“Tengo miedo a ser callada, desaparecida o a las amenazas que se le den a mi familia”, dijo la mujer que denunció por violación sexual al Diputado Marcos Zapotitla, quien renunció la semana pasada al Partido Encuentro Social en Morelos.

Ciudad de México, 5 de octubre (SinEmbargo).- Una mujer que denunció por violación sexual al Diputado de Morelos Marcos Zapotitla Becerro dijo sentir miedo por posibles amenazas a ella o a su familia y exigió que el caso no quede impune. La Junta Política y de Gobierno del Congreso local aprobó hoy analizar si el legislador será separado de su cargo para que enfrente un proceso penal, el acuerdo será votado en la Comisión de Gobernación y Gran Jurado.

“Yo sí te creo son las palabras que me dieron la fuerza para enfrentar y reconocer que había sufrido una violación, esto no es un tema político, nadie me dio dinero, no es mentira de la Fiscalía General del Estado, si no al contrario, tengo miedo a ser callada, desaparecida o a las amenazas que se le den a mi familia. Por eso pido a la sociedad su apoyo, que si me reconocen o en algún momento se filtra alguna imagen mía no me revictimicen, ayúdenme a sentirme segura, por lo anterior es que pido que se desafuere al señor Marcos para que enfrente la justicia que estoy exigiendo”, dijo la denunciante, quien prefirió no revelar su identidad por temor a represalias, en un mensaje difundido por sus abogados.

Sebastián Inzunza Villalobos, abogado de la mujer, explicó en entrevista con SinEmbargo que el proceso para separar de su cargo al legislador debe continuar en el Congreso para que se le cite a una audiencia inicial.

De acuerdo con el defensor, la mujer denunció en julio al Diputado Zapotitla Becerro por violación sexual, la Fiscalía estatal realizó algunos actos de investigación y obtuvo datos de prueba que demostrarían que sufrió una serie de afectaciones, por ejemplo, de tipo psicológicas.

“Nosotros tenemos pruebas científicas, otras que comprueban que ellos estuvieron juntos ese día, sabemos que hubo contacto por medio del teléfono, tenemos ciertos datos. Fueron dos meses donde fue diligencia tras diligencia y la investigación sigue”, dijo. La mujer, según señaló el defensor, conoce el legislador por la relación que tiene con su familia.

Marcos Zapotitla inició su gestión en la 54 Legislatura con Morena, dejó la bancada en 2019 para sumarse a Encuentro Social. El 29 de septiembre renunció a este partido para “no perjudicarlo”, según explicó en una conferencia de prensa. Era presidente de las comisiones de Igualdad de Género y Seguridad Pública y Protección Civil, pero el 22 de septiembre el Congreso aprobó con 12 votos a favor, cero en contra y seis abstenciones removerlo de sus cargos luego de saber de la denuncia por violación sexual.

Este es la segunda denuncia que se conoce en contra del Diputado, tan solo en agosto Sharol Gual, exsecretaria técnica de la Comisión de Igualdad de Género del Congreso morelense, demandó a Marcos Zapotitla por el delito de tráfico de influencias y violencia política por condición de género.

La denuncia por violación sexual llevó a que la Fiscalía estatal ratificara el 24 de septiembre una solicitud de procedencia de formación de causa al Congreso, un proceso que contempla el artículo 25 de la Ley Estatal de Responsabilidades de los Servidores Públicos por la probable responsabilidad penal de los servidores. Seis días después, fue turnada a la Junta Política y de Gobierno para su análisis y votación.

Con lo aprobado hoy en la Junta Política, la Comisión de Gobernación y Gran Jurado tendrá que presentar un dictamen que se vote en el Pleno del Congreso local para avalar o rechazar el desafuero del Diputado.

Los representantes jurídicos de la mujer ofrecieron hoy una conferencia de prensa en la que pidieron a las y los diputados basarse en los datos de prueba que la Fiscalía local ha recabado sobre el caso para tomar una decisión y no en aspectos políticos. También denunciaron que una campaña de desprestigio desde redes sociales a la denuncia de su clienta por la que responsabilizaron a las autoridades estatales, específicamente a Marcos Zapotitla.

Por su parte, mujeres de la Colectiva No Te Calles protestaron la semana pasada para exigir al Congreso local el desafuero del legislador y pidieron no revictimizar a la denunciante.

JUSTICIA, NO ASUNTO POLÍTICO

Sebastián Inzunza defendió en entrevista que la mujer no presentó una denuncia con el interés de afectar políticamente a alguien, “realmente hay una víctima”, insistió. El abogado criticó la respuesta de políticos de la entidad, como el Gobernador de la entidad, Cuauhtémoc Blanco, quien menospreció la denuncia.

“Él (Marcos Zapotitla) tiene que comparecer. No sé cómo está la situación, la verdad es… en dos minutos se fabricó esto. Ahora sí se puso a trabajar el Fiscal, lo que no pasa con otros personajes”, expresó el mandatario el 24 de septiembre al ser cuestionado por medios; ”no sé si es cuestión política”, añadió.

Por estas expresiones, la asesoría jurídica de la mujer exigió al mandatario una disculpa pública a la víctima por ser discriminatorias y revictimizarla.

“No, señor Gobernador, usted no sabe lo vivido por la víctima, y como tal le solicitamos se abstenga a dar declaraciones respecto a la investigación y mucho menos al procedimiento que se sigue”, señalaron los abogados de la mujer en un escrito público.

Hace dos semanas, cuando la denuncia en su contra se hizo pública, el legislador Zapotitle respondió en conferencia de prensa que se trata de un “asunto de tintes políticos” relacionado con sus críticas al Fiscal de Morelos, Uriel Carmona Gándara.

“Sostengo que se actúa de manera facciosa, pero reitero, la verdad camina sola. Les repito, no soy culpable y no pienso declinar a mis principios”, expuso.

En ese sentido, el abogado Inzunza Villalobos recordó que debe respetarse el derecho del Diputado a la presunción de inocencia, pero enfatizó que el Congreso debe aprobar su desafuero para que sea un Juez quien determine si hay datos de prueba suficientes para vincularlo a proceso.

Recordó a las autoridades estatales el compromiso que tienen de garantizar a las mujeres y niñas una vida libre de violencia toda vez que ocho municipios cuentan con una Alerta de Violencia de Género (AVG) desde 2015, medida de emergencia que obliga a las autoridades a crear acciones urgentes contra cualquier tipo de violencia.

“Sería contradictorio tu discurso como autoridad de que quieres bajar la violencia y no atender este caso. El Estado tiene una oportunidad. Es una prueba, creo que es una prueba para las autoridades, vamos a ver si el Poder Legislativo la pasan. La víctima tiene miedo, pero fue muy valiente por denunciar aún en contra de sus conocidos, ella tiene miedo y quiere justicia”, dijo en entrevista.

De acuerdo con datos de la Secretariado Ejecutivo Del Sistema Nacional De Seguridad Pública, tan solo de enero a agosto de este año, la Fiscalía de Morelos ha iniciado 277 carpetas de investigación por violaciones sexuales y suma 669 por delitos contra la libertad y la seguridad sexual, como abuso, acoso y hostigamiento.