El descubrimiento lo hicieron investigadores de cuatro instituciones brasileñas encabezadas por el Instituto Senai de Innovación en Química Verde (ISI QV), y está previsto que la prueba empiece a ser producida en serie este año por la empresa socia del proyecto, Scienco Biotecnología, según explicó a la estatal Agencia Brasil el jefe del proyecto, Antonio Fidalgo.

RIO DE JANEIRO, 5 de agosto (Xinhua) — Investigadores de Brasil desarrollaron una prueba molecular rápida para diagnosticar la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19) que usa puntos cuánticos y que podrá ser aplicada para cualquier otra enfermedad viral, informaron hoy fuentes oficiales.

El descubrimiento lo hicieron investigadores de cuatro instituciones brasileñas encabezadas por el Instituto Senai de Innovación en Química Verde (ISI QV), y está previsto que la prueba empiece a ser producida en serie este año por la empresa socia del proyecto, Scienco Biotecnología, según explicó a la estatal Agencia Brasil el jefe del proyecto, Antonio Fidalgo.

“Conseguimos diseñar una molécula que fuese capaz de reconocer el virus. En el momento en que este reconocimiento sucede, verificamos una señal fluorescente. El testo es más rápido porque es inmediato”, sostuvo.

La presencia del virus puede ser detectada en los bastones que se usan para detectar el virus en las secreciones de la garganta y la nariz, llamados “Swabs”. Foto: Ramon Espinosa, AP

En el momento en el que el investigador recoge una muestra que contiene el virus y la coloca en la solución creada, la supresión de la fluorescencia es inmediata.

“Se transforma en un test (prueba) molecular similar a la metodología padrón oro de hoy, la PCR, aunque con un resultado prácticamente inmediato”, agregó.

La presencia del virus puede ser detectada en los bastones que se usan para detectar el virus en las secreciones de la garganta y la nariz, llamados “Swabs”. Los bastones son almacenados en tubos colectores con reagentes que cambian el color o tienen alterada su naturaleza fluorescente si el virus es detectado.

Aunque se considera que la nueva fórmula no sustituirá las pruebas PCR, porque existe un protocolo de confirmación del resultado, Fidalgo consideró que la estrategia molecular que el ISI QV y sus socios desarrollaron será más confiable que las pruebas rápidas que hay disponibles actualmente, con la ventaja de ser más ágil y baratos.

El objetivo de la investigación era desarrollar estrategias para combatir la COVID-19 y aumentar la capacidad de testar a la población. Se espera que la prueba esté disponible en el mercado este mismo año.