Puebla, 5 May. (Notimex).- El Presidente Enrique Peña Nieto refrendó que su gobierno está comprometido “con el diálogo, el entendimiento y el acuerdo” entre actores y fuerzas políticas para transformar a México desde sus instituciones democráticas, porque el futuro del país está en el trabajo conjunto y la capacidad de combinar esfuerzos.

Al encabezar el 152 aniversario de la victoria del Ejército mexicano en la Batalla de Puebla de 1862, garantizó que el gobierno escucha “y considera el sentir de la población, convencido de que las decisiones públicas deben de responder a las demandas de la gran mayoría ciudadana”.

El mandatario también refrendó el compromiso de su administración con las libertades plenas y los derechos conquistados por los mexicanos en más de 200 años de vida independiente.

“Por convicción personal y democrática, creo firmemente que el verdadero desarrollo sólo puede lograrse a partir de la libertad”, declaró el presidente de la República.

Por ello ratificó su respeto a la libertad de reunión, de asociación y de tránsito, así como a la libertad personal de culto y de trabajo que consagra la Constitución.

También Peña Nieto reafirmó su compromiso con la libertad de expresión y el derecho a la información de los mexicanos, la libre manifestación de las ideas, que consideró fundamentales para lograr el verdadero desarrollo y acelerar el progreso nacional.

Frente al presidente de la Mesa Directiva del Senado, Raúl Cervantes Andrade, de los secretarios de Gobernación, Defensa Nacional y Marina, así como el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle Rosas, aseguró que desde el primer día de esta administración ha ejercido una Presidencia democrática.

“Ejercemos así un gobierno abierto y cercano a la gente decidido a aumentar los beneficios del desarrollo, a distribuirlos de manera más equitativa y asegurar que todos los mexicanos gocen de todos sus derechos”, agregó en su discurso.

Respecto a la celebración de esa fecha, destacó el desempeño de Ignacio Zaragoza y refirió que también se rinde homenaje a Benito Juárez, quien entonces encabezaba los destinos del país.

“Honramos así a quien, no obstante los tiempos turbulentos que le tocó enfrentar, sentó las bases políticas del México de hoy con los principios de legalidad e institucionalidad”, expresó.

Peña Nieto añadió que “gracias al liderazgo, entereza y visión del presidente Juárez, se evitó que otras naciones concretaran sus amenazas contra México y se apoderara de nuestro territorio”.

La victoria del Ejército sobre las tropas invasoras francesas recuerda la importancia que tiene la soberanía para una nación como principio que la une y le da identidad; “México es un país libre, independiente, soberano y sólo los mexicanos podemos decidir nuestro futuro”, dijo.

El mandatario federal tomó protesta de bandera a los soldados del servicio militar nacional clase 1995, anticipados y remisos y mujeres voluntarias, además de presenciar el desfile cívico-militar.