En esta magnífica novela gráfica, Fermín Solís retrata un momento decisivo en la vida del gran director Luis Buñuel: el dilema entre cultivar el arte por el arte o servirse de él como un medio para transformar la sociedad.

Por Langosta Literaria

Ciudad de México, 5 de diciembre (LangostaLiteraria).- Luis Buñuel es uno de los cineastas más emblemáticos en el mundo cinematográfico, y es que sus películas han sido un referente para muchos otros directores a lo largo del tiempo.

De origen español, pero naturalizado mexicano, filmó gran parte de su obra en México y Francia, y en 1929 su ópera prima como director, Un perro andaluz, la cual escribió junto con Salvador Dalí, marcó un parteaguas para el surrealismo.

Sin duda, la vida de Buñuel ha sido ampliamente revisada, estudiada y registrada en diversos libros y documentales, y uno de ellos es la novela gráfica Buñuel en el laberinto de las tortugas, de Fermín Solís, en la cual retrata uno de los momentos más importantes en la carrera del cineasta.

Hablamos del año 1932, cuando Buñuel rodó en Extremadura su tercer trabajo como director, Las Hurdes, tierra sin pan, una de las películas malditas de su filmografía y documental pionero en España. Buñuel en el laberinto de las tortugas es considerada una de las obras maestras del cómic español del siglo XXI y refleja el dilema de Buñuel entre cultivar el arte por el arte o servirse de él como un medio para transformar la sociedad.

Además, esta magnífica obra también fue adaptada a la pantalla grande en 2018, por Eligio R. Montero y Salvador Simó, la cual acaba de estrenarse en algunos cines de nuestro país. Si quieres saber más, te dejamos el tráiler de la película y, por supuesto, un poco de lo que podrás disfrutar en la novela gráfica que la inspiró.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE LANGOSTA LITERARIA. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.