Pruebas forenses determinaron que la congestión visceral generalizada que presentó, se debió a una asfixia por estrangulamiento. Foto: Cuartoscuro.

Familiares, organizaciones y la sociedad civil han cuestionado la detención de presunto homicida de Angélica Trinidad Romero Severiano. Foto: Cuartoscuro.

Ciudad de México, 6 de enero (SinEmbargo).– La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) solicitó a un juez girar órdenes de aprehensión contra el personal de la tienda Liverpool de Perisur que alteró el lugar donde fue hallada muerta la empleada Angélica Trinidad Romero Severiano, en noviembre pasado. Así lo informó el titular Rodolfo Ríos Garza, pero no dio a conocer si en la lista se encuentran altos ejecutivos de la cadena ni el número de detenciones que se pidieron.

“Lo que puedo comentar, derivado de la secrecía de la investigación, es que nosotros ya pusimos a consideración de un juez de que varias personas hubieran cometido algunos otros delitos. Por la propia secrecía no puedo revelar los nombres ni los cargos. Sólo diría que ya pusimos a consideración un juez”, informó el Procurador a medios de comunicación.

Ríos Garza dijo que a raíz de las investigaciones se pudo determinar que existió la intención por parte del personal de la tiende de alterar el lugar y las circunstancias en las que ocurrió la muerte de Angélica Trinidad Severino el pasado 16 de noviembre.

En entrevista con Radio Fórmula, el Procurador capitalino refirió que el médico que “asentó datos no eran acordes con la realidad en cuanto a la muerte de esta chica”, así como los encargados de contratar los servicios del galeno, pues propiciaron que las autoridades no tuvieran conocimiento de los hechos ocurridos en esa tienda.

El Procurador indicó que aún no se tiene la ubicación del médico, además refirió que no todos los involucrados en la muerte de Angélica Trinidad Romero Severiano son empleados de la tienda departamental.

El pasado 15 de noviembre, mientras miles de personas asistían a las tiendas departamentales para hacer sus compras del “Buen Fin”, una mujer fue asesinada en Liverpool del Centro Comercial Perisur, en el Distrito Federal. Su nombre era Angélica Trinidad Romero Severiano.

Hasta ahora, la empresa sólo ha dicho, a través de un comunicado, que tuvieron conocimiento inmediatamente después de darse cuenta del asesinato, mientras que la Procuraduría afirmó que fue hasta que la familia denunció, ya cuando el cuerpo se encontraba a una funeraria.

“Liverpool lamenta profundamente la pérdida de nuestra colaboradora Angélica Trinidad Romero Severiano, quien falleció el 16 de noviembre en la tienda Perisur, situación de la que tomó conocimiento la autoridad de inmediato”, destacó el comunicado de la cadena.

ASESINATO DE ANGÉLICA TRINIDAD

La muerte de la joven de 24 años pretendió ser ocultada por el consorcio, pero días después Ríos Garza anunció que habían detenido al presunto homicida de la trabajadora de limpieza.

Sin embargo, familiares, organizaciones y la sociedad civil cuestionaron la aprehensión de Marco Antonio Ochoa Almazán, auxiliar de mantenimiento de la tienda departamental, quien presuntamente tenía una relación con la víctima.

Omar Robles, primo de Angélica, denunció en entrevista para SinEmbargo que a más de un mes de iniciadas las investigaciones por la Procuraduría capitalina no se les ha permitido el acceso sobre el caso.

“No nos han querido dejar ver el expediente desde un mes a la fecha porque dicen las investigaciones siguen a su curso; sin embargo el Procurador dijo este día que ya terminaron”, dijo.

Por su parte, Rodolfo Domínguez Márquez, abogado del Observatorio Nacional del Feminicidio, afirmó que existe el temor de que la detención de Marco Antonio Ochoa Almazán se trate de un chivo expiatorio.

Domínguez Márquez precisó que el caso de Angelica Trinidad puede quedar en impunidad por las omisiones de la Procuraduría General de Justicia del DF. “No sólo hay irregularidades de la tienda en el caso, también hay irregularidades de la Procuraduría”, dijo.

El Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio ha documentado de enero de 2012 a agosto de 2013 un total de 191 asesinatos de mujeres, según cifras registrados por la Procuraduría capitalina.

En algunos de los casos existe la constante que si bien se tiene conocimiento de que 70 fueron investigados como feminicidio, las autoridades no dan información amplía sobre las razones, causas y motivos que dieron lugar al asesinato de estas mujeres.

EL ROBO DE LA BASE DE DATOS

Durante la víspera de la Nochebuena, Liverpool notificó a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) que fue víctima de “un intento de extorsión” por el robo de información de clientes y de su personal, con el fin de causar daños en su reputación.

En el comunicado, emitido el 24 de diciembre, la tienda calificó el suceso como de “bajo riesgo”, pero a pesar de ello, ya se trabajaba en reforzar las medidas de protección de los datos personales, pero a los clientes no se les ha informado sobre el crackeo informático y las medidas de seguridad que deben poner en marcha.

Actualmente, Liverpool es una de las cadenas departamentales con más presencia en México y es el tercer emisor de tarjetas de crédito con 3.5 millones de cuentas, según datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV). En este rubro sólo se encuentra por debajo de BBVA Bancomer y Banamex.

El sitio web de tecnología, FayerWayer informó el pasado 28 de diciembre que el grupo SicKillers se adjudicó la acción: “La principal razón entre todas es: Porque podemos y disfrutamos hacerlo. El alcance de este hack es un acceso total a su infraestructura, por seis años hemos estado accediendo y documentado cada mínima parte de sus sistemas; contamos con todas sus bases de datos, códigos fuentes, correos, datos e información de sus directivos y de los clientes”.

La página de Facebook de SicKillers fue eliminada. El grupo se autodenomina como “un grupo de activistas que pueden ayudar a esclarecer algunos acontecimientos sobre la empresa Liverpool, mucha información que han ocultado” .