Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo.

Marcha contra la reversión del programa de profesionalización en el Día de la Enfermera. Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo.

Ciudad de México, 6 de enero (SinEmbargo).–  Tras más de una hora de diálogo con tres funcionarias de la Secretaría de Salud (SS), la comisión de representantes de los trabajadores de enfermería, trabajo social y rehabilitación, que se movilizaron hoy en la Ciudad de México, informó que se acordó establecer una mesa de negociación el próximo 16 de enero, para revisar el pliego petitorio de los trabajadores inconformes.

La minuta que ambas partes firmaron plantea dos puntos: el establecimiento de la mesa de diálogo con autoridades que tengan facultad resolutiva del pliego petitorio, y que en el futuro se respete la representación de la comisión. Y es que tras la manifestación de esta tarde, y pese a que esperaban ser recibidos por la titular de la SS, Mercedes Juan, los enfermeros fueron atendidos tras una hora de discutir para que se les permitiera el ingreso a la sede de la SS.

La reunión se realizó entre una comisión de 20 trabajadores de distintas instancias de salud y las funcionarias María de las Nieves García, del congreso técnico de la SS, Graciela Román, directora general de Recursos Humanos, y Juana Jiménez, presidenta de la Comisión Permanente de Enfermería, informó Rafael Soto Cruz, enfermero rescindido desde hace 8 meses del IMSS.

Con la firma de la minuta, se eliminó la posibilidad de instalar un plantón frente a la SS, como había advertido la comisión previamente.

El pliego petitorio plantea como puntos principales la universalización de la licenciatura para todas las instituciones de salud; eliminar definitivamente la enmienda de la Convocatoria publicada el pasado 2 de diciembre; no represión contar los compañeros trabajadores; y establecer la mesa de diálogo con autoridades de la SS, pues no se reconocerá a otro interlocutor.

“Les dejamos claro que no vamos a permitir que rebajen la enfermería. Que ni con la pantomima que perpetraron en este momento se va a debilitar la fiera que tiene este movimiento. Por lo tanto no vamos a permitir que se nos vuelva a citar y no se nos reciba”, dijo Marcos Rojas, estudiante de Enfermería de la UAM Xochimilco.

MARCHA EN EL DÍA DE LA ENFERMERA 

En el marco de la conmemoración del Día de la Enfermera, cientos de ellas y ellos, así como estudiantes de Enfermería, trabajadores sociales y de rehabilitación, marcharon está tarde hacia la sede de la Secretaria de Salud federal, en protesta por la reversión del programa de profesionalización, cancelado el 3 de septiembre pasado. Además hay movilizaciones en 15 estados del país.

La movilización fue encabezada por representantes de las escuelas y centros de trabajo que participan en la marcha, todos integrados a la Asamblea Intergremial de Enfermeras, Trabajadoras Sociales y Terapistas Rehabilitadores (AIGETT).

Junto con ellos  participan contingentes de la Secretaria de Salud federal (SSa), la Escuela Nacional de Enfermería y Obstetricia (ENEO), escuelas de enfermería de Zaragoza, Iztacala, Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado. (ISSSTE), Desarrollo Integral de la Familia (DIF), Petróleos Mexicanos (Pemex), hospitales privados, Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Universidad Tecnológica de México (UNITEC), Instituto Politécnico Nacional (IPN,) Secretaría de Salud del Gobierno del Distrito Federal (GDF), escuelas incorporadas, Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), y en la retaguardia, organizaciones solidarias.

Antes de comenzar la marcha, Rufino Vázquez, representante de la AIGETT, expresó: “recuerden que la consigna de hoy es: Di no hay solución, haremos un plantón”.

Tras un estira y afloja con un funcionario de la Secretaria de Salud, que implicó varios ultimátums y un bloqueo temporal en la avenida Paseo de la Reforma, una comisión de representantes de los trabajadores de la AIGETT consiguieron ingresar a la sede de la dependencia federal, al término de la marcha que convocó esta tarde a miles de ellos en la Ciudad de México.

La reversión del programa de profesionalización fue el hecho que detonó el descontento en el gremio por las condiciones de trabajo en que labora el personal adscrito a los centros de salud del gobierno federal, y que abarcan las carencias de recursos materiales, desbasto de medicamentos, sobre carga de trabajo, bajos salarios, falta de seguridad y estabilidad laboral, además de equipo para ofrecer atención a los pacientes, tal como lo señaló la AIGETT en el pliego petitorio que elaboró, dirigido a la Secretaria de Salud del gobierno federal, Mercedes Juan López.

Ayer, Adriana Tavera, integrante de la Asamblea Intergremial de Enfermeras, dijo en entrevista para Radio Fórmula que “estamos hablando de 37 años, donde no hay plazas creadas en ninguna institución del país de licenciado en enfermería, las plazas que hay son de enfermos generales a nivel técnico. A los licenciados, el gobierno federal, nos da la oportunidad de participar por escalafón a las plazas mejores pagadas, pero son plazas de profesionales técnicos. En todo el país, en todas las instituciones de salud, no hay plazas creadas para licenciados en enfermería”.

En el año 2006 se inició el programa de profesionalización del sector salud con el fin de elevar la calidad de atención a pacientes y promover entre los empleados del gremio mejor salario a quienes tengan licenciatura o posgrado. El programa sólo se aplica en los hospitales de segundo y tercer nivel de la Secretaría de Salud (Ssa).

El 8 de enero de 2014 el Presidente Enrique Peña Nieto aseguró que lo ratificaría para que todas las instituciones del sector contaran con programas y mecanismos que aseguraran que quienes se dedican a esa actividad pudieran concluir sus estudios de posgrado, tuvieran acceso a mejores plazas y a un aumento de 20 a 25 por ciento en las becas a pasantes.

Sin embargo, el pasado 3 de septiembre, la Secretaria de Salud federal, Mercedes Juan López, emitió una convocatoria en el Diario Oficial de la Federación cancelando el compromiso presidencial que reconocía académica y monetariamente a los licenciados en enfermería, trabajadores sociales y terapistas.

Luego de la publicación comenzó una movilización del gremio de enfermeras en toda la República, en Twitter bajo el hashtag #TodosSomosEnfermeros, ciudadanos se solidarizaron con el sector. Ante estas reacciones, Mercedes Juan echó para atrás la convocatoria que modificaba las condiciones laborales de las enfermeras, sin embargo, el 2 de diciembre lanzó otra, la cual marcaba que algunos trabajadores de la salud podrían inscribirse al programa de profesionalización entre el 11 y 15 de diciembre, atravesándose un fin de semana en que no laboran las oficinas administrativas, lo que provocó el descontento de los empleados del sector salud que hizo emerger las nocivas condiciones de trabajo.

El pasado 3 de diciembre, un día después de que la nueva convocatoria fuera emitida, miembros de la Asamblea Intergremial de Enfermeras, Trabajadores Sociales, Terapeutas y Rehabilitadores Físicos realizaron una marcha en el Distrito Federal para solicitar una reunión con Mercedes Juan. En las oficinas de la dependencia les informaron que el día 10 serían recibidos por la titular de la dependencia. Ese día, revelan integrantes del gremio, llegaron a las oficinas y dijeron que no estaba.