El nuevo hangar presidencial fue adjudicado a una filial de Grupo Higa, constructora responsable de la “casa blanca” de la Primera Dama y de la del Secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, en Malinalco. El costo original era de 794 millones de pesos, pero ya ascendió a 977 millones. 

Imágenes tomadas del sitio web de EOLO Plus

Imágenes tomadas del sitio web de EOLO Plus

Ciudad de México, 5 de noviembre (SinEmbargo).– A poco más de un mes de que arribe a la capital mexicana el nuevo avión presidencial, el Boeing 787 Dreamliner, el hangar que se anunció junto con la adquisición del aeroplano aún no está terminado, aunque se sabe que tuvo un costo 23 por ciento más de lo que se había planeado y se adjudicó a una filial de Grupo Higa.

Concretos y Obra Civil del Pacífico S.A. de C.V. obtuvo la licitación directa con un monto de 794 millones de pesos, sin embargo el costo total ya ascendió a 977 millones de pesos, de acuerdo con una nota de Milenio. Aunado a esto, pese a que se había planeado que el hangar tendría un periodo de vida de 30 años, sólo será de cinco.

En el 2014 se le adjudicó la licitación a la filial Grupo Higa, cuyo dueño es Juan Armando Hinojosa Cantú, para la remodelación del hangar presidencial. El contrato era por 945.5 millones de pesos, según el Presupuesto de Egresos 2015.

La constructora a la que se le asignó la obra también es la que construyó la casa de la Primera Dama, Angélica Rivera Hurtado, en Las Lomas y la del Secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Luis Videgaray Caso; además encabeza el consorcio ganador para la construcción de la obra hidráulica Monterrey VI, con una participación del 37.75 por ciento.

La información sobre la remodelación se clasificó como reservada por 12 años por considerarse como un asunto de seguridad nacional, sin embargo datos en posesión del diario Milenio indican que se construyeron espacios como canchas de futbol, basquetbol y squash, así como espacios residenciales para los miembros del Estado Mayor.

Sobre un posible traslado del hangar que se está remodelando en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México al nuevo aeropuerto –que el Secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT), Gerardo Ruiz Esparza, había comentado–, dijo que “sólo la estructura de acero que conforma el hangar podría trasladarse de forma parcial a las instalaciones del nuevo aeropuerto”.

Originalmente, la obra estaba planeada para terminarse en agosto, pues el contrato señaló el inicio de los trabajos el 3 julio de 2014 con un plazo de 425 días naturales. A más de dos meses de haberse cumplido el plazo, el avance es de 88 por ciento, según la SHCP, pero deberá estar listo antes de la llegada del avión presidencial que será el próximo 18 de diciembre.

SinEmbargo publicó que Higa también se encarga de los traslados aéreos de algunos funcionarios del Ejecutivo federal mediante su filial Eolo Plus.

La información, que está disponible en el Portal de Obligaciones de Transparencia del Gobierno federal (POT), destaca que entre estos traslados se encuentran los viajes de Alfredo del Mazo Maza, primo del Presidente Enrique Peña Nieto, hasta enero director general del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras) y hoy candidato a Diputado federal por el Estado de México y cuya gerencia de adquisiciones, el 14 de marzo de 2013, otorgó de manera directa un contrato de 10.7 millones de pesos a la compañía aérea Eolo Plus SA de CV, propiedad de Hinojosa Cantú.

El reportaje, basado en datos oficiales, habla de los funcionarios de la banca de desarrollo que han contratado estos servicios. No menciona que el Secretario de Hacienda sea el responsable de las contrataciones. Tampoco dice que Videgaray Caso haya realizado contratos o utilizado servicios de Grupo Higa o de sus filiales para viajar. Otros funcionarios de la banca de desarrollo sí.