Las autoridades capitalinas continuaron con el llamado a no realizar fiestas, a las que se atribuyen la mayoría de los contagios de la segunda ola de la COVID-19 que llevó a nuevos récords de hospitalizaciones, decesos y casos positivos en enero pasado.

Ciudad de México, 5 de marzo (SinEmbargo).– La Ciudad de México se mantiene en Semáforo Naranja “sin bajar la guardia” para la próxima semana, de acuerdo con el informe más reciente realizado por el Gobierno capitalino, que también asegura que la pandemia va la baja aunque algunos indicadores se han estabilizado en los últimos siete días.

Pese a que las autoridades señalan que la intensidad de contagios ha perdido fuerza, reconocen que las hospitalizaciones aún son numerosas y son mayores a las de las primera ola de la COVID-19 en la Ciudad de México, el epicentro de la pandemia desde su arribo al país en febrero del año pasado.

“Estamos en niveles menores que hace un mes, pero en muchos indicadores estamos en una estabilidad en los últimos siete días”, indicó Eduardo Clark, director general de la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP), en la conferencia de prensa en la que se presentó la actualización del Semáforo COVID-19, la herramienta con la que se indica qué actividades y en qué medida se pueden retomar o restringir.

Un total de 4 mil 384 personas se encuentran internados en hospitales capitalinos por complicaciones del virus SARS-CoV-2, cuando el viernes de la semana pasada habían 4 mil 393, sólo nueve pacientes menos. “Continuamos con ingresos muy altos, casi 40 por ciento más altos de los que tuvimos en septiembre y octubre, por lo que no podemos bajar la guardia todavía”, apuntó.

“Todas las mejorías que vemos desde enero sólo van a continuar si todos como Ciudad de México mantenemos las medidas sanitarias”, agregó el funcionario que también señaló que el llamado más importante es evitar las reuniones y fiestas familiares, a las que se atribuyó la mayoría de los contagios que provocaron el segundo pico tras las festividades de fin de año.

“No hay apertura de nuevas actividades, nos mantenemos igual”, añadió la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.

Las autoridades federales se mantienen alertas ante un posible repunte de casos de la COVID-19 por la llegada de la Semana Santa, que es regularmente ocupada por los mexicanos para viajar, principalmente a los sitios de playa.

Sheinbaum consideró que aún es muy prematuro asegurar que habrá una tercera ola producto de ese periodo previsto para el fin de marzo e inicios de abril.

La Secretaria de Salud capitalina, Oliva López Arellano, señaló que en esta etapa se insiste en que los capitalinos mantengan las medidas de prevención para evitar la propagación del virus SARS-CoV-2.

“Nadie está planteando el resguardo generalizado, sino prácticas que nos pongan en menos riesgo”, expuso la funcionaria.

Sobre la “ley seca” que se venía aplicando de manera escalonada en las alcaldías capitalinas, Sheinbaum explicó que ya está en manos de los alcaldes si la aplican o no, por lo que ya no será implementada por bloque como venía ocurriendo desde mediados de diciembre pasado.

La Jefa de Gobierno indicó que será este sábado cuando se dé a conocer a qué alcaldías les serán aplicadas las vacunas Pfizer que arribaron al país el pasado martes y aclaró que la capital no recibirá parte de las 852 mil 150 dosis de Sinovac que llegaron a finales de febrero.