México, 6 Ene. (Notimex).- Coronados con una mezcla de betún y mantequilla con variados sabores, los cupcakes comienzan a conquistar el paladar de los mexicanos.

Si bien dicen que al mexicano por su paladar se le conquista y quienes antes se conformaban con el clásico panque de la panadería de la esquina, ahora buscan un extra y los cupcakes han ocupado ese vacío que caracteriza a los mexicanos y se han posicionado entre los gustos de las personas.

Y aunque hay quienes afirman que a la hora de comer no importa el color o la forma, estos pastelitos han ocupado un lugar en el mercado de alimentos en México y registran crecimientos importantes.

El término cupcake fue acuñado por primera vez en 1828 en el libro de recetas de Eliza Leslie, autora de libros de cocina que provenía de la necesidad de establecer una medida estándar para elaborar pasteles.

En 1900 el postre adquirió popularidad debido a la facilidad de cocción y a partir de entonces ha estado presente.

Sin embargo, acostumbrados al sencillo panque de la panadería, que envuelto en papel rojo trae a cuenta los más gratos recuerdos de la infancia, el cupcake promete formar parte de los recuerdos que las personas tengan en el futuro.

Y la Cupcakería, que actualmente cuenta con 11 tiendas en México, busca posicionarse entre los exigentes paladares mexicanos que aplican el dicho “de la vista nace el amor”.

El diseño de las tiendas tiene gran colorido y recuerda a las fuentes de sodas de los años 50 del siglo pasado, sólo que con elementos de diseños más modernos y claros, mientras que las vitrinas llenas de luz dejan ver el por qué del crecimiento de estas tiendas que es la presentación apetitosa y colorida del cupcake.

A su vez, tienen una predominancia de colores pastel, que registraron gran auge durante la época de las crinolinas y de Elvis Presley, en contraste, el diseño de su mobiliario es moderno y la luz es cálida y abundante.

La empresa ciento por ciento mexicana, que con apenas un año y medio de haber abierto su primera tienda en la capital mexicana ya cuenta con 11 puntos de venta tanto en el Distrito Federal como en Guadalajara.

Al respecto, Conchita Valdez Aguilar, dueña de la cadena, que entrevistada por Notimex durante la inauguración de su nueva tienda en la colonia Condesa, señala que los cupcakes han logrado colocarse entre el gusto de la gente y aunque el concepto es relativamente nuevo en México se manifestó satisfecha de ser parte de una nueva forma de comer.

El cofundador de la Cupcakería, José Martín, comentó en entrevista que tras el crecimiento registrado están reconsiderando la apertura exponencial de tiendas, por lo que han reducido sus expectativas de crecimiento ya que consideran incrementar su calidad en los puntos de venta que ya existen que estar presentes en cada rincón del país.

Agregó que el aumento en los precios de los insumos, como lo ocurrido con el huevo en agosto pasado ha afectado a la compañía, pero buscan no escatimar en la calidad de los ingredientes al elaborar los pastelitos.

Dijo que otro de los secretos de su crecimiento es la presentación de los cupcakes, que son elaborados de forma artesanal, es que “a la gente le gusta que no nada más se vean bonitos, sino que también sepan rico”.

Se dice que los cupcakes son simples panques o magdalenas con un poco de color, sin embargo, a decir de Conchita Valdés, las recetas de la elaboración son diferentes desde el pan hasta el sabor que los corona y aunque la receta original proviene de Europa y se consolida en Estados Unidos, en el país se ha adaptado a los gustos de los paladares mexicanos.