Al igual que el SARS-CoV-1, la nueva cepa del virus ataca al receptor ACE2 presente en las células endocrinas.

Ciudad de México, 5 de julio (RT).- Médicos del Hospital Nacional de Sri Lanka sugieren que la COVID-19 podría afectar el funcionamiento del sistema endocrino, según un artículo publicado este jueves en la revista Journal of the Endocrine Society.

El estudio se basa en una revisión de publicaciones sobre los efectos del SARS-CoV-2 y del SARS-CoV-1; este último es un patógeno estructuralmente parecido al que provoca la COVID-19, responsable del brote de neumonía atípica en 2002-2003 y que generaba insuficiencia suprarrenal durante cerca de un año en los enfermos. Dada la similitud de las dos infecciones, los científicos advierten que la COVID-19 puede causar una condición parecida.

“[El SARS-CoV-2] se une al receptor ACE2, una proteína que se expresa en muchos tejidos. Esto permite que el virus ingrese a las células endocrinas y cause el caos”, explica uno de los autores, Noel Pratheepan Somasundaram, en un comunicado de la asociación profesional Sociedad Endocrina.

Por lo tanto, los científicos aconsejan monitorear el estado del sistema endocrino de los pacientes con coronavirus. “Las pruebas de deficiencia de cortisol y el tratamiento de pacientes con esteroides pueden convertirse en una estrategia de tratamiento vital. Estudios muy recientes han demostrado una disminución de la mortalidad en pacientes gravemente enfermos con COVID-19 tratados con el esteroide dexametasona”, indica Somasundaram.

Asimismo, los médicos sugieren que algunas condiciones preexistentes asociadas con el sistema endocrino, como la diabetes o la deficiencia de vitamina D, podrían agravar el estado de los enfermos con coronavirus.

“Las personas con deficiencia de vitamina D pueden ser más susceptibles al coronavirus y la suplementación podría mejorar los resultados, aunque la evidencia sobre el tema es mixta”, afirma Somasundaram.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE RT. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.