México
Silvano Aureoles Conejo, exgobernador de Michoacán, en una conferencia de 2018.

Silvano Aureoles anuncia gira por México; quiere buscar la candidatura presidencial

05/10/2022 - 2:50 pm

El exgobernador dijo que recorrerá las 32 entidades federativas en busca de “un diálogo abierto y constructivo que permita diseñar una propuesta a visualizar un México” mejor.

Ciudad de México, 5 de octubre (SinEmbargo).- Silvano Aureoles Conejo, el exgobernador de Michoacán que está acusado y es investigado por distintos delitos –desde peculado hasta lavado de dinero–, anunció este miércoles sus intenciones de participar en la contienda presidencial de 2024.

En una conferencia de prensa, el exmandatario dijo que recorrerá México y aseguró que buscará ser candidato de una alianza opositora, ya que “no sería suficiente” ir sólo con el Partido de la Revolución Democrática (PRD).

“Quiero anunciar el inicio de un recorrido por mi país, un recorrido por México. Estaré visitando las 32 entidades de la República para la búsqueda de un diálogo abierto y constructivo y que permita diseñar una propuesta a visualizar el México que soñamos, el que queremos”.

En su discurso, Aureoles Conejo afirmó que México vive una crisis en democracia que arriesga el Estado de Derecho, así como la estabilidad y futuro del país. Además, enfatizó en los problemas que padece el país como la inseguridad, problemas educativos y de salud.

“Por eso quiero convocarlos a todos a que construyamos un mejor país. No permitamos que el miedo, la indiferencia, el odio y el resentimiento nos inmovilicen y nos mantengan en la permanente confrontación. Propongo que pensemos en un solo México donde la diversidad y la pluralidad sean las beses”, expresó.

Aureoles Conejo es investigado por supuestos desvíos de recursos. La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) le documentó distintas transferencias no sólo a sus familiares (entre ellas sus hijas), sino también a miembros del Partido del Trabajo (PT) y hacia su propio partido. Las denuncias de la UIF fueron interpuestas ante la Fiscalía General de la República (FGR) pero hasta la fecha, como con muchas otras denuncias presentadas ante esa entidad autónoma, se desconoce qué fue de ellas.

Además, Aureoles terminó mal su mandato en Michoacán no sólo porque es investigado, sino por distintos momentos que lo hicieron ver distante de la gente, prepotente. El 13 de abril del 2021, en Aguililla, empujó a Fernando Padilla, un maestro que se manifestaba contra del entonces Gobernador por la violencia en la región. El político perredista, acompañado de escoltas y personal militar, lo empujó. Eso le generó una ola de rechazo no sólo entre los michoacanos sino a nivel nacional.

INVESTIGACIONES CONTRA AUREOLES

Silvano Aureoles se encuentra en la mira de las autoridades de Michoacán. Foto: Cuartoscuro.

El exgobernador de Michoacán, quien además de enfrentar señalamientos de la actual administración estatal, que encabeza el morenista Alfredo Ramírez Bedolla, por presuntas irregularidades, es objeto de una investigación por ​​una presunta red de corrupción que tejió desde que era Diputado federal y luego Gobernador para desviar recursos públicos a través de empresas fachadas y lavadores de dinero, como reveló SinEmbargo.

Una denuncia presentada por la Secretaría de Hacienda ante la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción en contra de Silvano Aureoles Conejo detalla que el perredista tejió una presunta red de corrupción en Michoacán, en la que están involucrados familiares y políticos que hoy ocupan cargos como diputados y senadores.

El organismo anticorrupción, perteneciente a la Fiscalía General de la República, tiene en su poder una denuncia detallada en donde se vinculan nombres como Carlos Herrera Tello, exsecretario de Gobierno de Michoacán y excandidato a la gubernatura por la alianza del PRD-PRI-PAN; Edna Gisel Díaz Acevedo, Diputada del PRD por Uruapan quien fue fotografiada en San Lázaro junto al asesor italiano Paolo Salerno en el marco de la discusión de la Reforma Eléctrica; su exesposa Soledad María Geymonat Rompani; sus hijas Elizabeth y Sofía; y sus medios hermanos María Isabel, Juan Luis, Antonio y Carlos García Conejo.

Además de estos nombres, cuya relación con Silvano Aureoles es familiar o laboral debido a los cargos públicos que ocuparon en Michoacán, se encuentra el del ingeniero J. Dolores García Arellano, quien desde 2015 el Partido Revolucionario Institucional (PRI) lo señaló de prestanombres de Carlos Herrera Tello y Silvano Aureoles.

Este personaje es una pieza clave en la denuncia de la Secretaría de Hacienda contra Silvano Aureoles, pues funge como presunto prestanombres desde que el perredista era candidato a la gubernatura de Michoacán a través de las empresas Idemich S.A de C.V y Lumiamper S.A de C.V., esta última beneficiada con contratos durante su administración.

De acuerdo con la denuncia presentada ante la Fiscalía Anticorrupción, la presunta red de corrupción abarca de 2013 a 2020, periodo en el cual también se hallaron irregularidades —simulación de competencia y sobrecostos en construcción de obras— en licitaciones públicas de los municipios michoacanos de Zitacuaro, Tuxpan, Jungapeo, Caracuaro, Ocampo, Álvaro Obregón, Tlalpujahua, Tuzantla, Senguio y Tarímbaro.

DESFALCO DE AUREOLES

El presunto desfalco del que es acusado el exgobernador Silvano Aureoles ascendería a un monto entre los 50 mil y 60 mil millones de pesos en diversos rubros que van desde la seguridad pública hasta el sector salud y económico, según estimaciones preliminares del Gobierno de Michoacán.

Silvano Aureoles acumula denuncias en su contra. Foto: Especial.

La Contralora del estado, Azucena Marín Correa, indicó en entrevista con SinEmbargo que las cifras son aún estimaciones, pero indicó que el desfalco podría ser mayor a los 50 mil o incluso 60 mil millones, sin embargo, dijo que con la documentación que llevan, hasta el momento sólo se pueden sustentar al menos seis mil millones de pesos que son los que engloban las denuncias penales que han interpuesto hasta la fecha.

“Ahorita tenemos ya acreditado o comprobado seis mil millones de pesos. A qué me refiero con acreditado, que ya lo puedo llevar a una instancia de justicia, pero ya con documentos, no es nada más decir: ‘es una tarea pendiente de investigación’. Ahorita, el universo total sería aproximadamente de seis mil millones de pesos, los que tengo acreditados ante instancias o que voy a acreditar en los próximos días”, señaló la funcionaria.

La actual Contraloría de Michoacán ha recibido desde octubre a la fecha al menos 148 denuncias o señalamientos por irregularidades o posibles desvíos dentro de la administración de Aureoles, las cuales se derivarán en al menos 18 denuncias penales, según estimó la dependencia. Hasta el momento, el Gobierno estatal ya ha interpuesto 11 denuncias: cuatro ante instancias federales y siete ante la Fiscalía General de Justicia de Michoacán.

“Vamos a dividir por momentos: nosotros tenemos una recepción de denuncias y quejas, pero aparte están los hallazgos que encuentran a los servidores públicos. Ahí los hallazgos fue una cantidad de muchos años que en el transcurso del ejercicio de la administración se han ido difuminando, pero hay otros que se han ido agravando y ahí en esos encontramos sustracción de documentos, uso indebido de atribuciones y un sin número de irregularidades, hasta llegar a las más graves que ya presentamos ante instancias federales y estatales”, dijo la Contralora.

Por su parte, el Secretario de Gobierno Carlos Torres Piña y el propio Gobernador Alfredo Ramírez Bedolla han declarado en diversas entrevistas que el monto podría ascender a los 50 mil millones de pesos, si a las irregularidades se suman la deuda pública con más 20 mil millones en créditos bancarios, más 5 mil millones de los seguros, más de 11 mil 648.6 millones de pesos de pasivos, que corresponden a la cotización de dos quincenas ante el ISSSTE, el adeudo de más de 13 mil millones a proveedores, entre otras inconsistencias.

“Ahorita tengo por ejemplo en proceso auditorias que me van a permitir documentar todo eso de lo que habló el Secretario, pero esa parte yo necesito documentarla para tener los elementos… las faltas son tan graves que muchas no las voy a poder determinar yo aquí en la Contraloría, pero estamos en el estudio de todo eso”, detalló la Contralora.

Con respecto a las irregularidades en la Secretaría de Salud, el Diputado federal dijo que se habrían destinado recursos por más de 350 millones de pesos a esta dependencia, los cuales fueron entregados a empresas por la vía de adjudicación directa, pero éstas no entregaron los recursos, sino que los redireccionaron a otras o a particulares que están relacionados con el medio Latinus.

“El conflicto (en ese caso) recae directamente en el sentido de que entregaron dinero por adjudicaciones, digamos de servicios que nunca fueron prestados, como distribución de medicamentos, equipamiento, etcétera, los cuales fueron entregados (a la Secretaría de Salud) y los recursos fueron redireccionados a empresas ligadas a Latinus”.

En total son 37 los funcionarios de la anterior administración —incluido el exgobernador Silvano Aureoles— los que son imputados, tanto en las quejas que recibió la Contraloría, como en las acciones penales que ya interpuso ante las fiscalías federal y estatal.

-Con información de Sugeyry Romina Gándara

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video