Jaime Montejo murió hoy a las 3 de la madrugada. Además de él, Elvira Madrid Romero, presidenta de la organización, también está enferma de coronavirus.

Ciudad de México, 5 de mayo (SinEmbargo).– Jaime Montejo, defensor de los derechos humanos e integrante de la  organización Brigada Callejera de Apoyo a la Mujer “Elisa Martínez”, murió a causa del coronavirus.

“Hay gente que da su vida por que el mundo cambie al menos un poco tan solo un poco…”, escribió la organización luego de anunciar el deceso del activista, quien se habría contagiado de la COVID-19 luego de recorrer las calles de la Ciudad de México apoyando a trabajadoras sexuales y a sus familias por la crisis sanitaria.

De acuerdo con la Brigada Callejera de Apoyo a la Mujer, Jaime Montejo murió hoy a las 3 de la madrugada. Además de él, Elvira Madrid Romero, presidenta de la organización, también está enferma de coronavirus.

“Tenemos que hacer que Elvira Madrid Romero no recaiga y se aferre a la vida!!! (sic.)”, indicó.

La organización describió a Jaime Montejo como alguien que dedicó su vida a las causas sociales. 

“La lucha incansable por un mundo más digno. La lucha de toda su vida desde Colombia hasta México fue de insurgencia, fue de revolucionar, fue dura como su madera y su tenacidad para crear cambios. La luz que dio a un movimiento de mujeres y su libertad es lo que queda con un personaje tan grande y fuerte”, expuso en un comunicado.

Organizaciones y autoridades lamentaron la muerte de Montejo a través de redes sociales, como la Embajada de Canadá en México, que recordí en su cuenta de Twitter el trabajo que realizaron con él.

“Lamentamos el fallecimiento de Jaime Montejo, activista de @brigadaelisa, con quien trabajamos a través del Fondo Canadá para combatir el tráfico de personas y dar una vida digna a trabajadorxs sexuales. #FondoCanadaMx”, escribi.

Desde que la Secretaría de Salud anunció una seria de medidas para atender la emergencia sanitaria por el SARS-CoV-2  la Brigada Callejera realizó recorridos en diversos puntos de la Ciudad de México donde laboran  trabajadoras sexuales para recabar y saber cuáles son sus necesidades. Identificaron que no solo han sido desalojadas de los hoteles donde trabajan, sino algunas también las sacaron de donde vivían porque no tenían para pagar la renta.

Tan sólo en la Ciudad de México hay al menos 7 mil 500 trabajadoras sexuales, de las cuales, a menos el 20 por ciento tiene diabetes, y un 10 por ciento son adultas mayores. Estas poblaciones es donde se agudiza la crisis que enfrenta este sector.

La Brigada Callejera anunció que seguirán trabajando “en voz y en memoria de un compañero de lucha”.