En el marco de la reunión de evaluación sobre la cOVID-19 en el país, los mandatarios de Nuevo León, Colima, Michoacán, Tamaulipas, Coahuila, Durango y Guanajuato, externaron que el Gobierno de Jalisco actuó en consecuencia con la ley para contener a los manifestantes.

Ciudad de México, 5 de julio (SinEmbargo).- Gobernadores de siete entidades del país anunciaron su apoyo a Enrique Alfaro, mandatario de Jalisco, tras las protestas acontecidas ayer en el Centro Histórico de Guadalajara.

En el marco de la reunión de evaluación sobre la COVID-19 en el país, los mandatarios de Nuevo León, Colima, Michoacán, Tamaulipas, Coahuila, Durango y Guanajuato, externaron que el Gobierno de Jalisco actuó en consecuencia con la ley para contener a los manifestantes.

“Los Gobernadores aquí presentes hemos expresado nuestra solidaridad a los jaliscienses y a su Gobernador por los hechos acontecidos en días recientes”, detalló el Gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier Cabeza de Vaca.

Luego de expresar su apoyo a los familiares y amigos de Giovanni López, albañil que habría sido asesinado por policías de Ixtlahuacan de los Membrillos, Cabeza de Vaca externó su preocupación por los hechos de violencia acontecidos la tarde del 4 de junio en la capital de Jalisco.

“Le hemos expresado al Gobernador Alfaro nuestra preocupación por los recientes hechos de violencia y respaldamos su decisión prudente frente a las provocaciones”, añadió.

“Hay actores muy bien identificados que generan violencia, que provocan violencia”, señaló el Gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles.

Además, Jaime Rodríguez “El Bronco”, aseguró que no buscan confrontarse con nadie pero buscan hacer una defensa del federalismo y evitar que la violencia divida a los mexicanos.

“Que no nos divida el tema de la violencia, que no nos divida tampoco ninguna acción escondida en los sótanos de las perversidades”, expresó el Gobernador de Nuevo León.

El pasado 3 de mayo, policías de Ixtlahuaca de los Membrillos fueron captados mientras detenían y golpeaban a un joven identificado como Giovanni López. Aparentemente los oficiales lo habían detenido por no portar cubrebocas en la calle.

Un día después el joven fue entregado sin vida a sus familiares. La difusión del hecho generó indignación en la sociedad. Incluso el director de cine Guillermo del Toro convocó a una manifestación para protestar contra la brutalidad policiaca en contra del joven.

Los gobernadores también se solidarizaron con José Ignacio Peralta Sánchez, Gobernador de Colima, luego del hallazgo de siete policías descuartizados que habían desaparecido en los límites de Jalisco y Colima. También por la aparición del cuerpo sin vida de la Diputada local del Partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Anel Bueno Sánchez, en una fosa junto a otros cadáveres.

LAS PROTESTAS

La tarde del 4 de junio, cientos de jóvenes salieron a las calles del centro de Guadalajara, Jalisco, para protestar por el asesinato de Giovanni López, que habría sido cometido por policías del municipio de Ixtlhuacán el pasado 4 de mayo.

Las y los jóvenes que está tarde protestaron ante el Palacio de Gobierno de Jalisco, en la capital del estado, incendiaron patrullas, exhibieron cárteles y gritaron justicia para Giovanni, un trabajador de la construcción, quien fue golpeado y luego detenido por elementos policiacos de Ixtlahuacán de los Membrillos, para luego ser entregado ya muerto a sus familiares.

Los manifestantes, la mayoría jóvenes, también entonaron cánticos en apoyo a Giovanni y su familia, y en contra de los gobiernos estatal y municipal, y centraron su rechazo a la violencia e impunidad con la que, a su juicio, actúa la Policía en esa entidad.

Durante la protesta, al menos dos patrullas de la policía del estado que resguardaban la entrada al Palacio de Gobierno fueron incendiadas, de acuerdo con medios locales.

LOS ACUERDOS DE GOBERNADORES

Durante la reunión, los mandatarios expresaron su rechaza al Semáforo federal para regir la llamada “nueva normalidad” por la COVID-19 y solicitaron la construcción de uno conjunto.

Añadieron que cada entidad federativa tendrá su semáforo y será el vigente; a la par, reconocieron que sus entidades enfrentan una aceleración en el número de contagios.

Reiteraron que continuarán con sus estrategias específicas de reapertura gradual de la economía; llamaron a todos los niveles de Gobierno y a la sociedad en general a movernos con los protocolos de la nueva normalidad.

También acordaron reforzar el modelo de aplicación de pruebas; y detallaron que establecerán criterios de reversibilidad, en caso de ser necesario volver a disminuir la movilidad y aumentar el aislamiento social.

“Esta comunicación que se acordó el día de hoy se va a reforzar de manera muy importante nuestra capacidad para salir adelante del momento difícil que estamos viviendo”, dijo Alfaro.

También se acordó firmar dos controversias constitucionales, la primera de ellas para que se reconsidere el pacto fiscal ante el abandono de la federación a las entidades que integran esta alianza con la entrega de recursos para fortalecer las acciones contra la pandemia de coronavirus.