A finales de julio, Moderna ya había recibido 400 millones de dólares en depósitos para proveer de la vacuna mRNA-1273, cuya distribución ya negocia con varios países interesados.

Nueva York, 5 de agosto (Europa Press).- La compañía biotecnológica estadounidense Moderna registró pérdidas de 240.9 millones de dólares en los seis primeros meses del año, lo que supone reducir en un 10 por ciento los “números rojos” contabilizados en la primera mitad de 2019, informó la empresa, que actualmente negocia con varios países acuerdos de suministro de su potencial vacuna contra la COVID-19.

“En el segundo trimestre comenzamos las negociaciones con varios países sobre acuerdos de suministro del ARNm-1273 y a 31 de julio hemos recibido depósitos por importe de unos 400 millones de dólares para potenciales entregas”, declaró Stéphane Bancel, consejero delegado de Moderna.

En el primer semestre del año, la cifra de negocio del laboratorio alcanzó los 74.7 millones de dólares, un 157 por ciento más que un año antes, mientras que el gasto en I+D fue de 267 millones de dólares, un 3.2 por ciento más.

Entre abril y junio, Moderna registró pérdidas de 116.7 millones de dólares, un 13.5 por ciento por debajo del resultado negativo correspondiente al segundo trimestre de 2019, mientras que sus ingresos se dispararon hasta 66.3 millones de dólares desde los 13 millones de dólares del mismo periodo del año anterior.

Moderna anunció a finales de julio que dos dosis de ARNm-1273, su candidato a vacuna contra la COVID-19, habían producido una “robusta respuesta inmunológica” y protección contra la infección por SARS-CoV-2, el virus que provoca la enfermedad, en las vías respiratorias superiores e inferiores en primates no humanos.

VENTA DE VACUNAS

La farmacéutica Moderna anunció hoy que espera ofrecer su vacuna contra la COVID-19 a un precio de entre 32 y 37 dólares por dosis, un “precio de pandemia”, que dependerá del volumen que le solicite cada país y espera garantizar su acceso universal.

“Estamos trabajando con gobiernos en todo el mundo y con otros para asegurarnos que la vacuna es accesible independiente de la capacidad de pagar”, aseguró en una llamada con inversores el consejero delegado de Moderna, Stephane Bancel.

El precio será menor para aquellos países que soliciten grandes volúmenes de dosis, apuntó la compañía, que aclaró que una orden “pequeña”, para la que aplicaría la horquilla de precios anunciada hoy, sería del orden de los varios millones de dosis.