El Gobernador Enrique Alfaro reiteró que los disturbios registrados ayer en Guadalajara por la muerte de Gioavanni sí vinieron “desde los sótanos del poder”, sin embargo, no aportó detalles.

Ciudad de México, 5 de mayo (SinEmbargo).– Enrique Alfaro Ramírez, Gobernador de Jalisco, a quien esta mañana el Presidente Andrés Manuel López Obrador le pidió pruebas de que las protestas y la violencia de ayer fue orquestada por su gente y su partido “desde los sótanos del poder en la Ciudad de México”, respondió este jueves al Jefe del Ejecutivo federal que sólo pide a la población “que nos ayuden a transmitir las imágenes de lo que vimos ayer”.

El Gobernador se refirió al Presidente como “una gente de bien” y defendió que gente del Gobierno federal está apostando a la violencia para mantener el poder.

“Por supuesto que vamos a investigar lo que sucedió. Yo sigo creyendo que él (AMLO) es una gente de bien, que no está dando estas instrucciones. Pero también le digo con claridad al Presidente de México que su gente cercana, que gente de su Gobierno, gente de su partido, está apostando por la violencia como una ruta para seguir manteniendo el poder, para seguir cuidando sus intereses y sus agendas personales”, dijo en conferencia esta mañana.

Alfaro  le dijo al Presidente que él como Jefe de Estado “está obligado moralmente” a atender la petición que hace el Gobierno de Jalisco.

En un tono más mesurado hacia el Presidente “y su gente”, como se refirió anoche en un video oficial, Alfaro Ramírez respondió a una reportera sobre si hay pruebas de que la violencia desatada en la protesta por la muerte de Giovanni López se orquestó “desde los sótanos del poder en la Ciudad de México”.

Al respecto, Alfaro dijo que sí, que el ataque viene desde los sótanos del poder. Sin embargo, no aportó detalles. “Este es un asunto organizado desde los sótano del poder en la Ciudad de México y tiene muchísimas evidencia de cómo se ha construido, reiteró.

El Presidente López Obrador dijo esta mañana que tiene diferencias con Enrique Alfaro, pero que él es el Jefe del Estado mexicano, no de grupo o de partido.

“No me meto en cuestiones partidistas por respeto a la investidura presidencial”, dijo López Obrador. Pero rechazó que el Gobierno federal vaya intervenir en el caso que desató protestas ayer, para no ser malinterpretado. “Nos hacemos a un lado. No es la primera vez que tenemos diferencias [con Alfaro] y no respondemos. Somos respetuosos de la independencia y la soberanía de las autoridades locales”, expuso.

El Jefe del Ejecutivo no consideró necesario que Alfaro se retracte, pero reiteró la importancia de proporcionar pruebas.

“Que no se retracte, ayer dijo que era yo, que me pedía a mí, me pareció también un exceso, claro que no tengo nada que ver absolutamente, no debió mencionarme, debió señalar si tiene las pruebas, a los dirigentes de Morena, porqué dice el Presidente de la República, porqué me pide a mí que yo intervenga con mi partido”, respondió López Obrador.

El Presidente opinó que el Gobernador estatal “debió cuidar sus palabras porque es autoridad”.

El mensaje del mandatario del Movimiento Ciudadano fue emitido ayer por la noche, después de las movilizaciones para exigir justicia por el asesinato de Giovanni López, un albañil de 30 años de edad que murió tras ser detenido violentamente por policías municipales en Jalisco el pasado 4 de mayo.

ALFARO DEFIENDE ACTUACIÓN DE POLICÍAS

Enrique Alfaro opinó que la Policía de Jalisco actuó ayer con sensatez y prudencia y no cayó en la provocación.

A pregunta de una reportera sobre otra manifestación que se realizará este viernes en Guadalajara, el Gobernador respondió: “¿Y ahora por qué se van a manifestar? Si ya hay detenidos”.

¿Qué garantías darán para que no se repitan sucesos como los de el jueves?, preguntó otro reportero. Alfaro respondió que en ese estado se respetan los derechos humanos y la libertad de expresión, pero también se respeta la seguridad de todos y la policía actuará en consecuencia.

“Así como dije que voy a hacer todo lo posible para que los policías que mataron a Giovanni paguen, así voy a exigir que el sujeto que trató de matar a un policía ayer pague las consecuencias”, afirmó el mandatario estatal.

Además se le preguntó si continuarán las medidas punitivas sobre el uso del tapabocas en el estado, una medida que ha generado polémica, Alfaro Ramírez respondió: “Aquí las reglas se respetan, este es un estado que respeta las reglas”.

Las movilizaciones y enfrentamientos se dieron por el asesinato de Giovanni López, un albañil de 30 años de edad que murió tras ser deteido violentamente por policías municipales en Jalisco el pasado 4 de mayo por no llevar cubrebocas. Las redes sociales se inundaron en las últimas horas de mensajes condenando los hechos, sucedidos hace un mes, con la etiqueta #JusticiaParaGiovanni.