México

Reforma de Guardia Nacional desactiva revuelta de senadores del PRI contra “Alito”

05/10/2022 - 10:06 pm

Los senadores y senadoras del PRI se habían mostrado como un grupo de contención a la dirigencia de Alejandro Moreno, pero con la aprobación de la reforma que prolonga la presencia de la Guardia Nacional en las calles, algunos militantes consideraron como una traición el que los legisladores respaldaran la iniciativa.

Ciudad de México, 6 de octubre (SinEmbargo).– El Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Senado se había erigido en un bloque de contención frente a su dirigente nacional Alejandro Moreno Cárdenas, hasta ayer, cuando en su mayoría respaldó la reforma de la Guardia Nacional, impulsada por “Alito” y el Gobierno, y a la que su líder en el Senado, Miguel Ángel Osorio Chong, se había opuesto desde un principio.

De los 13 senadores que integran la bancada tricolor, sólo tres votaron en contra de extender la presencia de las Fuerzas Armadas en las calles hasta 2028: Claudia Ruiz Massieu, Beatriz Paredes Rangel y el propio Osorio Chong, tres de los jerarcas del PRI que en junio pasado llamaron a rendir cuentas a Moreno Cárdenas, planteándole incluso que renunciara a su cargo junto a la secretaría general del partido, Carolina Viggiano.

En la sesión de ayer, de hecho, el coordinador de los senadores priistas no subió a la tribuna, como sí lo hicieron Claudia Ruiz Massieu y Beatriz Paredes Rangel. Horas después, en una entrevista con Radio Fórmula, Osorio Chong negó que los nueve senadores priistas que respaldaron esta reforma —que hasta hace unos días no contaba con el respaldo para ser aprobada— fueran unos traidores: “Esto no divide al grupo, no es la primera ocasión que pasa […] sabíamos cada quién perfectamente cómo iba a votar el otro, la otra, nos respetamos mucho y estamos cohesionados”.

Militantes que desde hace meses se oponen a la dirigencia de Alejandro Moreno tienen opiniones distintas sobre la votación, algunos consideran que la imagen del tricolor ante la ciudadanía volvió a ser dañada, pues hace sólo unos días los senadores se mostraron firmes en no respaldar la iniciativa apoyada por el Presidente Andrés Manuel López Obrador y terminaron por darle su respaldo. Por su parte, algunos consideran que el PRI no se fracturó en el Senado. En lo que coinciden los líderes priistas consultados por SinEmbargo es en rechazar la defensa de “Alito” a una iniciativa que rompió la alianza electoral con el PAN y el PRD.

“Los senadores que apoyaron la iniciativa no hicieron otra cosa más que avalar el propósito que el Presidente López Obrador de destruir la posibilidad de la coalición electoral […].  Lo que nos queda claro es que el propósito fue eminentemente político: Primero lograr la traición de Alejandro Moreno a los principios suscritos con la alianza Va por México; y luego este espectáculo que vimos todos los mexicanos, cómo en 10 días senadores que se manifestaban firmes y decididamente en contra de esa posición política del Presidente terminaron por darle su respaldo, y esto por supuesto que deja muy lastimada la imagen del partido frente a la ciudadanía, un partido con legisladores, con sus honrosas excepciones, que responden más a sus intereses y temores personales que al interés del partido o el interés de la República”, opinó José Encarnación Alfaro, representante del Movimiento LÍDER, uno de los grupos de opinión dentro de partido que se oponen abiertamente a la dirigencia de Moreno Cárdenas.

Hace un mes, en una conferencia en la que estuvieron la mayoría de los senadores del PRI, Osorio Chong manifestó su rechazó a esta iniciativa que presentó su partido en la Cámara de Diputados: “No estamos de acuerdo ni en la presentación ni por supuesto en esta iniciativa. Va en contra de lo que hemos venido planteando durante estos últimos años. Se les dio tiempo suficiente, pedido por las propias Fuerzas Armadas estando en el Senado de la República, y queremos que se cumpla ese plazo”.

Quince días después de la postura del Senador Chong, al ser discutida en el pleno, la reforma tuvo que ser regresada a comisiones, en donde se añadieron “candados” como la presentación de informes semestrales por parte del Ejecutivo, los cuales tendrán que ser analizados y dictaminados por una comisión bicameral que podrá llamar a rendir cuentas a los titulares de las secretarías de Gobernación (Segob), de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), de la Defensa Nacional (Sedena) y de la Marina (Semar). Chong dijo que respeta el hecho de que para algunos senadores priistas esto haya sido suficiente, pero indicó que a su parecer “le faltó” a este dictamen.

Lo cierto es que durante la votación del martes en el Senado, la gran mayoría del PRI respaldó la iniciativa a la que se había opuesto en un principio. Una postura que contrasta con la adoptada por el PAN y Movimiento Ciudadano que se mantuvieron firmes en su rechazo al dictamen aún con cambios. Por parte del tricolor, la votaron a favor los senadores: Carlos Aceves del Olmo, secretario general de la CTM; Manuel Añorve Baños, cercano al líder de los senadores de Morena, Ricardo Monreal; Eruviel Ávila Villegas, exgobernador del Estado de México, Sylvana Beltrones Sánchez, hija de Manlio Fabio Beltrones, uno de los jerarcas que acudió a la reunión de junio con Moreno Cárdenas; Ángel García Yález; Verónica Martínez García; Nuvia Mayorga Delgado, quien fue funcionaria en Hidalgo durante la gestión de Osorio Chong, y Jorge Carlos Ramírez Marín, compañero de Osorio Chong y Claudia Ruiz Massieu en el Gabinete de Enrique Peña Nieto.

“En el PRI sí hay diferencias, la primera está en ‘Alito’, él es un motivo de desunión y desprestigio para los priistas. Su dirigencia ha dividido muchísimo a gobernadores, exgobernadores, a legisladores. No hay una fractura en el Senado, sí hay diferencia hay gente más cercana a ‘Alito’, pero no hay una fractura como la hay en contra de Alito”, mencionó Fernando Lerdo de Tejada, líder de Plataforma PRI y exvocero en la Presidencia de Ernesto Zedillo.

Desde junio, representantes de Plataforma PRI, Alianza Generacional y Movimiento Líder, grupos de opinión dentro del partido, se sumaron a la exigencia de exlíderes priistas para que Moreno Cárdenas deje anticipadamente el cargo, aunque el dirigente no aceptó, sí se comprometió a renovar diferentes cargos y a establecer condiciones para comenzar con la organización de la Asamblea Nacional, pero hasta ahora aún no tienen clara cuál ruta seguirán.

Para Lerdo de Tejada y José Alfaro, lo que más preocupa ahora es la ruptura de la alianza con el Partido Acción Nacional (PAN) y el de la Revolución Democrática (PRD). El representante de Movimiento Líder consideró que apoyar la iniciativa que da más poder a las Fuerzas Armadas funcionó como una estrategia del dirigente del tricolor para cuidar sus intereses personales en un contexto donde enfrenta acusaciones por actos de corrupción.

“[El respaldo de Alejandro Moreno y sus cercanos a la iniciativa] fue una traición a la Alianza y quedó claro, por la actitud de Morena, que lo hizo a cambio de que no procediera su desafuero”, consideró Alfaro Cázares .

Además de los senadores del PRI, dos legisladores del PRD aprobaron la reforma constitucional que amplía la presencia de las Fuerzas Armadas en las calles como apoyo en la seguridad pública hasta 2028, lo que, en los hechos, rompió la coalición Va por México que, el 7 de septiembre, fue suspendida por las dirigencias nacionales del PAN y del PRD hasta que el PRI “no defina con claridad si habrá de honrar la plataforma electoral común”, firmada en 2021 y la moratoria constitucional que de junio.

Esta mañana, el empresario Claudio X. González dio por muerta la coalición Va por México que él mismo creó y planteó que “habrá nuevamente” que reagrupar fuerzas. Gustavo de Hoyos, el expresidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) y quien también apoyó la creación de la alianza, se pronunció en el mismo sentido, y, sin mencionarlos específicamente, acusó a sus aliados de miedosos y de claudicar “ante el autócrata”, en alusión al Presidente López Obrador.

Por su parte, el presidente del PAN, Marko Cortés, acusó que “la dirigencia nacional del PRI y la gran mayoría de los legisladores de ese partido, así como dos senadores del PRD, traicionaron la voluntad de 22 millones de mexicanos que votaron por la oposición en 2021”. El panista reprochó a esos políticos que “incumplieron la plataforma legislativa Va por México”.

Con los cambios hechos a la reforma sobre las Fuerzas Armadas, la minuta regresó a la Cámara de Diputados, donde el coordinador de Morena, Ignacio Mier, ha adelantado que se le dará fast track. En esta instancia, ya había sido aprobada el miércoles 14 de septiembre con 335 votos a favor, 152 en contra y una abstención.

En esa ocasión, pese a haber sido promovida por el PRI, dos legisladores del tricolor votaron en contra de lo dispuesto por su dirigencia: Sue Ellen Bernal Bolnik y José Francisco Yunes Zorrilla, excandidato al Gobierno de Veracruz, quien aspira aún por la candidatura. La única abstención en esa votación fue de Ana Lilia Herrera Anzaldo, una de las contendientes en 2023 a la candidatura en el Estado de México; además se ausentaron de la votación Laura Barrera Fortoul y Frinné Azuara Yarzábal.

Pese a la aprobación de esta reforma que presentó el PRI en San Lázaro, Alejandro Moreno Cárdenas no se pronunció sobre la validación. Incluso ayer en el Senado, el morenista Ricardo Monreal Ávila dijo que ya no se trata de una “Ley Alito”: “Ya no puede ser un motivo de disputa el tema de la ‘Ley Alito’, nosotros respetamos a ‘Alito’, pero no tiene que ver porque es otra iniciativa distinta, ya no deben pelearse con fantasmas los adversarios porque construimos un nuevo diseño de modificación al quinto transitorio”.

Montserrat Antúnez Estrada
Periodista y editora. Feminista. Comprometida con comunicar temas sobre acceso a la justicia y derechos humanos. Trabaja por un periodismo con perspectiva de género y que respete la dignidad de las personas.
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas