El municipio tendría que pagar 27 millones de pesos durante los próximos tres años a 40 policías impuestos a través del Mando Único. Enrique Alonso Plascencia acusó al Gobernador de haberle quitado a los municipios mil millones de pesos de participaciones federales para seguridad.

El Alcalde de Tlaquiltenango, Enrique Alonso Plascencia. Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo

El Alcalde de Tlaquiltenango, Enrique Alonso Plascencia. Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo

Por Juan Luis García Hernández; Fotos: Francisco Cañedo, enviados

Tlaquiltenango, Morelos, 6 de enero (SinEmbargo).- El Mando Único aún enfrenta resistencia en Tlaquiltenango, un municipio al sur de Morelos en el que su Alcalde, Enrique Alonso Plascencia, aseguró hoy que no pagará sueldos a los 40 elementos del municipio si el Gobernador Graco Ramírez no los retira la localidad.

“Ellos pretenden que nosotros los paguemos y ellos los manden. Nosotros del erario público no vamos a pagar ni un solo centavo si no tenemos la supervisión sobre la seguridad de nuestro municipio. Es decir, ya es el descaro más grande, que aparte de tener ese tipo de delincuencia en nuestro municipio todavía les estemos pagando”, dijo Alonso en entrevista con SinEmbargo.

El Edil refirió que la problemática del Mando Único tiene relación con el dinero, y lo que el municipio considera un modelo “fallido” para combatir la inseguridad. Si Tlaquiltenango se pudiera salir del modelo serían 27 millones de pesos menos por tres años lo que no estaría administrando el Gobierno de Morelos, detalló.

Pedro Aragón Michaca, regidor por el PSD. Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo

Pedro Aragón Michaca, regidor por el PSD señaló que con el Mando único, el estado administrará los gastos para seguridad destinados al municipio. Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo

Por su parte, el regidor, Pedro Aragón Michaca, del Partido Socialdemócrata (PSD) de Morelos dijo que a partir del lunes, cuando el Gobernador decretó el Mando Único en 15 municipios dela entidad, será el Gobierno estatal el que administre las asignaciones para la seguridad del municipio.

A diferencia del Alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco Bravo, quien también se opuso al Mando Único en un primer momento, y que tras una reunión con el Gobernador declaró que estará dispuesto a ceder, Alonso Plascencia regresó a Tlaquiltenango este día de la capital del estado sin lograr un punto de conciliación.

“Yo soy del PRD (Partido de la Revolución Democrática), y el Gobernador es del PRD, pero eso no quiere decir que nos vamos a solapar el uno del otro. Nos encontramos con la triste realidad de que el señor Gobernador ha hecho caso omiso a las pruebas contundentes del fallido Mando Único,”, dijo mientras ocultaba su rostro con lentes oscuros y un tapabocas, que no se retiró durante la entrevista, argumentando causas médicas.

Eder Campo Domínguez,  regidor por el PRD. Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo

Eder Campo Domínguez, regidor por el PRD, aseguró que el muncipio hay extorsiones a los agricultores. Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo

LA DISPUTA POR LOS MILLONES

De la misma forma, que los cinco regidores del Cabildo, que tiene dentro de su jurisdicción 22 comunidades y ocho colonias, el Presidente Municipal aseguró que la población ha sido víctima de extorsiones y robos.

El Regidor del Partido del PRD, Eder Campo Domínguez, sostuvo que son los trabajadores agrícolas dedicados a la siembra de caña, el arroz y la cría de ganado, los principales afectados. “En ocasiones les quitan hasta 300 pesos. Con lo que ellos sobreviven es con la agricultura, pero aquí tener machete se ha vuelto un delito”.

Campo refirió no tener datos del total de los casos, pero aseguró que estos sucesos han sido recurrentes durante los últimos tres años. “Desde la entrada de Graco como Gobernador (el 1 de octubre del 2012)”.

Aragón Michaca explicó que fue el lunes que los regidores decidieron votar en contra de la renovación del Mando Único en la localidad, sin embargo, dijo que su partido, mismo que el de Cuauhtémoc Blanco, está dispuesto a buscar modelos mixtos en el municipio.

“Una solución para alivianar el malestar en la población sería que los elementos designados a Tlaquiltenango fueran meramente policías locales y no los muevan hacia otros lugares. En cambio ahora la confianza con la población se perdió. Viene gente de afuera”, dijo.

Tan sólo el año pasado el Gobierno estatal utilizó mil 200 millones de pesos para implementar el Mando Único, mediante la retención del 5 por ciento de las participaciones federales de los municipios. Enrique Alonso Plascencia acusó al Gobernador de haberle quitado a los municipios mil millones de pesos de participaciones federales para seguridad.

“Cuando él impone el Mando Único, nos ha dejado claro que le interesa mucho más los mil millones de pesos que nos han quitado”, dijo Alonso.

Alonso refirió que el municipio se mantiene firme en su decisión de continuar una controversia ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) con el fin de que se declare ilegal el acuerdo de Graco Ramírez de mantener el control de la policía en el municipio. “Confirmo que es una violación al artículo 115 y al 21 de la Constitución”, acusó.

El documento de la controversia presentada hoy ante la SCJN con el que se busca que se declare ilegal el acuerdo de Graco Ramírez de mantener el Mando Único en el municipio. Foto: Especial, SinEmbargo

El documento de la controversia presentada hoy ante la SCJN con el que se busca que se declare ilegal el acuerdo de Graco Ramírez de mantener el Mando Único en el municipio. Foto: Especial, SinEmbargo

Sólo Tequiltenango y Cuernavaca opusieron resistencia, pero no así, Temixco, Jojutla, Zacatepec, Emiliano Zapata, Ayala, Ocuituco, Xochitepec, Huitzilac, Jiutepec, Tlayacapan, Temoac, Jantetelco, Tepalcingo.

La Alcaldía refirió que no tiene conocimiento de presencia del crimen organizado en la zona. Sin embargo, un hecho similar a la reciente muerte de la Alcaldesa de Temixco, Gisela Mota Ocampo, por supuestos miembros del grupo de “Los Rojos”, sucedió en Tlaquiltenango cuando un comando armado asesinó al candidato por la Alcaldía del Partido Acción Nacional (PAN), Ignacio Carranza Domínguez, en enero del 2013.

Hace una semana Enrique Alonso tomó posesión de la Alcaldía. El político del PRD estuvo preso en Chiapas en el 2009 por tráfico de personas. Alonso fue detenido mientras intentaba ingresar al país a nueve guatemaltecos indocumentados por lo que la Procuraduría General de la República lo acuso de tráfico de personas ante un Juez Federal.

A pesar del antecedente, tres años después, Alonso era postulado por el partido del Sol Azteca como candidato a Alcalde, pero no fue sino hasta el 2015 que ganó ese cargo.