“Creemos tener en agosto cerca de 60, 80 millones de mexicanos ya estarán vacunados”, dijo en una reunión con los consejos consultivos de Citibanamex, pero su jefe, Arturo Herrera, titular de Hacienda expresó en reunión con la Conago, efectuada en febrero, que ocurriría en el mes de julio.

Ciudad de México, 5 de marzo (SinEmbargo).- Gabriel Yorio, Subsecretario de Hacienda, anunció que la estimación de la dependencia es que en agosto estén vacunadas contra la COVID-19 entre 60 y 80 millones de personas en el país. Además estimó que la recuperación económica en 2021 estará, a corto plazo, pausada y dependerá de la velocidad en que se desarrolle la campaña de vacunación.

“Creemos tener en agosto cerca de 60, 80 millones de mexicanos ya estarán vacunados. Esto es lo que va a permitir que podamos reabrir la economía con más confianza y sobre todo romper con el estrechamiento del canal de consumo que hemos estado sufriendo durante 2020 y todavía en la primera parte de 2021”, dijo en una reunión con los consejos consultivos de Citibanamex.

La declaración del Subsecretario Yorio contrastó con lo que planteó el 25 febrero Arturo Herrera, titular de la Secretaría de Hacienda, en una reunión virtual con la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) y la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero. En el encuentro destacó que más de 80 millones de personas tendrían que estar vacunadas contra la COVID-19 en el mes de julio.

La cifra significaría la totalidad de la población objetivo, sin embargo Hacienda garantizó vacunas para toda la población y enfatizó que han sido contratados 134 millones de tratamientos. Destacó que para abril alrededor de 34 millones de personas (más de la totalidad de adultos mayores) ya estarían vacunadas.

Yorio recordó que muchas naciones de ingresos bajos todavía no reciben ninguna vacuna. “Algunos otros países pares a México en la región apenas comienzan con la estrategia de vacunación o apenas empiezan a recibir las vacunas”, dijo y recordó que el país fue el primero en Latinoamérica en empezar a aplicar la vacuna.

México tiene “un portafolio de contratos con laboratorios para poder hacer un despliegue de vacunas lo más pronto posible en cuanto estuvieran listas, pero además también se aplicó una estrategia de manejo de riesgos”, aseguró el Subsecretario.

“En el 2021, la recuperación prácticamente va a estar, en el muy corto plazo, pausada y va a ser pautada por la velocidad que tengamos de implementar las vacunas”, dijo el funcionario.

LLEGAN 800 MIL DE SINOVAC

El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo esta mañana que el Gobierno chino y la farmacéutica Sinovac decidieron detener la aplicación de las 800 mil vacunas que llegaron al país porque faltan ocho de 16 pruebas de calidad. En conferencia de prensa señaló que la farmacéutica notificó que todo el protocolo de calidad se está cumpliendo, sin embargo, se acordó no aplicarlas.

“Es un acuerdo que se tiene con la farmacéutica, mandaron las vacunas y se requieren, se necesitan 16 aprobaciones que tienen que ver con la calidad de la vacuna y el Gobierno de china, la farmacéutica, advirtió que están cumpliendo con todo el protocolo de calidad de las vacunas y se acordó no aplicarlas. Ellos fueron los que sugirieron esto”, detalló.

“Nos mandaron ocho de las 16 pruebas en positivo y el sábado nos envían las ocho pruebas más, de modo que mañana, ya teniendo ese reporte sanitario, empezamos a aplicarlas”, agregó.

El pasado 27 de febrero, 800 mil dosis más de la vacuna de Sinovac contra la COVID-19 arribaron al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. Sin embargo, las dosis de la vacuna fabricada en China llevan cinco días varadas en las instalaciones de la paraestatal Birmex, en la espera de que sean avaladas para su aplicación por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), de acuerdo con información de Reforma.

Aunque México fue uno de los primeros países del mundo en iniciar la vacunación contra COVID-19 el 24 de diciembre con el antígeno de Pfizer y BioNTech, la farmacéutica estadounidense retrasó sus entregas, por lo que el Gobierno extendió sus negociaciones a países como Rusia y China.

Además de las vacunas chinas, México tiene comprometidas 34.4 millones de dosis de Pfizer, 79.4 millones de la británica AstraZeneca, 24 millones de la rusa Sputnik V y 51.4 millones de la plataforma Covax de la Organización Mundial de la Salud (OMS).