El mandatario  mexicano señaló que ante la crisis del COVID-19 “a cada quien le toca hacer su parte”, por lo que la medida de reducción de salarios y eliminación de aguinaldos, se aplicará desde el cargo de subdirectores hasta el Presidente.

Ciudad de México, 5 abril (SinEmbargo).- El Presidente Andrés Manuel López Obrador informó que ante la crisis que enfrenta el país por la pandemia generada por el COVID-19, se reducirán los salarios y eliminarán aguinaldos de altos funcionarios.

Durante su informe trimestral, el mandatario señaló que en esta crisis “a cada quien le toca hacer su parte”, por lo que esta medida se aplicará desde los subdirectores hasta el Presidente.

“De manera específica, informo que he hecho una consulta y hay un consenso: se bajarán los sueldos de los altos funcionarios públicos y se eliminarán los aguinaldos desde el cargo de subdirectores hasta el del Presidente de la República”, dijo.

López Obrador recalcó que no habrá despido de trabajadores del Gobierno, sin embargo se reducirán gastos en otros sectores como publicidad, viáticos, gastos de operación, compras a proveedores y costos de obras públicas.

Asimismo, el mandatario puntualizó que se demandará honestidad y mayor eficiencia.

El Presidente mexicano remarcó que el aguinaldo es una prestación legal para todos los burócratas, por lo que el ejecutivo no puede eliminarlo, sin embargo en esta ocasión será el Gobierno el que se apretará el cinturón.

EL PROGRAMA EMERGENTE

El Presidente Andrés Manuel López Obrador presentó este domingo el Programa Emergente para el Bienestar y Empleo para reactivar la economía que ha sido afectada por la contingencia del COVID-19.  Ratificó que no se aumentará la deuda pública y tampoco habrá nuevos impuestos; que siguen sus proyectos de infraestructura.

En su discurso a la Nación dijo que “la crisis va a pasar; nos hemos salvado de pandemias, terremotos y de la corrupción, la más peligrosa de las pestes”. Ofreció también condolencias a las familias por las muertes del COVID-19.

“Ofrezco mis condolencias a quienes han perdido a sus seres queridos en esta contingencia y rindo este informe trimestral en la incertidumbre por el coronavirus a la salud, el bienestar y la economía de los mexicanos”, dijo este domingo Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México.

López Obrador se refirió a la necesidad de restaurar lo antes posible la normalidad económica y social del país. Esta crisis, planteó, va a pasar, y más por la cultura de nuestro pueblo que nos ha salvado de pandemias, terremotos y de la corrupción, la más peligrosa de las pestes que ha vivido México.

El Primer Mandatario expuso que en defensa de los más vulnerables del país, y ante la contingencia por el COVID-19, se adelantaron pensiones a 8 millones de adultos mayores, y 10 millones 500 mil becas a estudiantes de todos los niveles escolares, y a 15 mil 151 alumnos de las universidades Benito Juárez.

También dijo que en las llamadas “Tandas para el Bienestar” se ha dispuesto 3 mil 400 millones de pesos para pequeños comercios.

El Presidente se refirió también a los apoyos económicos a productores del campo y a pescadores. Los apoyos, dijo, suman 11 mil millones de pesos para más de 2 millones de comuneros y pequeños propietarios.

En materia de Salud, expuso, antes del coronavirus, ya había recorrido los hospitales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y mantiene su compromiso de restablecer el “estado ruinoso” en que dejaron otros gobiernos esas instalaciones.

López Obrador refrendó también su compromiso de dar planta a todo el personal que aún no tiene esa prestación.