La imagen que ha circulado en redes sociales despertó una serie de críticas a la atención de pacientes que padecen COVID-19 en el Hospital de Urgencias “Enrique Cabrera”, de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México (Sedesa). Sin embargo, la dependencia capitalina explicó que el hombre fue atendido desde su llegada al lugar.

Ciudad de México, 6 de enero (SinEmbargo).– La fotografía puede interpretarse de cualquier manera. De hecho, eso sucedió: en las redes se dijo que el hombre aparece en el suelo, intubado en un hospital público, estaba allí debido a la saturación de hospitales por la pandemia. No es así. Llegó en paro y se desplomó. Los médicos no quisieron tardar segundos vitales y allí mismo lo atendieron. Por desgracia murió.

La imagen que ha circulado en redes sociales despertó una serie de críticas a la atención de pacientes que padecen COVID-19 en el Hospital de Urgencias “Enrique Cabrera”, de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México (Sedesa). Sin embargo, la dependencia capitalina explicó que el hombre fue atendido desde su llegada al lugar.

De acuerdo con lo dicho por las autoridades sanitarias, el paciente arribó a la clínica “por sus propios medios” durante la madrugada del martes 5 de enero. Tan sólo segundos después de que llegara, se cayó al suelo como consecuencia de un paro cardiorespiratorio.

“Enseguida perdió el conocimiento, cayó en paro cardiorespiratorio, por lo que para acelerar su atención, los médicos tomaron la decisión de hacer las maniobras de resucitación de manera inmediata estando en el piso”, se lee en el comunicado de la Secretaría de Salud capitalina.

La Sedesa informó que no se confirmó que el paciente tuviera COVID-19. Foto: Cuartoscuro.

Como parte de las maniobras rápidas, los médicos decidieron atender al hombre en el mismo lugar para no perder tiempo, por lo que trataron de resucitarlo en el suelo, donde yacía el paciente. A pesar de ello, los esfuerzos del personal de salud no funcionaron y el hombre perdió la vida.

La información emitida por la Sedesa señaló que al paciente no se le pudo aplicar la prueba para detectar el nuevo coronavirus, por ello se desconoce que su deceso esté ligado a dicha enfermedad, pero el hospital “Enrique Cabrera”, ubicado en la Alcaldía Álvaro Obregón, es sólo para pacientes COVID-19.

La dependencia capitalina explicó que la familia del hombre fallecido ya recibe la atención integral necesaria “de manos de las instituciones del Gobierno de la ciudad”.

Finalmente, recordó que se hacen balances diarios para revisar qué es lo que falta en equipo e infraestructura de cada hospital de la capital del país para atender de la mejor manera a las víctimas de esta nueva enfermedad. También indicó que el personal de salud que está en la primera línea de atención a la COVID “hace todo lo necesario” para salvar las vidas de todas y todos.

“Los trabajadores y trabajadoras de la salud que están en la primera línea de atención a la COVID, minuto a minuto, hacen todo lo necesario para salvar vidas y su labor es plenamente reconocida. Esta es y ha sido una instrucción directa de la Jefa de Gobierno y todo el sistema de Salud está en ello permanentemente”, terminó la Sedesa.

LA COVID-19 EN MÉXICO

Hasta el 5 de enero, México reportó 11 mil 271 nuevos casos y mil 065 nuevas muertes por la COVID-19, en las últimas 24 horas, para totalizar un millón 466 mil 490 contagios y 128 mil 822 fallecidos, informaron las autoridades de salud.

Los casos de coronavirus siguen en aumento en la Ciudad de México. Foto: Cuartoscuro.

Con estas cifras, México se mantiene como el cuarto país del mundo con más decesos por la pandemia, detrás de Estados Unidos, Brasil e India, según la Universidad Johns Hopkins.

Además, de acuerdo con esta misma institución, México es el decimotercer país del mundo en cuanto a número de contagios.

Desde el inicio de la pandemia, el 28 de febrero de 2020, en México han sido estudiados 3 millones 711 mil 777 pacientes que tuvieron un índice de positividad del 42 por ciento, informó el director de Epidemiología de México, José Luis Alomía, en conferencia de prensa.

Entre el conjunto de pacientes estudiados se tienen un millón 466 mil 490 que tuvieron un positivo a la infección viral, un millón 841 mil 820 con un resultado negativo y 403 mil 467 que se mantienen como casos sospechosos.

Además, el funcionario destacó que un millón 113 mil 137 pacientes son clasificados como personas recuperadas.

Las proyecciones de las autoridades mexicanas indican que en el país existen un millón 650 mil 632 casos estimados y señalaron que el 4 por ciento de ellos, que corresponden a 68 mil 767, son los que representan la epidemia activa en el país, al ser pacientes que desarrollaron sus síntomas en los últimos 14 días.

Apuntó que hasta la fecha, existe un total de 30 mil 715 camas para atención general, de las cuales 16 mil 306 están ocupadas y 14 mil 409 están disponibles, mientras que las camas con ventilador son 10 mil 298 con 5 mil 688 disponibles y 4 mil 610 ocupadas.

Alomía dijo que los estados con mayor ocupación de camas con ventilador son Ciudad de México (86 por ciento), Estado de México (82 por ciento) e Hidalgo (80 por ciento), las dos primeras, las entidades donde se ubica el foco de la pandemia.

OCUPACIÓN HOSPITALARIA EN CDMX

Desde el pasado 29 de diciembre, Claudia Sheinbaum, Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, dio a conocer que hay una ocupación hospitalaria del 83 por ciento en la capital, y reveló que en las últimas tres semanas hubo un incremento de contagios por COVID-19.

En videoconferencia de prensa, la mandataria también afirmó que debido a ese aumento de casos positivos, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) habilitó un área COVID en dos hospitales que originalmente no estaban dedicados a atender pacientes infectados de coronavirus. Del mismo modo, Citibanamex amplió su área COVID y comenzó la atención desde el miércoles 30 de diciembre.

“Estamos sobre el 83 por ciento de ocupación hospitalaria”, señaló Sheinbaum Pardo.

La pandemia de COVID-19 se ha agravado en los últimos dos meses debido a que los contagios siguen propagándose de manera inédita. Por ello, desde el pasado 19 de diciembre, los gobernadores del Valle de México regresaron a las entidades al Semáforo Rojo, como medida de prevención en un intento de reducir la cadena de contagio.

-Con información de EFE