El pequeño Santiago Gómez Márquez, de nueve años de edad, y su abuela María del Rocío Silva Serna, de 57 años, desaparecidos desde el pasado 20 de septiembre, fueron localizados ayer en un hotel en el estado de Zacatecas, confirmó el padre del menor a este diario digital.

Ciudad de México, 5 de octubre (SinEmbargo).- Santiago Gómez Márquez, de nueve años de edad, y su abuela María del Rocío Silva Serna, de 57 años, fueron localizados la tarde de ayer y ya están en casa. Los encontraron en un hotel en el estado de Zacatecas, confirmó a SinEmbargo Alejandro Gómez, papá del pequeño.

“De acuerdo a la versión preliminar que nos indican, nada oficial, es que fue una llamada al Ministerio Público por la policía de Zacatecas, [la que alertó] ”, expuso el padre del menor.

Los datos que se tienen hasta el momento es que fueron las personas del hotel quienes notificaron de la presencia. Sin embargo, aún hay información que la familia tiene que corroborar, planteó Gómez en entrevista con SinEmbargo.

El pequeño, quien cursa cuarto grado de primaria, se encuentra bien de salud, comentó su padre.

Alejandro Gómez lanzó un agradecimiento a la sociedad y medios que estuvieron al pendiente, que apoyaron al compartir la búsqueda y difundir el caso.

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ-CdMx) confirmó que el menor y su abuela estaban en el municipio de Jerez, en Zacatecas.

La autoridad capitalina adjudicó el hallazgo a “trabajos de inteligencia, gabinete y campo desarrollados por la PGJCDMX para encontrar personas extraviadas y/o ausentes”.

“El monitoreo de las cámaras de videovigilancia de la Ciudad de México, revisión de los registros en terminales de autobuses y aeropuertos, así como la activación de la Alerta Amber CDMX y el trabajo coordinado con las fiscalías generales de Justicia de los estados de la República Mexicana para difundir el fotovolante, resultaron fundamentales para ubicar al menor y a su abuela en el municipio de Jerez, estado de Zacatecas”, señala la autoridad en un comunicado de prensa.

La procuraduría capitalina agrega que policías municipales se presentaron en el lugar donde se localizó al niño y a su abuela y los llevaron a la Fiscalía General de Justicia del estado de Zacatecas, a fin de realizar las diligencias para su traslado a la Ciudad de México.

La abuelita y el nieto de nueve años fueron localizados en Zacatecas. Foto: Especial

Santi está bien de salud, comentó su padre a este diario digital. Foto: Especial

“Santi”, como le dicen de cariño, y María del Rocío, salieron de su casa ubicada en la calle Joaquín Herrera, entre Isabel la Católica y 5 de Febrero, de la colonia Obrera en la Ciudad de México, el pasado 20 de septiembre alrededor de las 17: 30 horas. Desde entonces se desconoce su paradero.

Alejandro Gómez fue el primero en percatarse que el niño y su abuela habían desaparecido.

“Yo salí de trabajar y fui a la casa donde vive Paola –la mamá de Santi–, la abuelita y Santiago. Fui como todos los días, llegué a la casa y vi que no están. Me inquieté, le llamé a Paola, a Jaime –el abuelo materno– y nadie sabía donde estaban. Es donde nos dimos cuenta que algo estaba mal. Empezamos a buscarlos y fue cuando encontramos una nota”, relata.

La mamá de Santiago fue quien encontró el escrito donde María del Rocío decía que se había ido para esconder al niño y así salvarlo de un supuesto holocausto.

“Me llevo a Santi, vivimos en un mundo jodido no me busquen […] Perdóname, me habló Dios y me tengo que llevar a Santiago para salvarlo de un holocausto provocado por el Gobierno de la Bestia, tengo que salvarlo, protegerlo porque torturaran a los niños [… ]”, son frases que contenía la nota que dejó la mujer, de acuerdo con información que compartieron familiares en sus redes sociales al iniciar la búsqueda.

La familia de ambos emprendió una exhaustiva búsqueda que finalmente dio resultado.