Mundo
RT

Miembros de una secta estarán 50 años presos por matar a embarazada y niños en Panamá

05/12/2021 - 11:33 am

Entre los sentenciados se encuentran el abuelo y otros familiares de los niños que fueron asesinados como consecuencia de los golpes propinados con palos, biblias y machetes.

Ciudad de México, 5 de diciembre (RT).- Siete miembros de una secta religiosa fueron condenados en Panamá a la pena máxima de 50 años de prisión por asesinar a una mujer embarazada y a seis niños como parte de un culto, informa un comunicado del Ministerio Público del país publicado este viernes.

Los hechos tuvieron lugar en la comunidad indígena de El Terrón el 14 de enero de 2020 y se descubrieron cuando un hombre denunció la desaparición de su familia. Su mujer y cinco de sus hijos se encontraron entre las siete víctimas que las autoridades hallaron en una fosa clandestina.

De acuerdo con las autoridades, las víctimas murieron como consecuencia de los golpes propinados con palos, biblias y machetes por parte de todos los condenados. Los menores tenían entre uno y 17 años de edad.

Los hechos tuvieron lugar en la comunidad indígena de El Terrón el 14 de enero de 2020. Foto: Twitter vía @PGN_PANAMA

Entre los integrantes de la secta “La Nueva Luz de Dios” se encontraban el abuelo y otros familiares de los niños asesinados.

Adicional a estas personas condenadas, los otros dos integrantes de la secta acusados de estos crímenes accedieron a un acuerdo de pena por el que aceptaron su responsabilidad y fueron sentenciados a 47 años de prisión.

FOSA COMÚN CON PRESUNTAS VÍCTIMAS DE SECTA RELIGIOSA

El Ministerio Público de Panamá informó en septiembre de 2020 del hallazgo de una fosa común clandestina en una zona boscosa de la comarca indígena Ngäbe Buglé, al noroeste del país, en la que se encontraron restos óseos humanos.

Luego de llevar a cabo tareas de exhumación de los cuerpos, el Fiscal del distrito Ñürüm, Azael Tugrí, señaló que aún no se ha podido determinar la identidad, la cantidad, ni el sexo de los fallecidos, que serán establecidos mediante estudios forenses.

Las autoridades sospechaban que la fosa pudo haber sido utilizada por una secta religiosa que opera en la zona, en un sitio montañoso de difícil acceso, atravesado por ríos. Los funcionarios del Ministerio Público se trasladaron durante 10 horas a pie para llegar al lugar.

La Policía detuvo al supuesto líder de una secta religiosa, autodenominada “La Nueva Luz de Dios”. Se trata de un joven de 17 años acusado de abusos físicos y sexuales contra media docena de personas, tres de ellas menores de edad.

La organización fue desmantelada el pasado 15 de agosto. Hasta el momento, se ha logrado la detención de cinco de sus miembros, y el rescate de tres niños que tenían cautivos, de tres meses, 10 y 14 años de edad.

Anteriormente, en enero de ese año, fueron ubicados siete cadáveres, la mayoría infantes, en otra fosa común en la comunidad de Alto Terrón, en una zona remota de la misma comarca Ngäbe Buglé.

Las fuerzas especiales de la Policía panameña pudieron rescatar a otras 15 personas que dijeron haber sido secuestradas y sometidas por los miembros de la secta, mediante extraños rituales de “exorcismo”, que incluían ataques con machetes, palos y biblias, además del sacrificio de animales.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE RT. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas