La organización de la consulta popular para enjuiciar a expresidentes, particularmente la decisión sobre la papeleta que se usará, confrontó hoy a consejeros del INE.

Ciudad de México, 5 de mayo (SinEmbargo).–La Comisión de Capacitación y Organización Electoral del Instituto Nacional Electoral (INE) rechazó aprobar el diseño de la papeleta con la que se pretendía realizar el próximo 1 de agosto la consulta popular para enjuiciar a expresidentes de México.

El principal argumento de la mayoría de los consejeros es que sin tener certidumbre sobre esos recursos no es posible aprobar el diseño para elaborar los materiales electorales.

De acuerdo con el diario La Jornada, la alerta sobre la falta de recursos la lanzó la consejera Claudia Zavala Pérez, y fue secundada por Carla Humprhey Jordan y Jaime Rivera. Velázquez.

La respuesta de la mayoría de los consejeros fue que apoyarían esta moción, lo que fue recriminado duramente por el Consejero José Roberto Ruzi Saldaña, quien les reclamó no ser honestos al expresar con anticipación sus objeciones. “Cada uno asuma su parte cuando nos llamen a juicio político”, les dijo, de acuerdo con la información del periodista Alonso Urrutia.

El pasado 6 de abril, el Consejo General del Instituto Nacional Electoral aprobó el Plan integral y el Calendario de la consulta popular para decidir si se enjuicia o no a los expresidentes de México, con menos presupuesto del que se esperaba.Los integrantes del Instituto solicitaron entonces que la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP) los respalde en el tema de los recursos para poder llevar a cabo el ejercicio popular.

En octubre del año pasado, la Junta General Ejecutiva del INE presupuestó en mil 499 millones 392 mil 669 pesos el costo de la consulta para juzgar a los últimos cinco expresidentes de México, de Carlos Salinas a Enrique Peña Nieto, pasando por Felipe Calderón Hinojosa, Vicente Fox Quesada, Ernesto Zedillo Ponce de León y Carlos Salinas de Gortari.

Ese 6 de abril, el INE explicó que, en caso de que el cálculo fuera aprobado por el Consejo General del órgano electoral, deberá ser solicitado a la Cámara de Diputados para integrarlo en el Presupuesto de Egresos del Instituto en el ejercicio 2021.

“Ni el Ejecutivo federal ni la Cámara de Diputados, al aprobar el presupuesto de este año hicieron mención alguna sobre la Consulta Popular y, por supuesto, no dispusieron recursos para pudiera llevarse a cabo”, dijo en esa sesión Lorenzo Córdova Vianello, consejero presidente del Instituto Nacional Electoral.

“Hacer una consulta popular no requiere sólo de la voluntad, seriedad, profesionalismo y responsabilidad de quienes laboran en el INE. Se requiere que otras instancias del Estado mexicano asuman también su responsabilidad y canalicen los recursos necesarios”, secundó a Córdova Vianello el Consejero Ciro Murayama Rendón.

Sin embargo, el 22 de abril el INE informó que aplazó el inicio de los trabajos de organización de la consulta popular para investigar por corrupción a expresidentes, ante la negativa de la Secretaría de Hacienda para dotar los recursos necesarios para llevarla a cabo.

En un comunicado, el presidente del INE, Lorenzo Córdova, indicó que el 19 de abril recibió el oficio en el que se informa “de la imposibilidad de atender la solicitud presupuestal que hizo el INE y la recomendación de utilizar los recursos con que se cuenta para este año”.

“Lamentablemente se concreta la negativa para apoyar al INE con los recursos por parte de los tres Poderes de la Unión que estuvieron involucrados en la aprobación de esta consulta. No se puede autorizar la utilización de recursos que este Instituto hoy no tiene”, apuntó Córdova.

A pesar de la situación, el presidente del INE señaló que los comicios del 6 de junio no están en riesgo por cuestiones presupuestarias, esto gracias a los ajustes que se aprobaron derivados del recorte que se vivió.

El 1 de octubre de 2020, el pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) dio seis votos a favor de la iniciativa del Presidente Andrés Manuel López Obrador para realizar una consulta popular para decidir si se enjuicia o no a los cinco expresidentes de México.

En septiembre de ese mismo año, el Presidente López Obrador no esperó a que los ciudadanos presentaran sus 1.8 millones de firmas recolectadas y él mismo envió un documento que preparó junto con su Consejería Jurídica para solicitar la consulta popular a los expresidentes.

Aunque en ese documento el Jefe del Ejecutivo federal insiste en que está en contra de la acción, enlistó las piedras que cargan los expresidentes de lo que él llama “periodo neoliberal” y que abarca los años 1988-2018, cuyos gobiernos fueron emanados de los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Acción Nacional (PAN).

–Con información de EFE.