Personas que se encontraban en el lugar grabaron el acto de los policías, sin embargo éstos trataron de impedirlo diciendo a los transeúntes que guardaran su distancia.

 Ciudad de México, 5 de junio (SinEmbargo).- Policías de Cadereyta de Montes en Querétaro forcejearon con una mujer de la tercera edad y su hija quienes recolectaban cartón en la calle por no portar cubrebocas.

Un video difundido en redes sociales muestra cómo elementos de la policía junto con una mujer vestida de civil luchan con la persona de la tercera edad para llevársela pero ésta se resiste.

Personas que se encontraban en el lugar, alzaron sus teléfonos celulares con la finalidad de grabar el acto, sin embargo policías trataron de impedir que los grabaran y les pidieron que se retiraran de ahí alegando que debían mantener la distancia.

Mientras a la mujer de la tercera edad y su hija las dejaron sentarse en una jardinera a un lado de sus bolsas negras que tenían el cartón y plástico que habían recolectado. Después del jaloneo a ninguna la llevaron detenida.

En los últimos días, usuarios de redes sociales han compartido videos que muestran las agresiones policíacas por no portar cubrebocas, medida para frenar la pandemia por COVID-19, las imágenes se han vuelto virales.

El pasado 3 de junio, un video que circuló por redes sociales se observaba otro caso de agresiones, pero esta vez en Guanajuato; un hombre fue  golpeado y sometido por dos policías municipales de San Luis de la Paz por no llevar cubrebocas.

Asimismo, el caso de Giovanni López, un joven que falleció tras ser arrestado violentamente por policías municipales en el estado mexicano de Jalisco por no llevar cubrebocas, de uso obligatorio por la pandemia, levantó indignación en todo el país.

Por su parte, Hugo López-Gatell Ramírez, Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, dijo que para evitar casos como el asesinato de Giovanni López se decidió, a nivel federal, no utilizar la fuerza para frenar a la pandemia por coronavirus.

 “Expresamos nuestras condolencias a la familia de Giovanni López. Es una pérdida de una vida humana y eso siempre debe movernos. Es una pena, lamentamos la pérdida. Sobre las circunstancias que llevaron a ese deceso, no quisiera emitir una opinión, pues debe llevarse un proceso. Si opinamos estorbamos”, señaló el funcionario durante la conferencia vespertina en Palacio Nacional.

“Es precisamente por eso que una y otra, y otra vez, cuando surgía la pregunta o propuesta, la idea de usar la fuerza, la respuesta ha sido no, no, porque si uno militariza o no convierte a la acción de la salud pública en un asunto de convencimiento, es un desperdicio, es desperdiciar la capacidad analítica de la sociedad. Decidimos que claramente que las personas no fueran sujetos del acto de autoridad, sino a sus contextos. ¿Por qué sale la gente a la calle? Para trabajar, ir a la escuela, para recrearse, las medidas fueron dirigidas a esos contextos, ya que sabemos que es una sociedad víctima de abusos, impunidad, y en la que hay una lenta procuración de justicia (desde hace años)”, dijo al ser cuestionado sobre el caso.

“Si imponíamos mecanismo de uso de la fuerza, ocurrían este tipo de eventos”, agregó. “Nadie puede invocar que ese tipo de acciones las hace por la salud”, añadió.