Eran tres: Emilio Gamboa Patrón, Guillermo Ruiz de Teresa y Emilio Díaz Castellanos. El helicóptero en el que viajaban el fin de semana pasado aterrizó en Isla de Alacranes, un Área Natural Protegida. El video de los hombres descendiendo del vehículo fue difundido en redes sociales y el coordinador del PRI en el Senado de la República se vio forzado a ofrecer disculpas. La explicación oficial señala que se trataba de una reunión entre amigos, pero queda la duda: ¿qué hacían juntos un funcionario federal, un Senador y un empresario?

Por Alejandra Padilla y Daniela Barragán

Ciudad de México, 5 de octubre (SinEmbargo).– Al empresario Emilio Díaz Castellanos la suerte le sonrió conforme su amigo de la juventud, Emilio Gamboa Patrón, se encumbraba en la política nacional. Obras en Yucatán y servicios prestados a dependencias gubernamentales componen el portafolio de sus empresas. En 2014 se asoció con Vicente González Dávila, director de la empresa Geo Estratos y sin experiencia previa en el sector energético, Díaz Castellanos incursionó en el sector petrolero, pues en alianza con González Dávila obtuvo cuatro contratos en la tercera licitación de la Ronda Uno de la Reforma Energética, realizada el año pasado.

Gamboa Patrón, coordinador de los senadores priistas, ha sido un promotor de la Reforma Energética del Presidente Enrique Peña Nieto antes y después de su aprobación en el Congreso.

“El Presidente Enrique Peña Nieto ha tenido la templanza y el liderazgo para tomar una decisión valiente, necesaria, que genera posiciones encontradas al proponer un cambio de paradigma de hondo calado. Pero es hora de hacer una nueva historia, que proyecte al país hacia el futuro brindando mayores oportunidades de crecimiento y generando más empleos y mejor remunerados, con miras a alcanzar el desarrollo que todos los mexicanos esperamos y merecemos”, argumentó públicamente el legislador del tricolor.

En tanto, la Inmobiliaria Hotelera Montecristo, una de las empresas que conforman el Grupo Dicas, propiedad de Díaz, ha ganado además 12.6 millones de pesos por la prestación de servicios a dependencias federales desde 2005.

Esta amistad, cultivada durante cuatro décadas, nunca ha estado oculta.

En Yucatán, Emilio Díaz es visto en medios de comunicación y en el sector empresarial como “prestanombres” del Senador priista. Él, a través de Grupo Dicas, ha incursionado en las industrias automotriz, turística, inmobiliaria, financiera, de infraestructura y, desde 2014, en la energética. Sin experiencia previa en este sector, el empresario logró ganar cuatro de los 25 contratos licitados el año pasado en la Ronda Uno.

Díaz Castellanos invitó a dos amigos a pasar el fin de semana en una isla del Golfo de México. Díaz rentó un helicóptero que aterrizó en un Área Natural Protegida. El video que muestra a tres personas descendiendo de la aeronave para abordar un yate fue difundido en redes sociales y el coordinador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Senado se vio forzado a ofrecer una disculpa pública por “el error cometido por el helicóptero”.

Además del Senador, en la filmación se observa también cómo Guillermo Raúl Ruiz de Teresa, funcionario federal, aborda un yate.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), en la que Ruiz de Teresa es Coordinador General de Puertos y Marina Mercante, explicó que el funcionario asistió a la reunión a título personal porque Emilio Díaz Castellanos y él son amigos desde hace varios años.

El otro amigo, muy cercano, es el propio Gamboa Patrón.

“Atendiendo a la invitación de mi amigo Emilio Díaz Castellanos, para pasar el fin de semana en la Isla Alacranes, abordamos el pasado viernes en la tarde un helicóptero que él rentó para trasladarnos a ese lugar, y cuando aterrizamos, me subí al barco de Emilio Díaz Castellanos”. Así explicó el Senador Gamboa el aterrizaje de ese helicóptero en un arrecife catalogado como Área Natural Protegida. Así, también, hizo público que Díaz Castellanos es su amigo.

EMILIO DÍAZ CASTELLANOS: EMPRESARIO CON SUERTE

Grupo Dicas fue constituido en 1975. Está compuesto por 30 empresas y genera más de mil 500 empleos directos en Yucatán, Campeche, Quintana Roo, Tabasco y Veracruz. Esto de acuerdo con el sitio web de la compañía.

Sobre Grupo Dicas es posible conocer que ha incursionado en sectores tan diversos como el automotriz, el financiero, el inmobiliario, el turístico, el de infraestructura y recientemente el energético. No obstante, el nombre de cada una de las tres decenas de empresas que dice poseer no es información accesible.

Se puede saber, por ejemplo, que el consorcio es propiedad de Emilio Díaz Castellanos. También que una de las empresas que lo conforman es la Inmobiliaria Hotelera Montecristo, información que fue corroborada a SinEmbargo por empleados de Grupo Dicas vía telefónica.

La Inmobiliaria Hotelera Montecristo ha obtenido, entre 2005 y 2016, 43 contratos con dependencias federales de acuerdo con la información alojada en el Portal de Obligaciones de Transparencia (POT) del Gobierno federal. De estos, 30 fueron concedidos por adjudicación directa. La empresa cobró, en total, 12 millones 657 mil 560 pesos por contratos con el objetivo de prestar servicios de logística, organización de eventos, coffee breaks y capacitación.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la Compañía Federal de Electricidad (CFE), la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), la Comisión Nacional del Agua de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y el Instituto Nacional de Transparencia , Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) son las entidades que han contratado los servicios de la empresa durante los últimos 11 años.

El Yucatán Country Club, uno de los desarrollos inmobiliarios más ambiciosos y exitosos del estado, también está ligado al empresario. En el Consejo de Administración, Díaz Castellanos es socio de Mario Gamboa Patrón, hermano del Senador priista.

La ruta del empresario Díaz Castellanos, por años se mantuvo en el sector turístico y hotelero, pero en 2014, con la Reforma Energética en puerta, sus negocios dieron un giro y encontró un nuevo objetivo que alcanzó rápido gracias a la empresa Geo Estratos.

En ese año, Díaz Castellanos anunció una alianza con la empresa Geo Estratos, de Vicente González Dávila, para construir el Instituto Tecnológico del Petróleo y la Energía en Mérida, Yucatán. Se trata de una universidad privada especializada en el desarrollo energético. Previo a ello, Geo inauguró el Centro de Investigación de Crudo Extrapesado y Recuperación Mejorada (Cicerm), primer sitio dedicado a generar conocimiento para la extracción de este tipo de hidrocarburos, que contó con una inversión de 150 millones de pesos.

De 2003 a 2005, Geo Estratos brindó servicios a la subsidiaria Pemex Exploración y Producción. Por nueve contratos que celebró con esa filial de Petróleos Mexicanos, ganó 55 millones 849 mil 802 pesos.

Con Díaz Castellanos dentro de la sociedad, Geo Estratos fue una de las principales ganadoras de las rondas de licitación de hidrocarburos. En la Ronda Terrestre y Extracción, se hizo de cuatro proyectos en Veracruz: Pontón, campo del que podrán extraerse 7 millones de barriles de aceite y 6 mil millones de pies cúbicos de gas; Tecolutla, que tiene una producción acumulada de 2 millones de barriles de aceite y 2 mil millones de pies cúbicos de gas; La Laja, que a inicios de 2015, tuvo una producción de 200 mil barriles de aceite y 100 millones de pies cúbicos de gas, y Paso de Oro, que cuenta con un volumen original en sitio de 500 mil barriles de aceite y 400 millones de pies cúbicos de gas. Para la realización de esos proyectos anunció una inversión de 250 millones de dólares.

En cada una de las licitaciones, Geo Estratos no tuvo más de dos competidores.

GUILLERMO RUIZ DE TERESA: FUNCIONARIO OPACO

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes aclaró que Guillermo Ruiz de Teresa acudió a la reunión celebrada en Arrecife Alacranes en Yucatán no como funcionario, sino como amigo de Díaz Castellanos.

El funcionario encargado de la Coordinación General de Puertos y Marina Mercante tiene la obligación de presentar su declaración patrimonial ante la Secretaría de la Función Pública (SFP) desde 2013, cuando era Director General de Aeropuertos y Servicios Auxiliares.

Durante tres años, en los dos cargos públicos que ha ostentado, presentó este documento en seis ocasiones. En ninguna de ellas estuvo de acuerdo con hacer pública su declaración de posible conflicto de interés. Lo único que ha divulgado es su trayectoria académica y experiencia profesional.

Ruiz de Teresa tampoco hace públicos sus bienes patrimoniales, lo que significa que no es posible saber si las condiciones en que vive corresponden a su salario actual: 175 mil 828 pesos mensuales. Además, el funcionario no aclara si esa es su única percepción o tiene, además, ingresos por actividades industriales, comerciales, financieras u otras.

Su trayectoria, que sí es pública, inició en 1976, en la Secretaría de Programación y Presupuesto. Luego pasó a la Subdirección Comercial de Azúcar, dependiente de la Secretaría de Energía. En 1989 llegó por primera vez a la SCT como Subdirector General de Planeación y Desarrollo; estuvo dos años en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y regresó a la SCT para ser Director General de Aeropuertos y Servicios Auxiliares.

Antes de ocupar cargos políticos dentro del PRI, estuvo en la Secretaría de Gobernación (Segob), donde fungió en 1998 como Secretario Particular del Secretario y Coordinador General de Protección Civil.

En la iniciativa privada, Ruiz de Teresa es actualmente Presidente de Promotora de Desarrollos Industriales S.A. de C.V., empresa enfocada en otorgar servicios de ingeniería y construcción, y de Promotora del Desarrollo y Capacitación Estratégica S.A. de C.V.

Durante su paso actual como funcionario de la SCT, de los 12 proyectos que se han realizado en su área, con motivo del Plan Nacional de Infraestructura, 11 se han llevado a cabo en el sureste mexicano; el otro se operó en Tamaulipas. Estos proyectos forman parte de la estrategia de la SCT para dotar de infraestructura a los puertos y facilitar la puesta en marcha de los proyectos de la Reforma Energética.