Advertencia, imágenes fuertes

Ciudad de México, 5 de diciembre (SinEmbargo).– Las imágenes son estremecedoras: un hombre se incendia a sí mismo con la ayuda de sus compañeros frente al Palacio Legislativo de Tuxla Gutierrez, Chiapas, para exigir la liberación del activista Florentino Gómez Girón. Durante medio minuto que parece eterno se convierte en una antorcha humana hasta que sus compañeros logran tumbarlo y apagarlo con arena.

Se trata de Agustín Gómez Pérez, un joven campesino y familiar del dirigente rural. Él y otro grupo de militantes, pertenecientes al Frente Ricardo Flores Magón inspirado en las ideas anarquistas del revolucionario mexicano, mantienen una protesta frente al Congreso desde el 10 de noviembre.

El 27 del mismo mes se cosieron los labios en señal de protesta. Otros cinco hicieron huelga de hambre. El 2 de diciembre se crucificaron. Reivindican la excarcelación de Florentino, preso desde el pasado mayo acusado de robar ganado.

Los inconformes denuncian que hay una “indiferencia gubernamental”, sumada al hostigamiento policiaco y la amenaza de desalojarlos con la fuerza pública. El Frente Ricardo Flores Magón asegura que Florentino Gómez es inocente y su detención es un acto de represalia por la participación de la organización en diversas manifestaciones en el estado que gobierna Manuel Velasco Coello.

Los paramédicos lo trasladaron al hospital agónico. Su estado fue reportado como grave. Los manifestantes continúan protestando fuera del Congreso.

De acuerdo con datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Ceneval), del 2012, en Chiapas existe un rezago educativo del 33.5 por ciento; carencia de acceso a la salud de un 24.9 y carencia de seguridad social de un 83.3.

Foto: Cuartoscuro.

Foto: Cuartoscuro.

FAMILIARES SE COSEN LOS LABIOS Y SE CRUCIFICAN

Gómez Girón ha luchado por la defensa de los derechos humanos y su territorio desde el año de 1994. Foto: Twitter de Víctor Lara.

Gómez Girón ha luchado por la defensa de los derechos humanos y su territorio desde el año de 1994. Foto: Twitter de Víctor Lara.

Familiares de Florentino Gómez Girón, líder comunitario detenido en mayo pasado al término de una marcha y acusado de robo de ganado, se cosieron los labios y se sumaron a la huelga de hambre que mantienen integrantes del Frente Ricardo Flores Magón en las puertas del Congreso del estado de Chiapas.

Días después, se crucificaron frente al Congreso estatal.

Florentino es maestro y activista social del municipio de Ixtapa. El pasado 1 de mayo, denunciaron organizaciones sociales, fue detenido por policías estatales vestidos de civiles luego que participara en una manifestación celebrada en la capital de Chiapas, convocada por maestros sindicalizados. Girón enfrenta cargos por abigeato (robo de ganado) y robo de una “cadena”.

“Nuestro compañero Florentino, dirigente regional, siempre nos acompañó en la defensa de nuestros derechos como pueblo. Nunca ha aceptado los sobornos ni las condiciones a las cuales los tres niveles de gobierno han querido someterlo”, aseveró la agrupación en un comunicado de prensa.

De acuerdo con los grupos sociales que exigen su libertad, Gómez Girón ha luchado por la defensa de los derechos humanos y su territorio desde el año de 1994. Coordina en su comunidad, Chigtón, la resistencia a las altas tarifas de energía eléctrica en su municipio. También ha manifestado abiertamente su solidaridad a presos políticos en Chiapas.

Frente al Congreso de Chiapas, Viviana Gómez Girón y Lucy Sánchez Díaz, hermana y nuera del dirigente, se sumaron a la protesta que iniciaron el martes Pedro y Aníbal Gómez, hijos del detenido, y se cosieron los labios.

El Frente informó que desde el pasado 10 de noviembre varios de sus miembros instalaron un plantón frente al Congreso local, sin que hasta la fecha haya sido atendida su demanda de que sea liberado el dirigente campesino.

Familiares crucificados. Foto: Cuartoscuro.

Familiares crucificados. Foto: Cuartoscuro.