El Presidente de México aseguró que el plan con los empresarios “va a significar el que haya más inversión para proyectos de infraestructura en el país”, en el sector energético y en comunicaciones. Por ello, afirmó, trabajan de manera conjunta el sector público, social y privado, ya que son los tres motores que se requieren para reactivar la economía.

Ciudad de México, 5 de octubre (SinEmbargo).– El Presidente Andrés Manuel López Obrador parece haber zanjado diferencias con una parte importante del sector empresarial y esta mañana apareció con sus representantes en la conferencia mañanera. Anunciaron juntos un ambicioso plan de infraestructura –incluso energético– que, de concretarse, impulsará empleo, inversión y desarrollo en momentos en los que se necesita más: cuando México y el mundo sufren una crisis inédita.

El anuncio es una buena señal. Los empresarios habían pedido dinero otra vez –como en cada crisis– para sortear la caída de la economía y el Jefe de Estado les dijo que no; que esos recursos, los que fueran, serían para “los de abajo”. Eso los distanció. Ahora la relación se ha saneado, parece.

La economía de México tuvo estos meses dos ingresos inesperados que fortalecieron las finanzas públicas: los migrantes, uno de ellos; el otro fue el pago de impuestos por parte de los gigantes corporativos que debían a la Hacienda pública por las laxas políticas –y para el Presidente, por la complicidad– de los anteriores gobiernos.

“Ahora sí se va a hacer un anuncio muy importante porque va a significar el que haya más inversión para proyectos de infraestructura en el país, proyectos también en el sector energético, todo lo que tiene que ver con comunicaciones”, dijo López Obrador esta mañana, con la élite empresarial junto a él en Palacio Nacional.

En su conferencia de prensa matutina, aseguró que se encuentran trabajando de manera conjunta el sector público, social y privado, los cuales representan los tres motores que se requieren para reactivar la economía, pues, admitió, “es muy importante que sepamos todos que no podríamos solos”.

“Desde luego ha sido muy importante lo que se ha hecho enfrentando las dos crisis: la sanitaria y la económica. El que se haya tomado la decisión de apoyar las actividades productivas de los de más abajo, muy contrario de lo que se hacía anteriormente, cuando se rescataba a las grandes corporaciones”, comentó el mandatario.

Frente a los medios de comunicación, recordó que en su Gobierno se optó por fortalecer el consumo de las mayorías y se destinaron muchos recursos para el bienestar, como lo fue la entrega de créditos a pequeñas empresas “como nunca se había hecho en el país”.

“En cinco meses, alrededor de dos millones de créditos para pequeñas y medianas empresas con tasa de interés del cinco por ciento anual en promedio. Todo esto se hizo en cinco meses. Fueron créditos a la palabra, sin papeleo, porque la mayor riqueza de México es la honestidad de su pueblo”, agregó el Presidente.

Consideró que esto ha ayudado a enfrentar las crisis económica derivada de la pandemia de la COVID-19, a lo que se sumó “el apoyo de nuestros paisanos porque no dejaron de enviar recursos a sus familiares en México. En estos tiempos difíciles nos han apoyado como nunca”.

“Los expertos decían que con la crisis se iban a caer las remesas y fue lo contrario, se han incrementado en 10 por ciento, con relación al año pasado. Y este año, sin duda, van a ser remesas récord porque vamos a llegar a los 40 mil millones de dólares”, confió el tabasqueño.

El Presidente de México encabezó esta mañana su conferencia de prensa matutina.

El Presidente de México encabezó esta mañana su conferencia de prensa matutina. Foto: Gobierno de México

AMLO afirmó que las remesas ya son la principal fuente de ingresos en el país, ya que llega a “10 millones de familias de abajo. Por eso, a pesar de la crisis, las tiendas departamentales, en vez de vender menos, aumentaron sus ventas. Esto significa que la gente no ha dejado de tener para consumir lo básico. También nos ayudó mucho que el sector menos afectado por la crisis fue el primario”.

“También es muy satisfactorio poder informar al pueblo de México que ya estamos recuperando los empleos perdidos. Desde agosto empezamos a recuperar empleos. En agosto se recuperaron más de 90 mil y en septiembre cerca de 120 mil. Ya llevamos en dos meses más de 200 mil empleos recuperados. Perdimos cerca de un millón de empleos por la pandemia a partir de abril. Sólo en ese mes se perdieron 550 mil empleos de los trabajadores inscritos en el Seguro Social, pero ya nos estamos recuperando. Y si seguimos así, yo calculo que en seis meses vamos a tener de nuevo los 20 millones 500 mil empleos que estaban registrados antes de la pandemia”, sostuvo.

De acuerdo con el Jefe del Ejecutivo federal, “para reforzar todo este plan vamos a suscribir un convenio con el sector privado nacional, que va a significar inversión, empleos, bienestar. Por eso celebro que estén aquí los representantes de los empresarios de México, a quienes les agradecemos mucho”.

En su intervención, Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), recordó que en diciembre de 2019 pronosticó que 2020 sería un año de crecimiento económico con base en el aumento salarial sin precedentes, del 20 por ciento; la reciente firma del T-MEC, con lo que se daba certeza a las inversiones; y finalmente con el plan de infraestructura, presentado en el mes de noviembre, que buscaba aumentar el desarrollo del país.

“Me equivoqué completa y absolutamente”, reconoció. “Nunca nos imaginamos en ese momento lo que venía. Nunca imaginamos esta crisis económica que se ha convertido en un problema económico autoinfringido”, dijo Salazar Lomelín.

La crisis sanitaria de la COVID-19, explicó, requirió que para la protección de la salud pública se creara un problema económico sin precedentes. Sin embargo, confió en que “todos aquellos que queremos a México” han buscado soluciones para el impacto del nuevo coronavirus.

Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE). Foto: Gobierno de México

Con el nuevo acuerdo, Salazar destacó que “se manda el mensaje de estar unidos, buscando el bienestar del país. Se manda el mensaje de que buscamos tener la certeza y la certidumbre de la cual hemos hablado durante reiteradas ocasiones. Vuelve la Presidencia de México a reiterar el interés que tiene en la inversión privada, el soporte que la inversión privada le puede dar a nuestro país, la importancia de trabajar unidos y juntos y, como él dijo ya, en un paquete de inversión que se va a ir anunciando paulatinamente”.

La cabeza del sector empresarial organizado admitió que para la reactivación económica es necesaria la colaboración de todos los sectores sociales, por lo que el combate a la corrupción, la estabilidad macroeconómica y la transparencia serán centrales.

Las 12 organizaciones empresariales del CCE se comprometieron a lanzar opciones de recuperación que contengan la inversión privada con un mínimo del 50 por ciento; además buscarán aprovechar el T-MEC para reforzar las cadenas productivas de la zona norte del continente, alianzas estratégicas y mejoras aduanales.

Uno de los sectores en los que buscan mayor inversión será la comercialización con la zona este de Estados Unidos, también apostarán el reforzamiento del turismo con base en la modernización de la infraestructura dependiente del sector y la mejora de la seguridad pública.

Arturo Herrera, titular de la Secretaría de Hacienda y crédito Público (SHCP), participó en la presentación del nuevo acuerdo de inversión, basado en 39 proyectos. Indicó que siete de ellos están en ejecución, en los que hay una inversión de 38 mil millones de pesos. Su ejecución inició en el mes de diciembre, dijo.

“Hay alrededor de siete proyectos que están en ejecución por 38 mil millones de pesos. Esta ejecución inició en el mes diciembre con un total de 32 proyectos por 259 mil millones de pesos, de los cuales, 156 mil son en el sector de comunicaciones, 98 mil en energía, y dos mil millones en agua y medio ambiente”, detalló.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador en Palacio Nacional.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador en Palacio Nacional. Foto: Gobierno de México

Los siete proyectos emprendidos son la Autopista Urbana Siervo de la Nación en Edomex; el Viaducto Santa Catarina en Nuevo León; la modernización de la carretera Ecuandero-La Piedad en Zitácuaro; la Autopista Guadalajara-Tepic-sur; el mantenimiento, rehabilitación y operación de carreteras en Nuevo León y Tamaulipas; así como el libramiento carretero surponiente Aguascalientes.

“Es más de un punto porcentual del Producto Interno Bruto (PIB). El total de los proyectos que acaban de estar recientemente en ejecución, o que van a ser anunciados para iniciar este mismo mes, suman casi 300 mil millones de pesos”, precisó el Secretario. La inversión acumulada asciende a 297 mil 344 millones de pesos.

Jorge Nuño Lara, titular de la Unidad de Inversiones de la SHCP, reveló que con este plan de inversión se pueden crear entre 185 mil y 190 mil empleos y que los proyectos arrancarían este año y en 2021, mientras que aquellos que faltan por anunciar iniciarían en 2022 a más tardar.

La importancia del plan radica en que 87 por ciento de la inversión del país proviene del sector privado, argumentó el jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, Alfonso Romo.

“Reconocemos la disposición de su Gobierno, señor Presidente, para mantener la interlocución, la apertura al diálogo y el intercambio de ideas con el sector privado”, afirmó Antonio del Valle, presidente del Consejo Mexicano de Negocios.

-Con información de EFE

201001 Reactivacion_Economica_PPT 297mdp