Es necesario crear un espacio cómodo para trabajar, un sitio donde haya luz natural y que sea ventilado. También es importante tener un horario y apegarse a él, haciendo pausas para levantarse y estirar el cuerpo.

Ciudad de México, 05 de junio (LaOpinión).- El trabajo a distancia es una de las tendencias laborales con mayor presencia en la actualidad, especialmente por el impulso que tuvo gracias a las restricciones presenciales causadas por la pandemia de la COVID-19.

Sin embargo, mucho antes de los tiempos de aislamiento y cuarentena, ya existía una comunidad cada vez más amplia de trabajadores a distancia, los cuales desempeñan sus actividades laborales principalmente desde casa. Pero, ¿el trabajo en casa puede ser perjudicial para nuestra salud? Aquí te lo contamos.

VENTAJAS DE TRABAJAR DESDE CASA

Actualmente, debido a las medidas que se han tomado para evitar el contagio de la COVID-19, muchas empresas han optado por el teletrabajo. Trabajar desde casa puede convertirse en una ventaja, ya que uno puede disponer de su propio tiempo.

También es posible crear un ambiente relajado y libre de estrés, y trabajar al propio ritmo, sin la necesidad de sentir la presión de alguien que esté constantemente supervisando las tareas. Sin duda, muchas personas aprecian esto.

Sin embargo, hay algunos riesgos para la salud si no existe un equilibrio para mantener las cosas en su debido lugar.

RIESGOS PARA LA SALUD

Según el médico internista Martín Nieves en un artículo para el diario El Universal, uno de los principales riesgos de trabajar en casa es el sedentarismo. El hecho de estar mucho tiempo sentado en la computadora puede provocar ciertos problemas en el cuerpo, como dolores en las articulaciones, en el cuello y llegar a sufrir de túnel carpiano.

Por otra parte, es posible que, debido a las diversas distracciones que surgen en el hogar, el trabajo termine acumulándose, corriendo el horario laboral y así hacer más de la cuenta, lo que genera estrés y hasta trasnocho, afectando el sueño.

La obesidad es otro problema que genera el trabajar desde casa. Pasar mucho tiempo sentado, más la ansiedad que produce el trabajo causa que se consuman alimentos no tan saludables, como gaseosas, frituras y dulces.

CÓMO EVITARLOS

Es necesario crear un espacio cómodo para trabajar, un sitio donde haya luz natural y que sea ventilado. También es importante tener un horario y apegarse a él, haciendo pausas para levantarse y estirar el cuerpo.

Al mismo tiempo, la actividad física es importante. Dedicar unos 15 a 30 minutos diarios es importante para evitar problemas cardiovasculares, musculares y la obesidad.

Debemos respetar los horarios de comida, y más aún, no comer en el espacio de trabajo. Ya que este debe estar limpio y organizado, de tal manera que sea un ambiente amigable y cómodo para las labores diarias.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE LA OPINIÓN. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.