El subdelegado del ISSSTE explicó que es una de sus formas de hablar “muy erroneamente”. Sin embargo, reiteró que no tenía intención de ofender a ninguna persona.

Ciudad de México, 5 de septiembre (SinEmbargo).– José Manuel Mireles, subdelegado del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) en Michoacán, se disculpó por llamar “pirujas” a las concubinas de los derechohabientes de la dependencia.

A través de un video publicado en su cuenta de Twitter, Mireles dijo que siempre ha tenido un gran respeto por las mujeres. “Fue una mujer la que nos hizo hombres. Ofrezco mis disculpas por esa indebida alusión. Espero un poco de comprensión”, detalló.

“De todo corazón, ofrezco mis disculpas pues siempre he tenido un gran respeto por la mujer, no nada más porque yo salí de una mujer, sino porque la mujer es la puerta de nuestras vidas”

El subdelegado del ISSSTE explicó que es una de sus formas de hablar “muy erroneamente”. Sin embargo, reiteró que no tenía intención de ofender a ninguna persona.

“Si se me escapan los malos términos, pero nunca ha sido mi intención ofender a nadie”, puntualizó.

En la grabación de casi dos minutos y medio, Mireles mencionó que el ISSSTE de Michoacán está en quiebra y que buscan la manera de solucionar la demanda que tiene el lugar, pues el personal no es suficiente para atender a todos los derechohabientes que solicitan atención médica.

Explicó que son pocos los trabajadores que participan económicamente con el instituto, por lo que la demanda de derechohabientes rebasa la capacidad del instituto, justificando así, el ejemplo que dio en el video captado.

En una ceremonia oficial en el ISSSTE de Apatzingan que se llevó a cabo el 4 de septiembre,  el doctor José Manuel Mireles calificó ofensivamente a las personas que pagan bajas cuotas al mes y que quieren que también se atiendan a sus parejas y a los novios y novias de sus hijos e hijas, y familiares en general.

“Hay que atender a la primera piruja, segunda piruja y hasta la quinta. Ahora resulta que están viendo la manera en que atendamos al novio de los hijos del derecho-habiente (…) por favor, pero no aportan más (…) no es justo”.