La adhesión de los diputados del PVEM mantiene en el ojo del huracán a Morena. Legisladores verdes se integraron a la bancada morenista para poder ser mayoría en San Lázaro justo el mismo día en el que se le negó y, horas después, se le cedió la licencia a Manuel Velasco Coello para regresar al Gobierno de Chiapas. La sospecha entre un pacto entre el histórico aliado del PRI y el próximo partido en el Gobierno se hizo presente y generó un alud de críticas.

El líder de los diputados del PVEM, Arturo Escobar y Vega, argumenta que sus compañeros cambiaron de bancada a cambio de que se impulsaran políticas a favor de niños con cáncer, pero entre los legisladores que adoptó Morena está Humberto Pedrero Moreno, ex Secretario de Hacienda de Velasco y quien falseó documentación para acreditar su origen indígena en el pasado proceso electoral y cuya candidatura fue impugnada por el mismo partido que hoy lo arropa.

Ciudad de México, 5 de septiembre (SinEmbargo).– Humberto Pedrero Moreno es uno de los cinco legisladores que la bancada del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) cedió al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), pero su llegada a San Lázaro está manchada: falseó documentación para acreditar raíces indígenas para así obtener la diputación por el municipio de Bochil, Chiapas.

Pedrero Moreno fue postulado por la coalición “Todos por México” –integrada por los partidos Revolucionario Institucional y Verde Ecologista de México (PVEM)– y Alfredo Antonio Gordillo Moreno completó la fórmula. El 1 de julio pasado, ambos ganaron la elección de diputados federales de mayoría relativa del 02 Distrito Electoral con cabecera en Bochil.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), Bochil cuenta con 25 mil 752 habitantes, de los cuales, 21 mil 211 viven en pobreza, es decir, el 82.4 por ciento. La población vulnerable por carencia social se ubica en 2 mil 521 (9.8 por ciento) y por ingresos en 652 habitantes (2.5 por ciento).

Los habitantes de Bochil presentan un rezago educativo en el 27.9 por ciento de su población, que equivale a 7 mil 193 pobladores. Además de tener carencias por acceso a los servicios de salud (16.3 por ciento) y acceso a la seguridad social (85.4 por ciento).

El 34.8 por ciento de la población de Bochil no tiene accesos a un a vivienda digna y de calidad y el 36.7 por ciento no tiene acceso a la alimentación suficiente.

En cuanto a los ingresos percibidos, el Coneval arroja que el 60.3 por ciento de su población sobrevive con un ingreso inferior a la Línea de Bienestar Mínimo, es decir, no les alcanza para comprar la canasta alimentaria.

El hoy diputado chiapaneco es licenciado en Economía y en Ciencias Políticas por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM); ha sido consultor financiero en materia de proyectos de inversión y financiamiento de estados y municipios, así como Tesorero Único de la Secretaría de Hacienda del estado desde 2014.

El 12 de enero de 2016, el secretario general de Gobierno, Juan Carlos Gómez Aranda, le tomó protesta como nuevo Secretario de Hacienda del estado, en sustitución de Juana María de Coss León.

El 12 de enero de 2016, Pedrero Moreno asumió como titular de Hacienda de Manuel Velasco Coello. Foto: Especial

EL EJIDATARIO 

Para este proceso electoral, el INE estableció que en los distritos con alto nivel de población indígena, los partidos y coaliciones tenían la obligación de registrar candidatos que acreditaran la condición de indígenas. Bochil es uno de esos municipios.

Humberto Pedrero Moreno y Alfredo Antonio Gordillo Moreno presentaron documentación que avalaba sus raíces originarias, acreditada por un supuesto comisario del Ejido Monte Grande. Según la documentación, los políticos se desempeñaban como secretario en funciones del ejido y como suplente, respectivamente.

Pero el pasado 1 de agosto, la Sala Regional Xalapa del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) anuló la elección de los futuros diputados federales. La resolución derivó de la petición realizada en primera instancia por el Partido Nueva Alianza (Panal) y luego por la Coalición “Juntos Haremos Historia”, integrada por los partidos Morena, del Trabajo (PT) y Encuentro Social (PES).

La coalición que llevó a Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia de la República “Juntos Haremos Historia”, que acompañó a las autoridades comunales, argumentó que el registro de la fórmula encabezada por Humberto Pedrero era irregular debido a que Alejandro Escobar Núñez no era el comisariado del Ejido Monte Grande y el cargo estaba ocupado por el ciudadano Mariano Jiménez Girón.

El TEPJF revisó las pruebas aportadas y pudo conocer que Mariano Jiménez concluirá su encargo el próximo 28 de marzo de 2019, por lo que desestimó los documentos expedidos por Alejandro Escobar.

El organismo electoral también comprobó que las actas de las asambleas del ejido mostraban que los cargos que se adjudicaron a los políticos estaban registrados a nombre de personas distintas acreditas por el Registro Agrario Nacional.

En aquella ocasión, la Sala informó en un boletín que el caso sería remitido a la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales para que determinara la existencia de un ilícito.

Sin embargo, la Sala Superior del TEPJF revocó la sentencia y decidió avalar por unanimidad el triunfo el pasado 19 de agosto. Entre los argumentos que se esgrimieron en el proyecto que que habían “llevado a cabo diversos trabajos y servicios de interés para la comunidad indígena”.