Emilio Fernández “El Indio”, un director, actor y productor de cine mexicano, hizo una invitación a Marilyn a su casa para comer y fue ahí donde le enseñó a tomar tequila, es decir echarle sal a la mano, chupar el limón y tomar el caballito, pero como no le salía a la guapa rubia, él le repitió varias veces “one more time”.

Por Sara Alonso 

Ciudad de México, 5 de agosto (Vanguardia).- Hace 57 años Hollywood y el mundo entero se vistió de luto, pues perdió a Norma Jeane Baker, mejor conocida por su nombre artístico, Marilyn Monroe, una de las actrices más populares del siglo XX, considerada como la mujer más sexy de todos los tiempos.

En febrero de 1962, seis meses antes de que muriera Marilyn a los 36 años de edad, hizo un viaje a México, en el cual visitó tradicionales puntos de la ciudad como Reforma, El Carmen y Coyoacán y durante su estancia no dejó pasar la oportunidad de probar la gastronomía mexicana.

Es por eso que a su llegada fue a El Taquito, un restaurante que se encuentra ubicado en el centro histórico. Ese día la actriz comió carnitas, gusanos de maguey, guacamole, chalupitas, acompañando sus alimentos con tequila y daiquirís.

Emilio Fernández “El Indio”, un director, actor y productor de cine mexicano, hizo una invitación a Marilyn a su casa para comer y fue ahí donde le enseñó a tomar tequila, es decir echarle sal a la mano, chupar el limón y tomar el caballito, pero como no le salía a la guapa rubia, él le repitió varias veces “one more time”.

Después de la Ciudad de México, Monroe visitó otros estados, Acapulco y Taxco, después de eso eso partió y ya no regresó, aunque cabe mencionar que en una conferencia de prensa que tuvo en México, expresó su deseo por regresar para producir sus propias películas.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE VANGUARDIA. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.