El crédito, otorgado hace algunos meses, ha abierto una polémica por las supuestas condiciones de riesgo para el banco, incluida cemento como garantía, y diferencias a lo interno de la junta directiva sobre su conveniencia.

El Presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís. Foto: EFE/Archivo

San José, 4 septiembre (EFE).- El Presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, compareció este lunes ante una comisión investigadora del Congreso sobre un polémico crédito de 20 millones de dólares otorgado por un banco estatal a un empresario importador de cemento.

“Puedo afirmar ante el pueblo que no he tenido alguna relación indebida. He honrado escrupulosamente el juramento que hice al tomar posesión de mi cargo”, declaró Solís ante los diputados en una audiencia celebrada en la Casa Presidencial.

El caso se refiere a un préstamo de 20 millones de dólares otorgado por el estatal Banco de Costa Rica (BCR) al empresario Juan Carlos Bolaños, quien a través de la empresa Sinocem importa cemento desde China hacia el mercado costarricense.

El crédito, otorgado hace algunos meses, ha abierto una polémica por las supuestas condiciones de riesgo para el banco, incluida cemento como garantía, y diferencias a lo interno de la junta directiva sobre su conveniencia.

La polémica también abarca reuniones que llevó a cabo el empresario con un Diputado, miembros de la junta directiva del BCR y funcionarios del Gobierno, incluido el presidente Solís, antes de que se concediera el préstamo.

El Presidente Solís informó hoy que desde 2015 el empresario ha visitado siete veces la Casa Presidencial para reunirse con ministros, viceministros y otros funcionarios, para plantear inquietudes y quejas acerca de trámites de importación del cemento.

El mandatario dijo que solo una vez se reunió con el empresario y que ninguna de las siete visitas a la Casa Presidencial dio frutos positivos a Bolaños.

Los diputados hicieron preguntas al Presidente acerca de cambios efectuados a reglamentos del Ministerio de Economía Industria y Comercio para la importación de cemento que habrían favorecido al empresario Bolaños.

Solís afirmó que los cambios se efectuaron para romper el duopolio de las empresas Cemex y Holcim y beneficiar a los consumidores.

El Diputado del opositor Partido Liberación Nacional (PLN) y presidente de la Comisión Investigadora, Ronny Mora, señaló que “los tres amigos” de Solís en el Gobierno “están ligados a la investigación” debido a sus reuniones con el empresario.

Esas tres personas son el ex Ministro de la Presidencia, Melvin Jiménez; el Diputado del oficial Partido Acción Ciudadana (PAC), Víctor Morales, y el Director Inteligencia, Mariano Figueres.

Solís le pidió hoy a Morales renunciar a su cargo como Diputado, ya que es el que más ha sido señalado por su aparente cercanía con el empresario del cemento y por realizar supuestas gestiones en su favor.

Solís expresó que las autoridades “deben hacer todas las investigaciones correspondientes” para esclarecer si hay irregularidades en el crédito.

La comparecencia se extendió por más de tres horas y no ocurría desde 2002 cuando el entonces mandatario Abel Pacheco acudió a una comisión sobre financiamiento de campaña.