Autoridades de seguridad del estado de Quintana Roo dieron a conocer que un jet que presuntamente estaba relacionado a actividades ilícitas, se incendió sobre la carretera que conecta a Chunhuhub y José María Morelos.

Ciudad de México, 5 de julio (SinEmbargo).- Una camioneta con 390 kilogramos de cocaína fue localizada cerca del jet que aterrizó esta mañana en una carretera del municipio de Felipe Carrillo Puerto, en Quintana Roo, informaron fuentes de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

El vehículo fue ubicado por elementos del Ejército mexicano en las cercanías de la autopista donde aterrizó la aeronave que posteriormente fue incendiada por los tripulantes antes de escapar. Por lo que se presume, pudiera existir alguna relación entre ambos.

La autoridades suponen que los ocupantes incendiaron el jet modelo Hawker 700 luego de ser descubiertos por los militares. ​Una vez que aterrizaron, habrían vaciado la droga en la camioneta Tacoma roja con matrícula TA-21010-J y huyeron, aunque metros más adelante también la abandonaron.

Sin embargo, dejaron en claro que el personal de la Sedena continúa recabando información sobre los hechos en espera de saber con certeza qué ocurrió.

Esta mañana, autoridades de seguridad del estado de Quintana Roo dieron a conocer que un jet presuntamente relacionado a actividades ilícitas se incendió sobre la carretera que conecta a Chunhuhub y José María Morelos.

LA AVIONETA

Autoridades de seguridad del estado de Quintana Roo dieron a conocer que un jet que presuntamente estaba relacionado a actividades ilícitas, se incendió sobre la carretera que conecta a Chunhuhub y José María Morelos.

De acuerdo con los reportes preliminares, el jet fue avistado por las Fuerzas Armadas cuando aún volaba. Alrededor de las 7:50 horas de este domingo, la aeronave tocó tierra, donde poco después, dio inicio el incendio.

Por su parte, Alberto Capella, Secretario de Seguridad de la entidad, informó a través de su cuenta de Twitter, que la matrícula de la aeronave aparentemente es XB-RCM y podría estar relacionada a actividades ilegales.

El Secretario de Seguridad agregó que las autoridades federales se encuentran investigando los hechos.

Posteriormente, Capella pidió a los automovilistas no circular sobre el kilómetro 61.