Foto: Facebook Team Peak Performance.

Los integrantes del equipo, quienes nombraron al animalito Arthur, eventualmente le dieron al perro un nuevo hogar y la oportunidad de una mejor vida.
Foto: Facebook Team Peak Performance.

Ciudad de México, 5 de diciembre (SinEmbargo/HuffPost).-  “La primera regla de las competencias de aventura es que todo puede pasar, a veces lo inesperado. Esta es la historia del perro Arthur, el nuevo amigo del equipo de Team Peak Performance”. El mes pasado, un equipo de atletas extremos que estaban completando una extenuante carrera a través de la Región Amazónica de Ecuador, se encontró con un desaliñado perro callejero que empezó a seguirlos a través del bosque tropical.

El equipo explica que al emprender el senderismo fue “épico” con lodo hasta sus rodillas y únicamente un GPS para guiarlos. “Es mucho más difícil que los demás equipos esperaban. Aquí es donde el equipo conoció por primera vez al perro Arthur”, relatan en su cuenta oficial de Facebook.

De acuerdo con los cuatro integrantes del equipo, intentaron desviar el camino del can para que no fuera con ellos, pero siempre terminaba a su lado. Al principio todo iba bien, explica el equipo, pero cuando el asunto comenzó a volverse lodoso, Arthur tuvo problemas para caminar y el equipo lo ayudó a atravesar las partes donde había más lodo.

“Todo comenzó cuando le di una albóndiga a Arthur mientras comíamos justo antes de comenzar con la larga excursión”, le dijo Mikael Lindnord, capitán del equipo sueco de carreras de aventura, Peak Performance, en una entrevista para el sitio web de Team Peak Performance. “Cuando salimos íbamos con otros varios equipos, y no entendíamos que Arthur nos iba siguiendo sino hasta que nos quedamos solos y él seguía allí. En una etapa tuvimos que hacer una parada y el perro estaba completamente destrozado. Abrimos dos latas de comida y lo dejamos comer, porque él no iba a encontrar comida en medio de esa selva”.

Lindnord y los otros tres atletas de Peak Performance viajaron a Ecuador en noviembre para competir en el Adventure Racing World Championship, de 430 millas.

arthuu

“Mike, Simon, Staffan y Karen pusieron sus kayaks en el agua y se prepararon para salir, pero Arthur se negó a quedarse atrás y comenzó a nadar”, publicó el grupo en Facebook. Foto: Team Peak Performance.

“Esto fue demasiado conmovedor para el equipo, y Mikael ayudó a Arthur a subirse al kayak. Esto provocó una ovación de pie por parte de todos los que estaban en la orilla, viendo a los cinco integrantes del equipo salir”.

Arthur y el equipo cruzaron juntos la línea de la meta, de acuerdo con el sitio web del grupo. Después de la carrera, el equipo abrió una cuenta de PayPal para hacerse cargo del perro –que necesitaba tratamiento para una herida sangrante en su espalda que tenía desde 6 meses atrás– y para poder llevarlo en avión a Suecia. El jueves pasado, Arthur aterrizó en el Aeropuerto Arlanda de Estocolmo.

Luego de que dieran a conocer que Arthur comenzaba a parecer más un perro, informaron que lo llevarían a un veterinario de Quito para que fuera revisado y buscaron a las autoridades correspondientes para que pudieran llevarse a Arthur a Suecia.

Otra travesía que enfrentaron, fue cuando el grupo estaba por cruzar un río en sus kayaks y se les recomendó que dejaran al perro por razones de seguridad. Arthur, sin embargo, no quiso quedarse atrás. Foto: Facebook Team Peak Performance.

Otra travesía que enfrentaron, fue cuando el grupo estaba por cruzar un río en sus kayaks y se les recomendó que dejaran al perro por razones de seguridad. Arthur, sin embargo, no quiso quedarse atrás. Foto: Facebook Team Peak Performance.

Finalmente, a través de Facebook Mikael Lindnord, líder del equipo dio a conocer las buenas noticias: “Casi lloro en frente de la computadora cuando recibí la aprobación del Consejo de Agricultura para que Arthur fuera a Suecia”. Así es como fue despedido por el personal de las aerolíneas de Quito, luego de que se difundiera la historia de este perro y asistieron numerosas personas. Así como al aeropuerto de Arlanda, a donde reporteros y varios medios arribaron para darle una cálida bienvenida al famoso can.

Posteriormente inició la Fundación Arthur para ayudar a perros abandonados a convertirse en valiosos para la sociedad y para apoyar una nueva propuesta de ley que les otorgue a los perros abandonados derechos en contra de la violencia y el abuso.

La última actualización del equipo de Facebook fue para informar sobre el estado de salud que mejora cada día de Arthur y cómo vive en estos días con su nueva familia en Suecia.

Desde ayer tuvo acceso a hacer ejercicio en el gran patio para que pudiera correr y jugar. Sobre la revisión de su cuerpo, de sus cuatro heridas que tenía en la espalda, tres están sanando rápidamente y una está un poco hinchada. Sobre sus dientes también realizaron una revisión, ya que los delanteros los tiene “tirados”, por lo que ya encontraron un especialista veterinario que lo pueda arreglar. Tiene heridas en sus oídos, pero también están sanando.

Una de las lesiones que tenía en la espalda la sufrió 4 o 6 meses antes y aún sangraba cuando lo encontraron.

Los mensajes en la página oficial tampoco se hacen esperar por parte de las personas que estuvieron siguiendo esta historia. “En un mundo tan lleno de crueldad y despreocupación con los animales, esta noticia es un regalo para mi corazón. Gracias por su bondad”, “Arthur se convirtió en mi mascota virtual”, “La historia de Arthur es lo máximo”, entre otros que expresan su emoción con el equipo que optó por quedarse al can.

“Su carácter es muy juguetón y él muy feliz. Al mismo tiempo es muy agradable y responsable con los niños pequeños. Arthur no ha sufrido ninguna agresión, es muy atlético y salta a las mesas como un gato. En unos día subiremos algunas fotos”, concluyen.