Hoy es una familia completa la desaparecida en Jalisco. Ayer fueron los italianos, y después Giovanni López. Y la lista de casos en los que policías de la entidad gobernada por Enrique Alfaro están involucrados crece, crece y crece. 

Ciudad de México, 5 de abril (SinEmbargo).- Los cinco integrantes de una familia desaparecieron a finales de marzo en Jalisco. Hoy la Fiscalía General de Justicia estatal señaló que policías del municipio de Acatic fueron detenidos por los hechos. La lista de casos violentos en los que están involucrados uniformados jaliscienses aumenta cada año. ¿Qué ocurre en Jalisco? ¿Por qué la policía daña?

El 4 de mayo de 2020 policías municipales de Ixtlahuacán de los Membrillos, Jalisco, detuvieron con extrema violencia a Giovanni López, un joven constructor de 30 años de edad, quien se encontraba en las inmediaciones de su domicilio preparándose para cenar. De acuerdo con la versión oficial, Giovanni fue arrestado por una falta administrativa. Lo asesinaron.

En ese momento, los familiares de la víctima realizaron una grabación de la detención de Giovanni, en el que se observa con claridad cómo fue violentado y arrestado con exceso de fuerza por parte de policías municipales, quienes también arremetieron con insultos homofóbicos en contra de los familiares del joven. Los oficiales implicados fueron arrestados.

El asesinato provocó manifestaciones que fueron frenadas, otra vez, por actos violentos por parte de policías de Jalisco. Enrique Alfaro, Gobernador de Jalisco, aseguró en ese momento que elementos de la Fiscalía estatal desacataron sus instrucciones y actuaron de manera “irresponsable y brutal”.

Protestas en 2020 contra la brutalidad policiaca en Jalisco. Foto: Cuartoscuro.

Antes de eso, en 2018 se supo que los policías que detuvieron a tres italianos en Tecatitlán, Jalisco, presuntamente recibieron mil pesos como pago por entregarlos al crimen organizado.

La Fiscalía General del Estado (FGE) informó sobre la captura de cuatro policías municipales relacionados con la desaparición de Vicenzo Cimmino, Raffaele Russo y Antonio Russo, ocurrida el pasado 31 de enero de ese año. El Fiscal Raúl Sánchez Jiménez dijo en rueda de prensa que los agentes habrían entregado a los tres ciudadanos italianos a grupos delictivos.

Más tarde, el 23 de abril de 2020, Guillermo del Toro, cineasta galardonado con un Óscar, dirigió varios mensajes a Enrique Alfaro para condenar la manera agresiva en que fue detenido un ciudadano en el municipio de Tala, Jalisco. Fue el primero de los casos relacionados con detenciones arbitrarias en el estado que se volvieron virales en el Red durante la cuarentena.

Y la lista de casos se va haciendo más y más larga cuando se le rasca. Hoy los ojos del país se ponen sobre los uniformados de Acatic. Siete de ellos fueron detenidos la noche del pasado domingo por aparentemente estar vinculados en la desaparición de una familia que regresaba de vacacionar en la Ciudad de México.

“Hemos estado trabajando con el Ejército y en el transcurso de las investigaciones se obtuvieron datos que hacen muy probable la participación de algunos policías de la comisaría de Acatic en la desaparición de las personas, en razón de eso se centraron las investigaciones en esta localidad”, declaró el Fiscal Gerardo Octavio Solís Gómez.

Añadió que desde el pasado 25 de marzo recibieron el reporte de la desaparición de la familia. Sobre los policías detenidos, el Fiscal detalló que cuenta con ocho órdenes de aprehensión, de las que siete ya han sido cumplimentadas.

El Fiscal apuntó que 200 elementos fueron desplegados en la zona para ubicar a la familia tanto en brechas como en comunidades lejanas.

“Es muy probable que aquí es donde hubieran sucedido los hechos, lo tenemos documentado en algunos datos de prueba, en razón de eso hay una gran cantidad de personas trabajando aquí en la zona”, añadió.

Las fichas de búsqueda de la familia. Foto: Especial.

LA DESAPARICIÓN

Fue el pasado 20 de marzo cuando Jimena Romo, de 24 años, salió de su casa en la capital de Jalisco en compañía de su esposo, Julio Villaseñor, y de su pequeña hija Julia Isabella, de 1 año y seis meses de edad.

Se fueron a la Ciudad de México para pasar algunos días allá, pero desde el pasado 24 de marzo su familia no ha sabido nada de ellos. Tampoco ha habido ningún tipo de comunicación ni pistas sobre dónde puedan estar. La pareja iba acompañada de Virginia Villaseñor, hermana de Julio, y su hijo Iker de 9 años.

“Cada día que pasa es clave para poder encontrarlos, y queremos que las autoridades de Jalisco y las de la Ciudad de México hagan todo lo que está en sus manos para poder encontrar a mi familia. Creemos que estamos a tiempo para poder hacer todo con agilidad y que vuelvan a casa pronto, sanos y salvos”, señaló Salvador Romo López, padre de Jimena.

Las cinco personas se trasladaban en una camioneta Mazda 2019, blanca, con placas JPK2293. Hasta el momento el vehículo no ha sido localizado.

“Yo estuve en comunicación con mi hija Jimena cada uno de los días desde que partieron hacia Ciudad de México, pude comunicarme con ellos e incluso verlos por videollamada y en ningún momento noté que hubiera algo extraño o algo que estuviera fuera de lo normal. Por lo que sospechamos que han desaparecido en el camino de vuelta a Guadalajara”, expresó el padre de Jimena.

El hombre solicitó ayuda a la Embajada de Estados Unidos en México, pues su hija tiene la doble nacionalidad.

“Pensaba irme hacia México y buscar por carreteras, pero estamos con las manos atadas”, dijo el hombre. Los teléfonos celulares de los adultos desaparecidos están apagados, informó.

Salvador aseguró que ya ha levantado el acta por desaparición, “pero después de varios días, las autoridades no nos dicen nada, no nos han notificado nada, no hemos recibido una sola llamada. Estamos desesperados y necesitamos de toda la ayuda posible”.

El hombre pidió que integrantes del Senado de la República, de la Fiscalía del estado de Jalisco y de las autoridades correspondientes de la Ciudad de México lo ayuden a reencontrarse con sus seres queridos. En redes sociales, familiares y amigos de los desaparecidos comparten fotografías de ellos, las fichas de búsqueda y mensajes de solidaridad.