Las autoridades de China se preparan para recibir más lluvias estacionales e inundaciones en la franja sur del país, por lo que el Centro Meteorológico Nacional activó la alerta amarilla; hasta el momento, se registran 120 muertos a causa de lluvias y las pérdidas materiales ascienden a 5 mil 900 millones de dólares.

Beijing, China, 5 de julio (AP).- Una amplia franja del sur de China se preparaba el domingo para más lluvias estacionales e inundaciones que, según la prensa local, ya han dejado más de 120 muertos o desaparecidos este año.

El Centro Meteorológico Nacional elevó la alerta meteorológica a amarilla el domingo por la mañana, el tercero más alto de los cuatro niveles de advertencia, para más de media docena de provincias y las ciudades de Shanghái y Chongqing.

Se pronosticaron fuertes lluvias torrenciales hasta el lunes por la tarde.

Las imágenes de la televisión estatal CCTV mostraron calles inundadas y tierras de cultivo en la provincia de Anhui.

Al sur, en la provincia de Jiangxi, más de 8 mil personas han sido evacuadas y 54 casas colapsaron después de las tormentas en los últimos días, dijo la transmisora.

En todo el país, los desastres relacionados con las inundaciones destruyeron 17 mil hogares, causaron 41 mil 600 millones de yuanes (5 mil 900 millones de dólares) en pérdidas económicas y dejaron 121 personas muertas o desaparecidas en lo que va del año, dijo el periódico oficial People’s Daily citando al Ministerio de Gestión de Emergencias.

El Centro Meteorológico Nacional dijo que algunas partes de las provincias de Anhui, Hubei, Hunan y Zhejiang podrían ver de 10 a 23 centímetros (4 a 9 pulgadas) de lluvia. También emitió una alerta amarilla por lluvia en dos provincias del noreste, Heilongjiang y Jilin.