De acuerdo con con Paulina Moreno, Fundadora de Benefit Lab, los retos para hacer Home office se dividen en dos: profesionales y personales, entre los que se encuentran la concentración y a comunicación con el equipo. La especialista también compartió algunas recomendaciones para ser productivos como estructurar el día y crear el ambiente de trabajo.

Ciudad de México, 5 de abril (SinEmbargo).- La situación actual provocada por el Covid-19 ha provocado que la principal recomendación sea quedarse en casa, ante esto diversas empresas han mandado a sus empleados a realizar Home Office, es decir, trabajar desde casa, pero esto no es tan fácil como parece, así que si eres uno de los afortunados que puede seguir trabajando sin tener que trasladarse de un lugar a otro y viajar por la ciudad, como muchos aún tienen que hacerlo ante no tener otra opción, te dejamos algunos consejos para ayudar a que esta actividad sea eficiente y no pases todo el día frente a la computadora laborando.

Como dato, Pinterest compartió que las búsquedas acerca de “consejos para trabajar desde casa” han tenido un aumento de 1411 por ciento en las últimas dos semanas.

Es importante designar un lugar específico para hacer home office. Foto: Shutterstock

RETOS DEL HOME OFFICE

Platicamos con Paulina Moreno, Fundadora de Benefit Lab, explicó a Magazine que estos retos se pueden dividir en dos, por una parte están los retos personales y por otra los del ámbito profesional.

Respecto a los retos en el ámbito personal al realizar Home Office, Paulina compartió algunos muy importantes:

Estructura el día y respetar los espacios para las rutinas personales como hacer ejercicio, meditar, horarios de comida, etc. “Muchas veces estar en home office hace que desacomodemos nuestros horarios y acabemos dejando nuestra salud al final”.

Concentración: trabajar en casa puede no resultar fácil ya que es posible encontrar muchas distracciones

“Es importante establecer límites con nosotros mismos por ejemplo para el uso de redes sociales y para ver televisión (por favor no trabajes con la televisión prendida; y también establecer límites con los demás, comunicando los horarios que destinaremos al trabajo y la importancia de cumplir con ellos”.

La especialista recomienda también hablar con la familia y explicar cuál es el horario de trabajo establecido para desconectarse, “no contestes el teléfono y no abras la puerta en horarios que tienes destinado para avanzar en el trabajo”. Y de la misma forma hay que exluir las tareas domésticas del horario de trabajo “no mezclar una junta de trabajo con ir a sacar la ropa de la lavadora o enjuagar los trastes o dar una ‘barridita’ ahorita que tienes tiempo”, señaló Paulina.

En casa existen muchas distracciones. Foto: Pixabay

Dentro de los retos en el ámbito profesional o laboral encontramos:

La comunicación con el equipo: “puede suceder que muchas personas te estén solicitando apoyo al mismo tiempo por distintos canales y que te sientas abrumado entre email, video llamadas, mensajes de WhatsApp, mensajes de Slack (herramienta para comunicación entre equipos) y llamadas telefónicas”.

La productividad: en este aspecto, la especialista refirió que “al saber que nadie te está viendo, puede hacer que brinques de una tarea a otra sin estructura, además que te distraigas más”. Un aspecto a tomar en cuenta es que las oficinas están creadas para trabajar así que hay escritorios, internet de banda ancha, sillas (o al menos eso esperamos), sin embargo, “en un Home Office imprevisto, siempre está el comedor y la silla ‘normal'”, y esto siempre será un reto como señala la especialista.

RECOMENDACIONES PARA SER PRODUCTIVOS DURANTE EL HOME OFFICE

A continuación te compartimos tres consejos que Paulina Moreno dejó para los lectores de Magazine:

Crea el ambiente para el trabajo. Es importante mantenerlo limpio, bien iluminado y, si es posible, apartado. “Por favor no trabajen desde su cama o desde un sillón, su espalda y su cuello se lo agradecerán”.

“Tener un espacio único también hará que puedas diferenciar y concentrar todos tus elementos de trabajo en una sola zona, haciendo que vayas identificando que en ‘ese’ espacio está tu computadora, agenda, plumas, etc., fuera de esa zona podrás ‘estar’ en tu casa”, dijo Paulina.

Estructura tu día: “Calendariza tus tareas del día en tu agenda impresa o electrónica e incluso marca horas destinadas para descanso, comidas y “salida” del trabajo…. Pues a veces estar en casa hace que nos “perdamos” en el tiempo. Especificar horarios y limita el tiempo en pantalla para redes sociales, esto te ayudará a completar tu lista de pendientes más rápido”.

Hay que establecer una rutina. Foto: Pixabay

Vístete como si fueras a la oficina: “Estar en casa se acompaña de la tremenda tentación de despertar más tarde, quedarse en pijama, trabajar en boxers o sólo ponerse pants y no arreglarnos. Haz el esfuerzo de levantarte a la hora que lo harías normalmente y prepararte para un día de trabajo regular. Tu cerebro sabrá que no es momento de descansar porque ya estás vestido y abordarás el trabajo de una manera mucho más efectiva y profesional”.

NO OLVIDARSE DE LA SALUD

A veces, al trabajar desde casa puede ocurrir que olvidamos un poco nuestra salud, ante esto Paulina sugiere comenzar el día con una rutina de cuidado personal en la que se incluya actividad física, con el fin de quedarse en casa se puede recurrir a video de rutinas en YouTube, y agregar un ejercicio de meditación o mindfulness; desayunar saludablemente y arreglarse.

Un punto importante es respetar los horarios de comida y de convivir con la familia. “De manera que encuentres el balance sin abrumarte de tus tareas de trabajo”.

“No comas frente a la pantalla (ni computadora, ni teléfono, ni televisión), comer frente a una pantalla puede hacer que comas rápido y no te sientas satisfecho porque no estuviste atento lo la cantidad que comías”, aconseja Paulina.

En caso de necesitar más ayuda se puede recurrir al programaen línea que es 100 por ciento gratuito Home Office & Chill, el cual tiene como objetivo acompañar a las personas en este proceso de adaptación para lograr ser productivas(os), mantenerse sanas(os) y aprovechar más el tiempo libre.