, Wanda parece asumir, al fin, la pérdida de su amor. Comienza entonces a andar por las calles del pueblo y, tras despedirse de Mónica Rambeau -a quien Wanda promete que trabajará para entender su nuevo poder- y recibir las miradas de miedo e ira de los ya liberados habitantes de Westview, la Bruja Escarlata sale volando hacia un lugar desconocido poniendo fin a su serie.

PRIMERA ESCENA POST-CRÉDITOS

Pero tras los títulos de crédito iniciales, la imagen regresa a la plaza de Westview objeto de la batalla final entre Agatha y Wanda. Allí el agente Jimmy Woo está organizando la atención de los heridos y testigos. Ante él aparece Monica Rambeau (Teyonah Parris) que, en tono simpático, alaba su capacidad de mando cuando una agente de SWORD le dice que alguien la busca y que acuda al cine del pueblo.

Foto: Disney

Es allí, dentro de una vacía sala de cine, donde esta agente de la agencia revela su verdadera identidad. “Me envía un amigo de su madre”, dice antes de mostrar ante Mónica que realmente es una skrull enviada por Nick Furia (Samuel L. Jackson) para que se encuentre con él en su base espacial, aquella que ya se mostró en una de las escenas postcréditos de Spider-Man: Lejos de casa.

Una secuencia extra que, por tanto, conecta directamente con Secret Invasion, la serie de Marvel Studios que también se verá en Disney+ y que estará protagonizada por Fury y sus ¿aliados? skrulls.

SEGUNDA ESCENA POST-CRÉDITOS

Pero ahí no terminan las sorpresas de WandaVision. Tras los créditos finales… hay otra secuencia extra que, en este caso, está protagonizada por la propia Wanda. Tras salir de Westeview y deshacer el Hechizo, lo que le llevó a renunciar a su familia, el personaje de Elisabeth Olsen se encuentra retirada en una cabaña rodeada por idílicas montañas lejos de todo y de todos.

Pero, aunque aparezca tranquilamente sentada en su porche tomando apaciblemente una reconfortante taza de té, la ya Bruja Escarlata no está allí de vacaciones. Utilizando una técnica similar a la que ya exhibió el Doctor Strange de Benedict Cumberbatch, Wanda se ha desdoblado y en su proyección astral está examinando de cabo a rabo todos los secretos del Darkhold, el Libro de los Condenados que guardaba Agatha en su sótano.

Foto: Disney

Ahora que Wanda ha desbloqueado todo su poder como Bruja Escarlata, dominar las enseñanzas del también conocido como Libro de los Pecados o Libro de los Hechizos -que está hecho de materia oscura y que proviene de los Infiernos, según el imaginario marvelita- le abriría las puertas a un nivel de magia que, tal y como avisó la propia Harkness, supera incluso el del Hechicero Supremo… que no es otro que Doctor Strange. En este punto hay que recordar que el personaje de Cumberbatch ya usó otro libro, el de Cagliostro, para aprender a usar el Ojo de Agamotto, es decir, la Gema del Tiempo.

Pero puede que el hecho de que Wanda aprenda a dominar toda su magia no sea una buena noticia. Y es que, al final de la secuencia se puede escuchar una voz de sus hijos que desesperadamente piden ayuda. Entonces un brillo regresa a los ojos que Wanda que puede que no se haya resignado a decir adiós definitivamente a Visión, Tommy y Billy.

Foto: Disney

¿Usará lo aprendido del Darkhold, un libro que concede a quien lo domina las claves para conseguir aquello que más desea, es decir, una familia junto a Visión? ¿Y si toda la trama de WandaVision no ha sido más que un primer ensaño para ella? ¿Será ella la gran villana de Doctor Strange and the Multiverse of Madness, un filme donde la presencia de Olsen está ya confirmada? ¿O pedirá ayuda a Strange para rescatar a sus hijos de la realidad alternativa en la que están atrapados?

Muchas preguntas que solo el tiempo, y la llegada de más títulos de la Fase 4 de Marvel, pueden responder. De momento la próxima cita también es en Disney+ cuando el próximo 19 de marzo se estrene Falcon y el Soldado de Invierno, la nueva serie de Marvel Studios.