Activistas, políticas y usuarias de redes criticaron al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador por cercar con vallas metálicas el Palacio Nacional antes del Día Internacional de la Mujer.

Ciudad de México, 5 de marzo (SinEmbargo).– El Gobierno de México se adelantó y colocó un muro de metal frente a Palacio Nacional en la víspera de la marcha de las mujeres, pero no le sirvió para contener una avalancha de críticas.

De hecho, el muro es apenas otro gesto de un Gobierno que aunque tiene un Gabinete con una cuidada equidad de género no sale bien librado en temas de las mujeres. La periodista María Verza escribe en Associated Press apenas hoy, sobre otro tema que empaña los esfuerzos gubernamentales por congraciarse con ellas: “Meses de protestas y una intensa campaña en las redes sociales no funcionaron. Tampoco las voces indignadas de parte de los militantes de Morena. La postura del presidente Andrés Manuel López Obrador se impuso y el partido oficialista tendrá un candidato a Gobernador que está denunciado por violación”.

El Instituto Electoral del estado de Guerrero oficializó el jueves por la noche la candidatura de Felix Salgado Macedonio, un hombre acusado de varios abusos sexuales y con dos denuncias formales en la Fiscalía del estado, pero también un político popular y poderoso que ha sido Senador, Diputado y Alcalde del turístico puerto de Acapulco.

“Sólo si renuncia o si lo inhabilitan Salgado no estará en las boletas del 6 de junio, unos comicios clave para que el presidente pueda seguir gobernando con comodidad porque se renovará toda la Cámara de Diputados, 30 de los 32 congresos estatales, 15 gobernaciones y miles de cargos locales. Pero ambas cosas parecen improbables”, recuerda Verza.

“El político, que a través de su abogado dijo que las acusaciones en su contra son una mentira, tiene previsto iniciar su campaña el viernes. La institución electoral argumentó que no había sido sentenciado con lo que la decisión quedaba en manos del partido. Y Morena, un movimiento surgido de la izquierda que abogó por otra forma de hacer política y cuyo fundador se jacta de tener el primer gobierno paritario del país, difícilmente podrá imponerse a un aspirante que cuenta con el apoyo del Presidente, aunque tenga que pagar un costo por ello”.

Ahora el muro ha desatado otra ola de críticas que un sector que se siente agraviado.

EL MURO PROVOCA REACCIONES

Organizaciones, colectivas, funcionarias públicas, periodistas y usuarias de redes sociales criticaron la decisión de cercar Palacio Nacional previo al Día Internacional de la Mujer.

Vallas metálicas fueron colocadas para resguardar el Palacio Nacional. Foto: Mario Jasso, Cuartoscuro.

El colectivo Marea Verde, que promueve la legalización del aborto a nivel nacional, advirtieron al Presidente Andrés Manuel López Obrador que próximamente “harán retumbar” en sus muros el miedo.

“Así es el tamaño del miedo e indiferencia”, comentó al respecto la colectiva feminista de Oaxaca Mujeres de la Sal.

Lulú V. Barrera, actividades y fundadora de la organización Luchadoras cuestionó que el Gobierno ponga murallas para las mujeres pero protege a agresores, en referencia a la candidatura de Salgado Macedonio en Guerrero.

“En México el poder NO rompe el pacto, lo refuerza. Palacio Nacional amanece amurallado y la candidatura de Salgado Macedonio se aprueba. ¿Murallas para las mujeres y protección para los agresores?”, expuso.

Yolitzin Jaimes, activista de Guerrero que fue agredida mientras porteaba contra la candidatura de Salgado Macedonio en febrero, aseguró que el muro no detendrá a las mujeres el óxido 8 de marzo.

La periodista Azucena Uresti recordó en redes las críticas que hizo el morenista Ricardo Monreal en 2016, cuando policías resguardaron la plancha del Zócalo.

Patricia Olamendi Torres, exsubprocuradora de justicia de la Ciudad de México, cuestionó al Gobierno federal: “¿Tanto miedo nos tienen?”.

La Diputada Martha Tagle criticó que autoridades cuiden más los edificios y monumentos que la vida de las mujeres.

La politóloga Denise Dresser compartió un video que muestra el cerco de Palacio Nacional acompañado del hashtag #AMLOTemeALasMujeres.

Las vallas  metálicas afuera de Palacio Nacional, ubicado en el Centro Histórico de la Ciudad de México, fueron colocadas desde la madrugada de este viernes.

Esta es la primera vez que el Gobierno capitalino coloca vallas de más de tres metros de altura en el recinto, días antes de alguna movilización. Éstas fueron puestas a lo largo de la Plaza de la Constitución, en las calles de Moneda y Corregidora.

VER MÁS

Mexicanas sufrieron hasta abuso sexual en protestas: Amnistía. “Su enojo debe oírse y respetarse”

Días antes, trabajadores de la ciudad colocaron cercos en las inmediaciones del Palacio de Bellas Artes, el Hemiciclo a Juárez, hoteles, comercios, restaurantes y oficinas públicas, los cuales se encuentran ubicadas cerca del Monumento a la Revolución, de la Avenida Juárez y la Avenida 5 de mayo.

Durante su conferencia matutina desde Palacio Nacional, el Presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que no limitará ni prohibirá las marchas por el Día Internacional de la Mujer, comparando estas “libertades plenas” con las restricciones impuestas en Madrid, España.

El mandatario criticó que en Madrid, España, el Gobierno limitara las marchas por esta fecha. “Aquí no, aquí hay libertades plenas”, afirmó.

VIOLENCIA CONTRA MANIFESTANTES

Las mujeres que protestan en México para denunciar la violencia machista son objetivo recurrente de abusos por parte de las fuerzas de seguridad, según Amnistía Internacional, que ha constatado incluso casos de violencia sexual contra estas manifestantes por parte de las autoridades.

La ONG ha examinado protestas convocadas en 2020 en Guanajuato, Sinaloa, Quintana Roo, el Estado de México y la capital, Ciudad de México, y ha comprobado que las autoridades violaron los derechos a la libertad de expresión y reunión pacífica de estas mujeres mediante un uso innecesario y excesivo de la fuerza, detenciones arbitrarias e incluso violencia sexual.

El informe, que lleva por título “México: La era de las mujeres. Estigma y violencia contra mujeres que protestan”, recoge que los policías detuvieron a más de una decena de mujeres sin identificarse, las mantuvieron incomunicadas durante un largo periodo de tiempo y las trasladaron por rutas poco frecuentadas sin decirles adónde iban o incluso sin presentarlas ante la autoridad competente, lo que derivó en el miedo a sufrir una desaparición forzada.

“Muchas mujeres no sabían dónde estaban, quien las detenía y a dónde las llevaban”, ha explicado la directora ejecutiva de Amnistía Internacional México, Tania Reneaum Panszi, que ha denunciado también un “lenguaje violento y sexualidad” durante los arrestos y traslados, con amenazas de todo tipo de violencia.